HOLLYWOOD

Will Smith se ríe de sus 'memes lacrimógenos': "No estaba llorando"

Una imagen del actor durante la charla que mantuvo con su esposa Jada hace unos meses para hablar de su matrimonio se hizo viral y desencadenó bromas de todo tipo.

Will Smith se ríe de sus 'memes lacrimógenos': "No estaba llorando"

Will Smith es una de las estrellas con más caché de Hollywood, pero también uno de los actores de talla internacional que mejor ha conseguido a lo largo de su carrera ganarse la simpatía del público. El carisma y el buen humor del intérprete conforman algunos de los atributos que le han granjeado una presencia constante en los medios de comunicación y su popularidad no se resiente por muchos vendavales que le azoten.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Will Smith (@willsmith) el

En julio, el intérprete y su esposa, Jada Pinkett Smith, se vieron sumidos en un considerable escándalo cuando salió a la luz la relación extramatrimonial que había mantenido la actriz con el joven rapero August Alsina hace solo unos años. El matrimonio solventó la polémica decidiendo sentarse a charlar con sinceridad sobre su relación de pareja ante las cámaras del talk show que conduce ella, The Red Table Talk.

Y de entre todo el ruido que generó aquel vídeo, que se convirtió en el más visto de la historia de Facebook, ha quedado para la posteridad la ingente cantidad de memes que surgieron a raíz de una imagen de Smith en la que este aparecía con el rostro contraído y los ojos aparentemente lacrimógenos. El fotograma, que parecía recoger las turbulencias emocionales del actor en aquel complicado momento de honestidad matrimonial, dio pie a bromas y comentarios de todo tipo. Pero Smith ha demostrado ahora que él mismo es capaz de tomarse a risa todo aquello.

En una entrevista reciente con razón a la concesión que ha recibido la familia Smith del Premio Robin Williams Legacy of Laughter Award, el intérprete ha asegurado que encontró de lo más divertidos todos aquellos memes sobre su supuesta cara de dolor. Pero eso sí, también ha querido aclarar que no estaba llorando en aquel momento, explicando que la humedad de sus ojos es tan solo el resultado de "beber mucho café".

"Me deshidrato y los ojos se me ponen acuosos", ha manifestado, "sé que la gente piensa que estoy llorando todo el rato, pero no lo estoy". Smith también ha revelado que su esposa y él filmaron aquella famosa charla a medianoche y de forma un tanto apresurada porque al día siguiente tenían que coger un vuelo. "Deberíamos haberlo grabado de nuevo", apuntó Jada, también presente en la entrevista. "Al final, todo el mundo estaba en plan: 'Pobre Will'", reconoció el actor entre risas, demostrando, una vez más, que el mejor antídoto para quitarle peso a las cosas es saber reírse de uno mismo.