MASTERS 1.000 ROMA

Nadal: "La campaña de tierra mejora ahora drásticamente"

"Roma se queda en mi vitrina para el resto de mi vida y esto es lo positivo", dice Nadal, que descansará "un par de días", antes de prepararse para Roland Garros.

Nadal: "La campaña de tierra mejora ahora drásticamente"
DPA vía Europa Press

Feliz y satisfecho después de haber ganado por décima vez el Masters 1.000 de Roma y, además, ante Novak Djokovic, Rafa Nadal atendió a los medios de comunicación por vía telemática para transmitir sus emociones y las buenas vibraciones con las que encarará el último torneo de la campaña de tierra, Roland Garros.

¿Cuáles son sus sensaciones por este éxito?

Es muy satisfactorio y asombroso tener el trofeo conmigo aquí de nuevo, por décima vez. Es uno de los más importantes de mi carrera y quería que estuviera entre los más ganados con Roland Garros, Montecarlo y Barcelona. He tenido momentos muy positivos, de suerte, de sufrimiento, pero sobre todo, de sólido tenis, y en un momento muy importante para ganar el título.

¿Está especialmente contento con su drive?

He ido jugando mejor en ese aspecto en las dos últimas semanas y en la final ha sido positivo. Por momentos he podido cambiar el juego más veces desde la línea y he ido mejorando. El golpe ganador fue una solución que funcionó mejor que las dos anteriores semanas. Es un golpe muy importante para mí. Creo que ha sido una gran semana en ese sentido, con muchas horas en pista. Me siento bien, cansado, pero con una victoria muy satisfactoria.

¿Qué ocurrió en el segundo set?

En este tipo de partidos hay un poco de todo. Se sufre normalmente. Estaba mejor que él en el primer set y al principio del segundo, luego no convertí mis opciones de break e hice un juego terrible, perdí la concentración y me llego el 6-1. Pensé que tenía que volver a las sensaciones del principio del partido y jugué, creo, mejor en el tercero que el primero. Contra el viento siempre es difícil sacar y aprendí a aceptarlo, porque también ayuda para conseguir breaks.

Deseaba mucho el título, ¿eso le hizo estar más nervioso?

Lo quería, pero tampoco me puse mucha presión, siempre quiero ganar cada torneo y la motivación y la pasión para intentarlo siempre están ahí, aunque es verdad que este es uno de mis favoritos. Sé manejar eso, llevo casi 18 años en el circuito. Tengo experiencia.

Vaya lío con las líneas...

No quiero crear un problema con eso, pero es peligroso y estaba enfadado, porque estuve a punto de provocarme una lesión importante el otro día y en la final también. Casi me tuerzo el tobillo. Con esa velocidad a la que vas, una caída puede ser brutal, menos mal que solté la raqueta y pude ayudarme con la mano en la caída. Son de plástico y a veces se mueven y están más altas que la tierra.

¿Que va a hacer para preparar Roland Garros y que espera del torneo?

Es muy especial para mí, el más importante de mi carrera. Tengo que ir a casa, descansar un poco de todas estas horas de juego, un par de días, y empezar a trabajar. Debo confirmar las buenas sensaciones, he mejorado pero tengo que mejorar más y ser capaz de hacer esto cada día, eso me da confianza. Necesito trabajar, relajarme mentalmente y hacerlo bien.

¿Llega mejor que en 2019?

Ganar siempre te da un extra, pero el trabajo de preparación ya estaba hecho. Hice lo que tenía que hacer con un proceso lógico, hacia mejor. La victoria es un añadido bueno. Me llevo un título muy importante. De París ya hablaremos. La temporada de tierra antes no era ni mala ni buena, y ahora mejora drásticamente. He ganado dos títulos, con tendencia positiva, y tengo que trabajar un poco más, seguir perseverando en cosas que he hecho mucho mejor.

¿Hasta qué punto es importante haber ganado a Djokovic?

Ya se verá, lo que ocurra en el futuro no se sabe hasta que llega. A día de hoy he ganado un partido importante ante un gran rival, en un torneo de los mejores. No puedo pensar sólo en cuatro al año, el tenis va más allá de los Grand Slams. Vivo de mi día a día y semana a semana. Lo que signifique, ya lo veremos, aunque para la preparación es mejor. He ganado Roland Garros sin ganar antes aquí, y también el título, también perdí en ambas situaciones. Hay que estar preparado.

¿De dónde le viene esa manera de pensar?

En la vida, lo que no tiene solución no puedes lamentarlo. Hay que cambiar lo que se puede, lo que ha pasado ya no se puede arreglar. Puedo jugar mejor en lo que venga. Mi objetivo era ira a Roma y ganar. Vivimos del presente y si pierdes, en el futuro puedes ganar. Cuando ganas, te produce felicidad y tranquilidad, pero en dos semanas estaré nervioso y preocupado. Y si gano Roland Garros me preocupará Wimbledon. Roma se queda en mi vitrina para el resto de mi vida y esto es lo positivo. Día a día, trabajo e ilusión por lo siguiente, esa es la clave.