TENIS | DOHA

Kvitova vuelve a apartar del título a Muguruza en Doha

Petra Kvitova, una jugadora que se le atraganta a Muguruza (1-5), ganó de nuevo a la española en la final, como en 2018, para levantar el 28º título de su carrera.

Petra Kvitova es quizá, junto con Karolina Pliskova, la tenista que más se le atraganta a Garbiñe Muguruza. En 2018 ya le apartó del título en el Qatar Open, en una batalla que empezó con dominio de la española y acabó con remontada de la checa en tres sets. Este sábado, también en Doha, Kvitova volvió a poder con Muguruza, aunque esta vez lo hizo con más facilidad: 6-2 y 6-1 en 66 minutos. Una pena, porque Garbiñe venía de jugar tres notables partidos y además tuvo un inesperado día de descanso el viernes debido a la retirada de Victoria Azarenka por lesión antes del encuentro. Quizá a la postre no le vino bien quedarse sin jugar, nunca se sabe. Su balance contra la campeona es ahora de 1-5 y no le gana desde su primer encuentro, en las WTA Finals de 2015. 

Kvitova, que venía de ganar a Jessica Pegula por un doble 6-4, fue muy superior y se adaptó mejor a un día bastante ventoso. No en vano es una experta en finales. Está era la 38ª que jugaba y en ella levantó el 28º trofeo (dos de ellos en Wimbledon) de su brillante carrera. Ex número dos del mundo, llevaba sin triunfar desde Stuttgart en 2019 y al año pasado perdió la final, precisamente en Doha, contra Aryna Sabalenka. 

El partido no tuvo demasiada historia más allá de los cinco primeros juegos, cuando Muguruza tuvo dos opciones de break que no aprovechó. A partir de ahí, la jugadora nacida en Bilovec hace 30 años y actual número 10 del mundo, dominó completamente la situación a pesar de que Garbiñe tuvo algunas oportunidades de meterse de nuevo en la pelea. No fue así porque no tuvo su día, especialmente con el saque (45% de puntos ganados con primeros y 33% con segundos) y cometió muchos errores. Se adelantó en la segunda manga con su único break, pero tiró la ventaja inmediatamente por culpa de dos dobles faltas seguidas.

No pudo ser, pero la caraqueña se va de Qatar con la satisfacción de ser la tenista que más victorias acumula esta temporada (12) y con 115 puntos más para intentar escalar en el ranking (sigue 16ª), algo que sin duda necesita para evitar cuadros tan duros como los que se está encontrando. Además, ya ha disputado dos finales en lo poco que va de curso y las ha perdido con dos de las mejores jugadoras del circuito (en el Yarra Valley Classic cayó ante la actual número uno, Ashleigh Barty). La semana que viene la veremos en Dubai, también a Kvitova, aunque por caminos separados. Sólo podrían cruzarse en otra final.  

"No fue mi día"

"Creo que cometí demasiados errores y algunos momentos importantes no cayeron de mi lado y no tuve una idea clara de como jugar. No fue mi día, no entré en ritmo, ni pude dominar y ella se aprovechó de ello. Jugó muy sólida desde el fondo y yo no jugué limpia. Creo que las condiciones, el viento, me han ensuciado el juego. He de jugar mejor en los partidos decisivos. He ido siempre por detrás y ella ha despegado", explicó Muguruza en rueda de prensa, antes de afirmar que sus buenas sensaciones continúan intactas: "Independientemente del partido de hoy, creo que ha sido una buena semana. Probablemente hoy fue el partido de peor calidad que he jugado toda la semana, pero siento que mi nivel está ahí. Me llevo muchas cosas buenas de esta semana, aunque no me lleve el trofeo de campeona. Pero estoy contenta de haber hecho final". La caraqueña habló sobre la recuperación de su entrenadora, Conchita Martínez, contagiada de COVID: "Lo que veo es que está bien, con ganas de salir. Le tienen que hacer test y esperemos que entre hoy y mañana si todo va bien sepamos cuando puede salir. Espero poder contar con ella pronto".

Cuadro y resultados.