La magia del Tenis

Pasión por los cuatro costados

Autor: Carlos Coll Martínez
POR
Carlos Coll Martínez Twitter

LA MAGIA DEL TENIS

El desarrollo de la resiliencia en los tenistas más jóvenes

Descubre de qué manera los niños y adolescentes pueden mejorar su capacidad de adaptación ante situaciones adversas en una pista de tenis.

El desarrollo de la resiliencia en los tenistas más jóvenes

Seguramente, hayamos escuchado muchísimas veces el concepto de resiliencia no sólo en el ámbito deportivo, sino en muchos otros contextos. La Real Academia Española de la lengua contempla dos acepciones, pero, sin duda, nos quedamos con la que hace referencia a los seres animados. "Capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos".

Una vez acotada la definición del término, entendemos que la resiliencia es un factor que en el tenis resulta determinante. No es de extrañar que tengamos algún hijo, hermano pequeño, sobrino o ahijado que esté jugando al tenis, tomándoselo en serio, y necesite a alguien que sea capaz de orientarle. Para ello, vamos a ver una serie de consejos especialmente indicados para mejorar la resiliencia en los jugadores de tenis más jóvenes.

  • Desarrollo e implementación de procesos y entrenamientos para desarrollar la conectividad. Si tenemos la posibilidad de acompañar a un jugador a algún torneo, es muy recomendable que puedas identificar a otros jugadores con los que pueda practicar y crear un buen vínculo. Si no puedes estar junto a él pero tienes contactos de confianza en el lugar donde se celebra el evento, trata de que se conozcan y que pueda recibir algún consejo útil.
  • Expresión y desarrollo de la empatía. Si el jugador te está hablando sobre alguna vivencia que para él es importante, escúchalo con atención e intenta comprender y compartir sus sentimientos.
  • Planificación de objetivos. Es conveniente que nos sentemos a hablar sobre los objetivos que el jugador tiene y determinar de una manera honesta si los propósitos son realizables o no en un plazo estipulado.
  • Relaciones personales y con centros de enseñanza de tenis. Es necesario que consigamos que el jugador esté rodeado por gente válida que pueda ayudarle a progresar y a alcanzar sus objetivos, así como también a mejorar su capacidad de comunicación.
  • Oportunidades para el desarrollo de competencias emocionales. Debemos fomentar un ambiente en el que el jugador sea capaz de canalizar de una forma positiva todos los elogios y críticas que pueda recibir en relación con su rendimiento en pista.
  • Mejora de la autoestima y afrontamiento de diversas situaciones fuera de la pista. No está de más que el jugador lleve una libreta o un diario en el que exprese sus sentimientos y reflexiones para después poder llevar a cabo un plan de entendimiento y aceptación de emociones.
  • Desarrollo del sentido de la responsabilidad. De vez en cuando, nunca está de más que el propio jugador sea capaz de diseñar y dirigir su propia sesión de entrenamiento, con el objetivo de que pueda extrapolarlo a otras facetas de su vida y sea capaz de tomar decisiones y establecerse horarios por sí mismo.