Competición
  • Champions League
  • Hoy en As

Corazón Atlético

Luis Aragonés, Simeone y la afición son las mejores señas de identidad de un equipo diferente. Este rincón pretende expresar los sentimientos de un club que sigue peleando por estar en la élite mundial.

Autor: Manolete

Thomas está demostrando el compromiso que sigue sin enseñar Griezmann

Fue un gol para el recuerdo. Ya su partido ante el Alavés estaba siendo mejor que bueno formando pareja con Koke en el centro del campo y Thomas marcó un zapatazo por la escuadra que hasta los seguidores vitorianos lo aplaudieron. Luego Simeone le ensalzó, encumbró y sobre todo dejó claro que todavía tiene mucho camino por andar. El ghanés ha demostrado el compromiso con el Atlético que Lucas ni siquiera se lo planteó y por eso hizo las maletas para irse al Bayern. Nadie ha llorado su ausencia y en cambio el centrocampista ya ha tenido varias ofertas desde Italia (Inter) e Inglaterra (Guardiola lo desea para su City) y su respuesta ha sido siempre la misma. Está encantado de estar con los rojiblancos y entiende que de la mano del Cholo va a tener la mejor oportunidad para seguir creciendo en su vida deportiva. Incluso ha sido elegido el mejor jugador de su país. Unos gestos que siempre encantan a los aficionados y encima cuando el bloque lo necesita como lateral derecho cumple con notable. El lado opuesto sigue siendo Griezmann. Durante la semana pasada solamente supo por medio de sus redes sociales expresar su malestar por los rumores que le colocan fuera de la entidad. Hasta aseguró que amo estos colores, pero lo cierto es que sigue sin hablar de manera oficial que al menos para el año que viene va a seguir en el Metropolitano. Es algo que se necesita por parte de los directivos, a los que ha asegurado que va a seguir, pero la verdad es que nadie pone la mano en el fuego porque se cumpla esta postura. La realidad es que ahora, teniendo a Costa y Morata como referente ofensivos goza de libertad para enseñar sus virtudes y además los que mandan le han asegurado que el próximo proyecto deportivo seguirá siendo ambicioso y que la intención es conseguir la Champions, que es el caramelo que le siguen ofreciendo por ejemplo desde Barcelona.

Tras la inyección de moral del Alavés, llegan los compromisos contra el Girona en casa y del sábado a intentar la última baza que puede permitir pelear una Liga que suena como imposible. Los primeros son un reto, ya que desde que ascendieron no ha conseguido Simeone con sendos empates en los cinco partidos ligueros y encima este año los han eliminado de la Copa. Romper el maleficio serviría para acudir a Barcelona a dejarse el alma contra Messi, pensando en la Liga y siempre pensando que el Villarreal todavía pueda hacer una gracia. El que sigue soberbio es Oblak. Llegó al listón de los 200 partidos y lo mejor es que en 113 ha dejado su portería a cero y tiene a tiro de piedra igualar el récord de imbatibilidad de Abel con 118 encuentros. Está claro que sigue siendo de largo el auténtico líder del proyecto cholista y felicitar a los juveniles que ganaron su tercer título liguero. Las chicas también se impusieron al Betis y ahora tienen dos semanas para descansar por la selección y el filial sigue con el Fuenlabrada en lo alto de la clasificación. Está claro que las mejores noticias de este ejercicio son los canteranos y por eso el Atlético aprieta para tener a la mayor brevedad posible de tiempo su Ciudad Deportiva al lado del Metropolitano y aumentar su trabajo con las secciones inferiores.

0 Comentarios

Normas Mostrar

Webs de PRISA

cerrar ventana

© DIARIO AS, S.L.