¡Hey!

La figura de Shin-Chan; el juego de GBA que solo llegó a Japón y España

Shin-Chan
Shin-Chan

Tras el éxito de la serie en España, Atari Europe apostó por un juego inédito en el resto de Occidente: el primer juego de Shin-Chan fuera de Japón.

17 de febrero de 2021, termina el primer Nintendo Direct en año y medio. Una treintena de anuncios, opiniones contrastadas y, como suele ser habitual, mensajes de toda índole en foros y redes sociales. La columna de Tendencias de Twitter reflejaba nombres como #NintendoDirect, #SkywardSword y… ¿#ShinChan? Efectivamente, Shinnosuke Nohara, el icono de toda una generación de españoles nacidos a finales de los noventa y comienzos del presente siglo. Hubo un videojuego que el mundo no vio en ese Nintendo Direct, sino que solo se mostró en la retransmisión japonesa del mismo: Crayon Shin-chan: Ora to Hakase no Natsuyasumi – Owaranai Nanokakan no Tabi.

Hoy os hablamos de la importancia de Shin-Chan en España y cómo ese éxito derivó en la localización de un videojuego original de Japón exclusivamente en nuestro país: Shin-Chan: Aventuras en Cineland.

De dónde viene el nuevo juego de Shin-Chan

A partir de ahora referido como “el nuevo juego de Shin-Chan”, estamos ante una nueva entrega derivada de la serie Boku no Natsuyasumi, de Kaz Ayabe (también autor de Attack of the Friday Monsters, una tierna obra oculta del catálogo de Nintendo 3DS). Traducido como “Mis Vacaciones de Verano”, esta serie de títulos de Millenium Kitchen guardan una relación muy estrecha con su autor, una personalidad capaz de transmitir aquello que hemos visto y leído en multitud de series de anime y manga; con la salvedad de que aquí mandas tú, jugador, y tienes una única pretensión: dejarte llevar.

La premisa es muy sencilla: eres un joven de apenas nueve años, tu madre está a punto de dar a luz y, por tanto, estás a punto de ser hermano. Es entonces cuando te llevan al pueblo de tus tíos, en algún lugar del norte de Japón, y comienza tu aventura un 1 de agosto de 1975, con todo lo que ello implica. La casa, alejada de todo, se abastece mediante una vida muy agraria y natural. Comienzan tus 31 días de vacaciones de verano. Es el momento salir a investigar; cazar bichos con una red; acercarte al río y simplemente lavarte la cara; celebrar el hecho de tener alimentos para comer y cenar con tu familia. Y, cuando llega la noche, a la cama, que mañana será otro día.

Crayon Shin-chan: Ora to Hakase no Natsuyasumi – Owaranai Nanokakan no Tabi
Crayon Shin-chan: Ora to Hakase no Natsuyasumi – Owaranai Nanokakan no Tabi

Interfaz limpia, cámara estática en escenarios tridimensionales prerrenderizados, el sonido de los grillos, el latido de las maderas del hogar al caminar. Mañana, tarde y noche. No hay presiones, no pierdes ni ganas; solo avanzas, descubres, aprendes y das las gracias a aquellos que te rodean por estar ahí. De eso trata Boku no Natsuyasumi, de vivir. Una filosofía parecida a Animal Crossing, por lo que si os gusta la serie de Nintendo (u alternativas mucho más complejas y profundas como Stardew Valley o Harvest Moon), tomad nota de este nombre. El único problema es que ninguna de las entregas, publicadas en exclusiva en consolas PlayStation —se ambientan en universos paralelos, pero se repite la estructura en espacio; en las últimas iteraciones es 1985— salieron de Japón.

En este artículo publicado en Anait Games allá por 2014 se profundiza sobre los orígenes y propósitos creativos de los títulos de Boku no Natsuyasumi, recomendamos su lectura. La gracia de todo esto es que el nuevo videojuego de Shin-Chan es un Boku no Natsuyasumi, unas vacaciones de verano con la familia Nohara: pesca, bosques, captura de bichos. Misma orquesta, diferentes músicos.

Boku no Natsuyasumi
Boku no Natsuyasumi

Toda España habló de Shin-Chan; no es un personaje cualquiera

Volvemos a Twitter, 17 de febrero de 2021. Uno de los juegos favoritos del Nintendo Direct no se había presentado en España, tampoco en Estados Unidos. Kaz Ayabe, máximo responsable de Millenium Kitchen, ante la pregunta de un seguidor, expresó su voluntad por hacer todo lo posible por localizar el juego a Occidente. Sería, no obstante, su segundo título fuera de Japón. El primero fue Attack of the Firday Monsters para Nintendo 3DS, un título que forma parte de una compilación producida por Level-5, Guild02. La primera, Guild01, dio lugar a títulos como Weapon Shop de Omasse, Crimson Shroud o Liberation Maiden. Keiji Inafune, Kazuya Asano, Takemaru Abiko y Kaz Ayabe fueron los artistas partícipes en esta segunda compilación.

Ayabe es un perfil reconocido, muy particular por su manera de narrar, y ahora se le ha presentado la oportunidad más mediática de su carrera: trabajar con una licencia de calado internacional, un nombre que forma parte de la cultura japonesa. Eso sí, esta vez de la mano de Neos Corporation, que seguramente tenga algo que decir en la eventual localización.

Que Shin-Chan llamase tanto la atención ese día no es casualidad, puesto que España es uno de los países donde más hondo caló la idiosincrasia de Sinnosuke Nohara. En Latinoamérica también tuvo un largo recorrido durante la década inicial de los años 2000.

Luk Internacional, dueña de los derechos del personaje, probó en España con la emisión de las primeras temporadas a través de las cadenas autonómicas. Desde ETB pasando por Canal Noy o Castilla La Mancha Televisión y Telemadrid. Un camino constante que, desde finales de 2001 a verano de 2002, consagró el nombre de Shin-Chan en nada menos que cuatro lenguas diferentes; todas ellas parte de la riqueza cultural de este país: catalán, gallego, euskera y castellano. Aun con esas diferencias, no importó la lengua: Shin-Chan se convirtió en un auténtico éxito.

Las cadenas privadas no dejaron pasar la oportunidad de adquirir una serie de animación con un buen porcentaje de cuota de pantalla y que encajaría a la perfección con las franjas dedicadas a los más jóvenes. Es ahí donde entró en juego Antena 3 (el ahora grupo Atresmedia), que tras los 371 episodios de las autonómicas se hizo con todo lo producido y comenzó un romance de más de una década con el singular graciosillo y extrovertido de Kasukabe. Era diciembre de 2005.

En 2010, la cadena celebraba un lustro de grandes éxitos, especialmente en los públicos de entre 13 y 24 años o de 25 a 34 años. En su mejor época, Shin-Chan llegó a tener en España un 20% de cuota de pantalla; una auténtica barbaridad. Daba igual el día: se llegó a emitir los siete días de la semana. La fórmula de Los Simpson aplicada a la trabajadora familia de Saitama. Todo comenzó en Cataluña (como en la mayoría de series de anime de gran calado), pero en pocos años se había convertido en un fenómeno nacional; especialmente escudado en NEOX, de Antena 3, un canal dedicado al entretenimiento donde encontró su hogar definitivo.

Ese romance terminó en junio de 2018. Antena 3 no renueva los derechos después de trece años de forma ininterrumpida; pero la pausa duró poco. Aunque Luk Internacional lo intentó entre medias con algunos episodios de forma gratuita en YouTube, no sería hasta junio de 2019 cuando la privada FOX volviese a emitir todo, absolutamente todas las temporadas, más lo que se estaba produciendo en Japón en los últimos tiempos. 25 temporadas (más de 820 episodios, una película inédita) y un nuevo espacio, en definitiva, para un personaje que ya no supone lo mismo que hace quince años.

Shin-Chan: Aventuras en Cineland, una rareza para nosotros privilegiada

En medio de ese furor, con ningún videojuego de Shin-Chan a la venta lejos de Japón hasta la fecha, Atari Ibérica se hizo en exclusiva para España con un título desarrollado por Inti Creates y distribuido por Banpresto en abril de 2004: Shin-Chan: Aventuras en Cineland. Fue a finales de diciembre de 2005 cuando recibimos un título de acción y plataformas muy notable, disfrutable incluso si no tuviese esa licencia. Durante estos últimos días hemos estado jugándolo para recordar cómo se siente, y lo cierto es que aguanta el tipo con soltura.

Shin-Chan Aventuras en Cineland
Shin-Chan Aventuras en Cineland

En un momento actual, donde en ocasiones damos gracias por una localización digital y en inglés (en lo que han derivado sagas de largo recorrido como Ace Attorney), Shin-Chan: Aventuras en Cineland llegó con caja y cartucho, en perfecto castellano y localizando las bromas de la serie en su versión en castellano. Hubo un esfuerzo y una dedicación por respetar el producto. Pero insistimos: es un buen videojuego.

Especialmente vistoso en consolas GBA con pantalla retroiluminada o Game Boy Micro, se trata de un título con una paleta de colores muy sencilla, con colores generalmente planos; todo muy identificable y agradable. A partir de ahí, un juego de plataformas y acción efectivo con una trama tan inverosímil como convincente: la instalación de un parque de cines llamado Cineland. ¿Nuestro objetivo? Traer a Ultrahéroe al mundo real. Saltos; momentos al más puro shoot ‘em up disparando a criaturas vivas que no nos atrevemos a identificar; humor irreverente; guiños a las primeras películas del personaje (cerca de una decena de ellas); momentos de scroll lateral en constante avance; jefes de final de zona para cuál más extravagante…

Shin-Chan Aventuras en Cineland
Shin-Chan Aventuras en Cineland

Si a eso sumamos los trajes disponibles, que otorgan habilidades, o la participación de personajes como Hiroshi o Nevado para desbloquear zonas del escenario, lo cierto es que es una experiencia muy amena también ahora, tres lustrosmás tarde. Si bien hay que perdonarle el diseño de sonido, con una música de fondo algo atosigante y repetitiva, el apartado audiovisual se compensa con unas animaciones fieles a la obra del autor.

Shin-Chan: Aventuras en Cineland fue el primer gran homenaje a la figura Shinnosuke Nohara en forma de videojuego que tuvimos en España, el inicio de una sucesión de títulos donde está también su remake para Nintendo DS (Shin-Chan: Aventuras de Cine; 505 Games), cuya distribución fue más dilatada y contó con aún más películas en forma de niveles, un total de quince.

Quién sabe si el nuevo juego de Shin-Chan para Nintendo Switch llegará o no a Occidente; en caso de que así sea, seguramente no faltarán apoyos en un país que, por raro que parezca, tuvo el modesto privilegio de contar un juego localizado en exclusiva hace ya más de quince años.

Shinchan Aventuras en Cineland

El personaje más joven y descarado de la televisión llega a GameBoy Advance en una aventura realmente divertida y sorprendente
Shinchan Aventuras en Cineland