BeTech: noticias de tecnología

MICROSOFT

El adiós a Internet Explorer y Edge en Windows 10 llegará en otoño de 2021

Microsoft no dará más soporte a sus viejos navegadores de Internet a partir de la veersión 21H2 de Windows 10.

edge explorer

Microsoft ha tenido muchos problemas en los últimos años con sus navegadores de Internet. Si te mencionamos Internet Explorer puede que te acuerdes como tu primer software para entrar en la Red, incluso puede que lo hayas usado recientemente. Pero es un hecho que se ha quedado tan atrás como la antigua versión de Edge, que tenía el mismo problema de rapidez y seguridad. Los de Redmond han pensado que no pueden tener tres clones para lo mismo y por eso Internet Explorer y Edge desaparecerán en otoño de este año.

Recuerdos de Internet Explorer

Muchos recuerdan con cariño aquellas primeras visitas a la Red de la mano de una aplicación con una ‘E’ partida por una elipse. A veces, por aquel entonces había pocas opciones: o tenías Explorer, Safari en el caso de Mac o Firefox como independiente. Los que se quedaron con Explorer se quedaron a la espera de algo mejor con los años, sobre todo con la llegada de Google con Chrome, que dio un golpe sobre la mesa con su gran velocidad.

Con la llegada de Windows 10 Edge prometía mejorar lo que su antepasado traía, pero heredó su pesadez a la hora de cargar. No ha sido hasta el año pasado cuando hemos tenido una versión de Edge mucho mejor que lo visto hasta ahora y por eso Microsoft borrará el antiguo Edge e Internet Explorer de tu ordenador si todavía no lo has hecho.

edge

Solo un Edge a partir de otoño

Con tres aplicaciones para lo mismo los de Redmond quieren quitar lo viejo de un plumazo. Esto supone que la versión antigua de Edge e Internet Explorer quedarán obsoletas a partir de la versión 21H2 de Windows 10. Será entonces cuando el sistema operativo reciba otra gran actualización, tanto que se centrará en las novedades de este y dejará sin soporte a los antiguos navegadores.

Esto supone un problema importante para todos los usuarios, si es que los hay, de estos programas. Y es que cuando un software se queda sin soporte no solo se acaban las mejoras de rendimiento, también las de seguridad. Por lo tanto, todos aquellos que usen alguno de los programas anteriores después de otoño quedarán expuestos a ciberataques. Esto por no hablar de que la compatibilidad con los servicios en la nube de la propia Microsoft quedará cancelados si usas Internet Explorer o el viejo Edge.