Miles de opciones

Los mejores juegos gratis de PC, Steam y más de 2020

Te traemos un listado con los mejores juegos gratuitos de PC, Steam, Epic Games Store y más de este 2020. Te explicamos cómo y dónde jugarlos y mucho más.

Puede que hayas visto este reportaje en las páginas de Meristation y te hayas animado a entrar, pero lo más probable es que estés aquí porque una tarde ociosa hayas buscado en el buscador “juegos gratis” y (con fortuna) hayas aterrizado aquí. En cualquier caso, aparte de darte la bienvenida, queremos ofrecerte algo un tanto diferente. Casi todas las revistas de videojuegos tienen reportajes de juegos gratis (esta misma revista de hecho ha publicado varios a lo largo de los años) es un tema popular que siempre despierta interés y curiosidad en un amplio abanico de jugadores veteranos y noveles. Pero la mayoría de reportajes de este tipo se limita a soltar un chorro más o menos largo de nombres -casi todos los mismos-, con una descripción, y ya. Sin quitarle mérito al trabajo que llevan estos textos y su utilidad para miles de lectores, queremos hacer algo diferente con este artículo.

Daremos algunos nombres propios, sí, pero además de eso vamos a explicar las diferentes alternativas que tiene el jugador de PC para jugar de forma gratuita, los lugares de referencia, las diferencias entre los modelos de pago y, en definitiva, no sólo vamos a dejar un listado de nombres, también vamos a “enseñar a pescar”, dejando los medios para que el lector pueda iniciar su propia búsqueda de juegos gratuitos y encontrar lo que está buscando, pues las alternativas son muchas y van más allá de los Fortnite o los DOTA de turno.

“Gratis” no significa lo mismo en todos lados

Para los que lleguen completamente de nuevas y no estén familiarizados con este tema, algunas nociones básicas. Lo primero es que, sí, con un ordenador puedes jugar a miles de juegos completamente gratis (de forma legal). Pero hay diferentes tipos de “gratis” que se podrían clasificar por su nombre en inglés: “Free to Play”, “Pay What You Want” y “Free”. Los “Free to Play” o “F2P” son juegos a los que puedes jugar de forma gratuita, pero que tienen opciones de pago, bien para acceder a cierto contenido, bien para desbloquear personajes o skins, o bien para progresar más rápido, dependiendo del juego y su modelo que es algo que hay que investigar bien antes de invertir mucho tiempo en él. Los “Pay What You Want”, son títulos con pago voluntario de corte indie y experimental, realizados por desarrolladores que están aprendiendo, experimentando o que simplemente les apetecía embarcarse en un proyecto pequeño y rápido, sin todo el bagaje que supone lanzarse al mercado; son completamente gratuitos pero, opcionalmente, si estás muy satisfecho con la experiencia o piensas simplemente que se lo merecen, puedes dejarles una propina por el trabajo realizado. En la tercera categoría están los “free” o juegos freeware, juegos gratis sin más, que pueden ser títulos que sus creadores han dejado de forma gratuita por cualquier motivo -búsqueda de notoriedad para futuros proyectos, amor al arte…- o juegos que fueron de pago en el pasado pero que ahora sus responsables dejan como gratuitos al entender que su ciclo comercial ha finalizado.

Doom, juegos gratis, shareware
Doom fue la gran bandera del movimiento shareware

No son las únicas alternativas para jugar gratis en PC. En el pasado se hizo muy popular lo que se vino a denominar “shareware”, códigos que se distribuían de forma gratuita con una porción del juego disponible y que dejaban la posibilidad de desbloquear el juego completo mediante pago si el interesado había disfrutado la experiencia; clásicos como Doom nacieron como parte de este fenómeno. Su equivalente actual estaría en algunos MMORPG como World of Warcraft o Final Fantasy XIV, que permiten jugar de forma gratuita con hasta cierto nivel antes de empezar a pedir una cuota mensual para seguir. Luego están las demos, muy populares hace unos años incluso para grandes producciones, pero que ahora se han quedado en un papel más pequeño -aunque siguen siendo una alternativa interesante para probar una gran variedad de producciones modestas-. Y por último está la iteración más actual de la demo, que son limitadas en el tiempo y que sí incluyen juegos más comerciales y de naturaleza multijugador -en Steam suelen haber una o varias de estas demos temporales cada fin de semana-. En todo caso, recordad que en el capítulo de las demos, durante estos días podéis acceder a Steam para poder jugar a distintos juegos que estarán disponibles de manera limitada sobre juegos que llegarán próximamente. Es el caso de la demo de Windjammers 2, que se encuentra disponible hasta el 22 de junio, pero irán publicándose más durante estos días de verano. Lo mejor para acceder a este tipo de contenidos es estar atentos a las novedades que se vayan anunciando en los distintos eventos relacionados que van saliendo durante estas semanas.

Los juegos gratis de PC más populares

Estos son algunos de juegos gratuitos más jugados y populares del momento, con esos nombres sobradamente conocidos por muchos pero que conviene tener presentes para los nuevos lectores que se incorporen y quieran conocer opciones inmediatas.

Fortnite: Battle Royale

Un auténtico fenómeno que reúne a millones de jugadores y espectadores cada semana. Fortnite en realidad está compuesto por dos partes: Save the World, el concepto original de pago, que es una mezcla entre juego de disparos por equipos y Minecraft, y Battle Royale, que es la parte gratuita (y a la que juega la inmensa mayoría de la base de usuarios), que es un todos contra todos entre 100 jugadores en el que el objetivo es ser el único superviviente. Su tono desenfadado, su dinamismo, lo fácil que es empezar a jugar y la gran flexibilidad que otorga el sistema de construcción son algunos de los rasgos que lo distinguen de los demás. El modo Battle Royale es, como decíamos, gratuito con micropagos de carácter puramente estético.

League of Legends

El juego que desató la fiebre por los MOBA, sabiendo aprovechar la popularidad del mod Defense of the Ancients para Warcraft III y reinterpretando sus ideas para llevarlas al gran público. De esa raíz ha nacido un juego de alcance global, cuyo mundo y personajes siguen en permanente expansión conceptual y estética. Es un juego exigente para empezar, ya que haces equipo con otros cuatro jugadores y te enfrentas a otros cinco, eligiendo entre una amplia gama de personajes con habilidades únicas, por lo que es fácil sentirse desbordado ante todas las posibilidades, detalles que aprender y el propio ritmo de la batalla. Eso sí, una vez dentro, es un título de los que te dejan años atrapado. Es gratuito y puedes jugar años sin pagar un euro, pero hay que acumular “esencia azul” ingame, o pagar, si quieres jugar con un campeón específico. La selección de campeones gratuitos va cambiando y es perfectamente funcional jugar con ellos, pero para poder elegir necesitas tiempo o la vía rápida de pagar.

DOTA 2

IceFrog, uno de los principales creativos detrás del mod Defense of the Ancients, fichó por Valve para crear DOTA 2, el gran rival de League of Legends en el género MOBA y la alternativa más establecida al mismo. El concepto es el mismo: dos equipos de cinco enfrentados en un mapa, con el objetivo de acabar con las defensas rivales y acabar con su base. Es todavía más complejo que su rival, más estratégico y con numerosos conceptos que hay que aprender para ser competitivo, pero igualmente irresistible una vez que se domina y tienes un equipo estable con el que jugar. Al diferencia LOL, en DOTA 2 y puedes acceder a cualquier campeón de entre los 117 que hay sin poner dinero, aunque pagar una suscripción mensual tiene ciertas ventajas como el acceso al torneo amateur de pago Battle Cup y un asistente de juego que puede marcar la diferencia a la hora de tomar buenas decisiones en tu partida y trayectoria -no es para nada imprescindible, pero si tienes claro que vas a jugar DOTA 2 durante un buen tiempo, puede ser un servicio útil-.

SMITE

Dota 2 y League of Legends son las dos grandes alternativas dentro del MOBA/ARTS, pero no son las únicas. SMITE ha conseguido hacerse con un hueco apostando por valores propios que lo convierten en una alternativa sólida y suficientemente independiente. Una cámara y un sistema de control diferentes, más centrados en dar acción directa al jugador, dan al título una personalidad distinta frente a la acción cuasi RTS de los dos anteriores. También resulta más vistoso y espectacular, con grandes poderes desplegados por parte de los dioses protagonistas en los combates. El juego sigue un modelo parecido al de LOL, con una “rotación gratuita” que nos permite jugar gratis con una parte de la plantilla, además de la posibilidad de pagar para conseguir acceso directo a todos los personajes.

Hearthstone

Blizzard sorprendió con su intenso juego de cartas, un referente en el género. Partidas rápidas, a veces fugaces que siempre dejan con ganas de “una más”, multitud de posibilidades para configurar tu baraja, un estilo de juego en el que la carta adecuada en el momento adecuado puede cambiar el rumbo de la partida -aunque la virtud de esto es debatible entre los jugadores más avanzados-, y una efectiva presentación tanto en PC como en tablets. Un jugador puede avanzar razonablemente sin pagar, pero los que pagan pueden completar barajas antes, tener más opciones y acceder a las últimas estrategias más rápido que los que no lo hacen. Pero al mismo tiempo, muchas de las barajas más potentes históricamente están compuestas por cartas bastantes accesibles jugando de forma gratuita -con algunas excepciones-. Por lo que es un debate abierto, aunque todo el mundo puede estar de acuerdo de que para comenzar y pensando en un juego casual, es un título que se puede considerar gratuito.

World of Tanks

Otro clásico jugado por millones de usuarios es el título de Wargaming, que sigue estando tan de actualidad como siempre -acompañado además de sus “primos” World of Warplanes y World of Warships-. Este F2P pasa por una fórmula rápida, inmediata accesible y divertida, con una gran cantidad de tanques de diferente tipo a nuestra disposición con los que competir en tensas batallas contra otros jugadores. Además, aunque no tiene ínfulas de simulador, incluye cierto atractivo para los amantes de la historia bélica por incluir localizaciones y tanques propios de la 2ª Guerra Mundial. Con dinero puedes desbloquear tanques “premium”, comprar equipamiento y munición especial que te dan, técnicamente, ventaja frente a otros jugadores, pero nada de eso te dará una victoria frente a un jugador veterano, o esa es la teoría al menos.

Warframe

Otro F2P que merece mucho la pena probar es este título de acción futurista en el que manejamos lo que se puede definir como “cyber-ninjas espaciales”, realizando misiones en solitario o cooperativas contra enemigos controlados por la IA. Contamos con una gran variedad de clases con habilidades distintas, pero caracterizadas por su gran agilidad que nos permite caminar por las paredes, deslizarnos y realizar todo tipo de piruetas para evitar a enemigos o esquivar sus ataques, una característica que le da un aire distintivo frente a otros shooters más concentrados en disparar. Con una estética muy efectiva y una muy considerable cantidad de contenido siempre en crecimiento, Warframe es un juego diferente y de mucha calidad que nos puede tener entretenidos durante decenas de horas.

Destiny 2

El paso de Destiny 2 a un modelo base de F2P es una gran noticia para todos aquellos que están buscando un shooter de calidad para jugar en sus horas libres. Con el sello de Bungie, que garantia acción pulida y muy divertida, Destiny 2 ofrece una gran cantidad de contenido, una historia interesante contada al nivel que se espera de un AAA, unos valores de producción muy altos y amplias posibilidades de juego tanto en solitario, competitivo o competitivo. Si decides que la experiencia base te ha convencido, puedes decidir adquirir las expansiones: Forsaken y Shadowkeep, que sí son de pago.

Dauntless

Inspirados claramente en Monster Hunter, Dauntless es una alternativa F2P al juego de Capcom cortada bajo un patrón similar: un grupo de cazadores manejados por el jugador contra una gran y poderosa criatura. A cada caza completada tendremos más recursos con los que seguir avanzando y progresando, abriendo diferentes estilos de combate dependiendo de nuestro equipamiento. Cuenta además con la ventaja de que es crossplay con prácticamente todos los sistemas -incluyendo móviles en el futuro próximo- por lo que es más fácil poder jugar con tu grupo en cualquier circunstancia.

Path of Exile

El juego que, para muchos, ha conseguido destronar a Diablo de la cúspide del género. Path of Exile es un F2P desarrollado por aficionados al género, y se nota. Capta como ninguno esa esencia de Diablo II que se le escapó a la propia Blizzard en su secuela, cuenta con una cantidad ingente de contenido, un enorme árbol de desarrollo y un modelo de pago que se puede considerar “justo” y que no impide disfrutarlo sin poner un euro. Además de la gran cantidad de contenido que ya tiene, en el futuro llegará Path of Exile 2, como parte del mismo juego y con una nueva campaña, también gratuita. Una auténtica joya que representa lo mejor del modelo Free to Play y un imprescindible para los amantes del ARPG.

Star Wars: The Old Republic

La enésima recreación del universo de Star Wars, a su vez segundo intento de llevarlo al terreno de los mundos persistentes, nos traslada a los años de la Antigua República y las guerras entre la República Galáctica y el Imperio Sith. Bioware ha sido la encargada de poner en práctica lo aprendido con las dos entregas Star Wars: Caballeros de la Antigua República, responsable inicial de que la idea se haya podido llevar a cabo. Star Wars: The Old Republic nos permite crear un personaje escogiendo entre varias especies distintas y visitas decenas de planetas en historias personalizadas para cada uno de los roles, con compañeros con los que dialogar y decisiones que tomar. El contenido gratuito es muy generoso, se puede jugar en solitario sin grandes problemas y la historia guarda grandes momentos (la única pega es que no está traducido al español, por lo que hay que saber inglés para disfrutarlo).

Paladins

Para los que buscan una alternativa F2P a Overwatch, Paladins es una de las opciones más obvias. Un hero-shooter por equipos 5vs5 con varias modalidades de juego, más de 40 campeones que elegir con sus habilidades propias y un sistema de juego bastante amable para el jugador que quiera jugar gratis -eso sí, se puede pagar para desbloquear a todos los campeones presentes y futuros de una tacada, y para obtener un Season Pass con recursos y skins exclusivos-.

Counter Strike: Global Offensive

Casi dos décadas después de que Counter Strike dominara los cybercafés de todo el mundo, el juego sigue siendo extremadamente popular gracias a la estrategia de convertirlo en F2P, lo que lo catapultó a convertirse en el título más jugado en Steam en la actualidad, con cifras constantes que rozan el millón de usuarios concurrentes. Al ser un juego tan establecido, la experiencia introductoria puede ser complicada y requiere de paciencia, tiempo y dedicación antes de que puedas sentir que estás haciendo algo relevante -para ello, como en cualquier juego multijugador en equipo, es siempre mejor ir con amigos-. El juego es gratuito, pero pagando accedes a partidas con otros usuarios de pago y a varios extras en forma de skins y objetos.

Roblox

Con más de 90 millones de usuarios activos, Roblox suele estar menos presente en páginas de videojuegos que, por ejemplo, Fortnite (que tiene un número de usuarios similar), seguramente por su naturaleza caótica, que también es lo que le da su encanto. Roblox en realidad no es un juego, son muchos, una infinidad de ellos, es un motor compartido en el que los más creativos pueden idear sus propios mundos y juegos, que abarcan desde pequeños espacios para simplemente estar y charlar con amigos a ambiciosas simulaciones de toda clase. Hay toda clase de apuestas, Battle Royales, mini-GTAs, cosas como juegos (no oficiales) de Dragon Ball e infinidad de opciones, aunque cada juego puede tener opciones individuales de pago si ha alcanzado cierta popularidad.

Dungeon Fighter Online

Uno de los juegos multijugador más populares de todo el mundo, DFO es un brawler al estilo de Final Fight o Street of Rage, pero bajo un sistema de progresión a lo MMO, lo que hace que tenga una amplia variedad de personajes, clases, subclases y habilidades. Tiene la ventaja de cierta inmediatez respecto a otros MMO F2P, ya que el planteamiento es bastante directo y tiene bastante recorrido una vez que comienzas adentrarte en la historia. Cuenta con modo PVP, cooperativo y un sistema de pago que te dará objetos exclusivos, ayuda en la progresión y conseguir objetos poderosos antes que jugadores que no paguen. Como suele pasar en esta clase de juegos, es una cuestión de gastar dinero o ser paciente, todo depende de las prioridades de cada uno. El juego está disponible en Steam, pero se aconseja usar directamente.

Apex

El F2P de Electronic Arts y Respawn es la apuesta del gran gigante del software para no quedarse atrás frente a otras alternativas en el popular género de Battle Royale. Con un corte más serio y centrado que Fortnite, Apex es popular entre los que quieren jugar a un shooter con cierto fundamento frente a las caóticas partidas del festivo título de Epic. Su modelo de pago se centra en elementos cosméticos para personajes y armas, pantallas de carga, música y demás elementos que se pueden adquirir bien mediante pase de batalla o mediante microtransacciones, por lo que no hay ventajas competitivas frente a los jugadores que no deseen pagar.

Call of Duty: Warzone

El muy popular Call of Duty había realizado incursiones en el mundo de los Battle Royale anteriormente, pero Warzone es el principal asalto: un juego completamente gratuito e independiente, sin dependencia de comprar otros juegos, crossplay entre PC, PS4 y Xbox One y 150 jugadores repartidos en un mapa enorme, pero con el claro espíritu de Modern Warfare en sus mecánicas de juego y puesta de escena. Una nueva alternativa de peso en el panorama de los F2P.

Valorant

Lo nuevo de los creadores de League of Legends apunta muy alto, presentando cifras récords en sus primeros días. Esta reformulación de Counter Strike combinada con elementos de hero shooter supone un regreso al shooter táctico y cerebral, con una clara y evidente vocación de convertirse en un esport de referencia que ya se encuentra de forma gratuita para cualquier jugador que se atreva con su exigente apuesta.

Team Fortress 2

El clásico shooter de Valve lleva tanto tiempo con nosotros que ya se da por descontado pero sigue siendo uno de los juegos regularmente más jugados en Steam y sigue siendo una opción adecuada para toda clase de jugadores gracias a sus nueve clases diferenciadas y gran cantidad de contenido libre y de pago con el que personalizar tu experiencia tanto estética como jugablemente. Algunos jugadores veteranos pueden argumentar de que el juego necesita bien algunos cambios importantes, o directament una secuela, pero para el jugador novel, Team Fortress 2 es todo un mundo que descubrir, con una comunidad activa para acompañarlo (y sin la exigencia inicial de otros juegos como Counter Strike).

Brawlhalla

Lo más parecido a un Super Smash Bros en modelo F2P y multiplataforma. Bautizado como "juego de lucha y plataformas" en el siempre esforzado intento de clasificar títulos en géneros, lo cierto es que Brawlhalla es muy popular por dos elementos fundamentales: como juego es muy completo; tiene una gran cantidad de modos de juego, una buena escena competitiva y una curva agradable de dificultad en el que cualquiera puede empezar sin sentirse un inútil. Además. El otro elemento es un modelo F2P nada complicado: el juego gratis incorpora un número limitado de personajes en rotación cada semana y puedes pagar o cumular puntos in-game para tener acceso a más o por cambios estéticos en los mismos, de un modo similar a League of Legends. Es además una de las pocas alternativas de lucha gratuitas y se puede jugar tanto offline con amigos/familiares como online contra jugadores de todas las plataformas.

War Thunder

Los amantes de la maquinaria bélica tienen en War Thunder una buena alternativa con la que dar rienda suelta a sus fantasías. Recogiendo vehículos desde la 2ª Guerra Mundial hasta la Guerra Fría, el juego de Gaijin Entertianment abarca aviones, tanques y barcos de diferentes fuerzas y épocas. Tiene buenos gráficos, excelentes modelos de las máquinas de guerra, se deja jugar bien, cuenta con una amplia variedad de modos y una expansiva comunidad gracias a su crossplay entre diferentes plataformas, pero las primeras horas con él serán difíciles y el ritmo de progresión sin pagar resulta muy frustrante -mucho tiempo para desbloquear no ya un vehículo, sino un módulo para el mismo que lo haga medianamente competitivo contra otros jugadores-. Lo mejor es probarlo por uno mismo y echarle un poco de paciencia para ver si te puede interesar.

Dead or Alive 6

Una de las grandes referencias del mundo de la lucha encontró una nueva vida cuando abrazó el modelo F2P. Podemos descargar y jugar a una versión básica llamada Core, con cuatro personajes y varios modos de juegos. A partir de ahí hay diferentes opciones de aumentar tu abanico de personajes y vestuarios, aunque por un precio que a veces resulta un tanto desconcertante y claramente diseñado para jugadores a los que les duele el dinero en la mano. Pero, para probar y echar unas horas, la versión core cumple su función.

Killer Instinct

Parece lejano, pero Killer Instinct fue uno de los abanderados exclusivos de la actual Xbox One, resultando en un buen juego de lucha al que le faltó la masa crítica de jugadores para poder triunfar. Lejos de rendirse y adoptando la nueva estrategia de Microsoft de tratar el PC y Xbox como parte de la misma familia, la reinvención del juego originalmente de Rare tuvo dos vertientes: ampliación de personajes y mejoras por un lado; lanzamiento de una versión gratuita por otro para aumentar su popularidad. Jugar a esta versión, sin modo multijugador, requiere de Xbox Live y forma parte del sello Play Anywhere, por lo que es jugable desde PC o consola. Para disfrutar del pack completo, la Definitive Edition, puedes pagar 39,99€ o contar con el recomendable Game Pass, del que forma parte permanentemente.

¿Más? Mucho más

Estos son sólo algunos de los nombres más populares, pero hay otras muchas alternativas que vamos a intentar repasar de forma más resumida, de cara a tener una perspectiva más amplia de lo que puedes encontrar.

Juegos de cartas y estrategia F2P

Hemos mencionado Hearthstone como una de las opciones más establecidas de juegos de cartas, pero hay otras opciones. La más obvia es el reciente Legends of Runeterra, el juego de cartas de Riot basado en League of Legends que está empezando a andar en beta abierta. Si queremos jugar al padre de todos, tenemos la opción F2P de Magic The Gathering Arena, un juego que bebe del clásico título de cartas y una de las opciones más ricas y completas que existen, aunque los que no quieran pagar tienen un largo camino por delante antes de tener mazos verdaderamente potentes. También una opción sólida y potente es Gwent, el preciosista juego de cartas F2P ambientado en el universo de The Witcher que ofrece un ritmo y unas mecánicas propias que lo convierten en una buena alternativa.

Hay otras muchas propuestas. Por ejemplo, los amantes de la estética anime tienen Shadowverse, el juego de cartas de la casa de Granblue Fantasy, que llega con un arte precioso y un juego muy bien medido, generoso con los jugadores que no quieren invertir dinero -aunque siempre tendremos algunos enfrentamientos frustrantes con rivales con mazos cargados- y una campaña atractiva que garantiza un buen rato aunque no tengas intención de competir. También con una campaña destacable estaría Hex, otro juego que es una buena opción para pasar unas horas entretenido en solitario, aunque no para hacer una inversión de tiempo en su multijugador. Tampoco nos queremos olvidar de The Elder Scrolls Legends, un buen juego de cartas basado en el universo de Oblivion y Skyrim, pero para el que, desgraciadamente, no habrá nuevo contenido en el futuro, lo que no impide poder disfrutar del contenido que ya tiene. Y, como alternativa final, podemos apuntar a Yu-Gi-Oh! Duel Links, una versión muy sólida, clara y disfrutable del juego de cartas de Konami, con una comunidad muy activa y una progresión gratuita bastante razonable (aunque, lo de siempre, para avanzar más rápido hay que pagar), además de tener el plus de los personajes y la ambientación del clásico manganime.

Fuera de las cartas, las dos opciones más obvias y populares son los llamados “auto chess”, una ramificación de los MOBA (League of Legends, DOTA2) que combina elementos de ajedrez con las mecánicas de esta clase de juegos, resultando en una experiencia profunda y con un sinfín de posibilidades, que además se puede disfrutar jugando en solitario (son duelos individuales, no por equipos como los juegos matrices). Los dos referentes en este subgénero de reciente invención son Teamfight Tactics (TFT), que sería el juego basado en LOL, y DOTA Underlords, basado en el juego de Valve. Ambos son gratuitos, tienen similitudes y diferencias, pero proponen una clase de juego de larga duración, que puede ocupar nuestro tiempo libre por meses.

Juegos comerciales que son ahora gratuitos

En el apartado anterior nos ha faltado mencionar otra propuesta, pero que es perfecta también para ilustrar este punto: Starcraft 2. Los RTS pueden haber perdido popularidad respecto a antaño, pero el juego de Blizzard es seguramente uno de los mejores que se ha hecho nunca y ahora se puede jugar a una buena porción de él de forma gratuita. La primera de las tres campañas, Wings of Liberty, está disponible para cualquiera, una excelente alternativa para disfrutar de una gran campaña de estrategia en tiempo real (juego del año en Meristation). Seguir con las otras dos campañas ya requiere de pago, pero es un buen ejemplo de lo que explicamos en esta categoría: títulos que originalmente eran de pago pero que por un motivo u por otro pueden ser jugados ahora de forma gratuita.

Otro RTS clásico completamente gratuito es Command & Conquer: Tiberian Sun, que además puede ser jugado online gracias al trabajo de la comunidad cncnet. Otra opción atractiva es The Elder Scrolls: Daggerfall, el abuelo de Skyrim y un gran RPG por derecho propio, aunque requerirá un esfuerzo por adaptarse a las mecánicas de antaño. En GOG, la tienda digital que oferta juegos sin DRM, podremos encontrar un listado de clásicos disponibles para cualquiera que se cree una cuenta, incluyendo tres muy recomendables para los amantes de la aventura gráfica: Beneath of a Steel Sky, Lure of the Temptress y Flight of the Amazon Queen, que comparten espacio con el shoot’em up Tyrian 2000, el excelente FPS Shadow Warrior o varias entregas y spinoff de la saga Ultima, entre otras opciones.

MMO F2P

Anteriormente hemos hablado de World of Warcraft y Final Fantasy XIV, que tienen periodo de prueba gratuita limitado pero no se pueden considerar “gratuitos”, y de The Old Republic o Dungeon Fighter Online, que sí son F2P. Pero hay muchas otras opciones de calidad si te atrae la idea del juego online permanente, ya que la gran mayoría de los que están en el mercado en la actualidad siguen este modelo, con más o menos éxito pero sin cuotas mensuales ni pagos iniciales obligatorios. Entre los mejores podemos encontrar Guild Wars 2, un título de gran calidad con una gran cantidad de contenido, excelentes valores de producción y una buena alternativa a los mejores del género. Si eres fan de Star Trek o de El Señor de los Anillos, hay también dos buenas opciones en este espacio.

Desde Corea tenemos una amplia variedad de títulos persistentes, con diferentes sabores y fortalezas, entre los que destacamos a Blade and Soul, con un sistema de combate más dinámico que la media, muy vistoso gracias a su arte, con una magnífica banda sonora y una temática de artes marciales muy vistosa. Tera es otra opción popular y establecida, con unos servidores activos y una notable comunidad hispana. Fuera del país asiático y por completar este repaso, mencionaremos tres nombres: Runescape, un MMO atemporal que ha sabido renovarse a lo largo de casi 20 décadas; Eve Online, el gran sandbox espacial y uno de los juegos más fascinantes que existen por sus épicos conflictos PVP, que puede ser jugado de forma gratuita (aceptando limitaciones en la progresión); y por último, el ejemplo más reciente: Albion Online, un MMO F2P sandbox muy interesante y completo, cuya mayor pega es la falta de servidores europeos y los problemas que eso origina en PVP para los jugadores fuera de USA.

Roguelikes

Un reportaje sobre juegos gratuitos no estaría completo sin un género que ha dado incontables horas de juego gratis a millones de aficionados a todo el mundo. Creados por aficionados pero con una influencia masiva en la historia del videojuego: sumamente aleatorios, profundos, difíciles y rejugables en extremo. Son los RPGs primigenios, cuya influencia llega a nuestros días, desde la creación de Diablo a la incontable cantidad de roguelikes y roguelites que se pueden encontrar en nuestros días.

No es el género más accesible que existe y el hecho de que usen gráficos generalmente ASCII hace que sean duros a la vista, pero una vez que entiendes sus posibilidades son juegos que pueden dar cientos y miles de horas de diversión. Entre los más populares está TOME, anteriormente conocido como Tales of the Middle Earth y que posteriormente se tuvo que transformar en Tales of Maj’Eyal, un masivo RPG aleatorio con un mundo gigantesco, rico en lore, multitud de clases y un sistema táctico profundo que hace que cada incursión sea un reto (tiene una versión de pago con gráficos más agradables pero la versión base es y será siempre gratuita, con un trabajo acumulado que abarca casi dos décadas de continuado desarrollo y creación. Otros nombres propios son Nethack, DCSS, CDDA o UnReal World (que tambi'en tiene versión de pago en Steam), todos con sus propias características, capaces de funcionar en cualquier ordenador y sistema operativo.

Y, por supuesto, qué decir de Dwarf Fortress, un juego tan importante que fue expuesto en el museo de arte metropolitano de Nueva York. Toda una vida dedicada a un juego en el que cada partida supone la creación de un mundo, con su historia, su propia mitología, sus naciones que crecen y caen, sus guerras, desgracias y milagros. Un título que ha dado millones de anécdotas, con una simulación tan demencialmente detallada que simula aspectos corporales independientes de las criaturas vivas que lo habitan y toda clase de comportamientos, estados de humor e interacciones, independientes del jugador. Tanto en el modo fortaleza, en el que deberemos construir una fortaleza enana, gestionarla y lograr que prospere -o fracasar espectacularmente en el intento- o en el modo aventura, en el que encarnamos a un solitario protagonista en un vasto mundo, Dwarf Fortress es un juego total, en constante evolución y que sería capaz de entretenernos una vida si sólo pudiéramos jugar en él. En el futuro tendrá una versión de pago con gráficos y un interfaz más accesible, pero hay opciones competentes para empezar a jugar y, una vez dominados algunos conceptos, se hace simplemente irresistible.

“Paga lo que quieras”

Al margen de los grandes juegos F2P, una manera de jugar gratis a incontables títulos lo encontramos en la comunidad indie reunida alrededor de itchi.o. Podría parecer que Itchi es otra tienda digital, como Steam o GOG, pero además de vender juegos sirve como punto de reunión para la comunidad más independiente, la que hace juegos por aprendizaje, diversión o competición a través de las múltiples jams que se celebran al año -torneos en el que hay que crear juegos en una cantidad limitada de tiempo y competir con otros proyectos-. Estos juegos, muchos destacables, se encuentran normalmente alojados en este servicio y se pueden encontrar verdaderas joyas a poco que le dediques un poco de tiempo. Simplemente hay que ir a la sección de juegos gratis y empezar a explorar las distintas categorías a través de los tags, que te permitirá explorar por géneros, popularidad, tiempo o incluso presentarte juegos de forma aleatoria. Una vez en la página dedicada al título, tendrás una descripción y un botón de “Download Now”, en el que podrás poner una cantidad de dinero voluntaria para el autor o pulsar en “No, thanks” para descargar el juego directamente (aunque si, a posteriori, resulta que un juego en particular te ha gustado mucho, nunca está de más volver para dejar esa propina).

Otras alternativas

Por último, por repasar todas las opciones, hay algunas alternativas más que merecen consideración. Por ejemplo, en Archive.org hay un fantástico repositorio de juegos de MS-DOS que se pueden jugar directamente desde el navegador, incluyendo grandes juegos de siempre como Prince of Persia, Sim City, The Oregon Trail o The Secret of the Monkey Island, funcionando desde el navegador con sólo pulsar un click. En Steam hay una categoría de juegos gratis en la que se juntan más de 3000 F2P y títulos completamente gratuitos -algunos excelentes como el reciente Star Fetchers-. La tienda de Epic reparte juegos gratuitos cada semana sólo por tener una cuenta. Y no nos olvidemos de las demos, más de 3000 disponibles en su categoría dentro de Steam, que es también otra manera de disfrutar de horas de contenido gratuito - y, de paso, conocer algún juego que te pueda interesar para el futuro-. También merece mención el proyecto Flashpoint, un intento de preservar más de 38.000 juegos creados para el formato Flash en navegador, en riesgo de perderse por la retirada de ese formato, una librería demencial entre la que se pueden encontrar horas de diversión.

Conclusión

Con el tiempo iremos actualizando este reportaje para añadir novedades relevantes, pero después de todo este repaso, esperamos que el mensaje quede patente: hay ilimitadas posibilidades de jugar gratis en esta plataforma, de experimentar, de descubrir y de contribuir a una comunidad creativa que está siempre activa. Como usuarios, no podemos más que estar agradecidos y valorar toda la gigantesca oferta que tenemos a nuestra disposición. Sólo hace falta un poco de interés para descubrir el juego apropiado para cada uno.

DOTA 2

El original mod para Warcraft III, DOTA 2, se convierte en juego free to play de estrategia en tiempo real y fantasía en esta segunda entrega apadrinada por Valve para PC. Cuando se trata de variedad de héroes, habilidades y poderosos objetos, DOTA 2 no tiene fin. No hay dos partidas iguales. Cada héroe puede desempeñar varios roles, y hay multitud de objetos para ayudar a satisfacer las necesidades de cada partida. Dota no pone límites a tu forma de jugar, te da el poder de expresar tu propio estilo.

DOTA 2