Actualidad

"Hay que romper los tabúes si quieres hacer algo novedoso"

Pedro José Gallardo Durán

Yu Suzuki asegura que los jugadores agradecen el riesgo de las desarrolladoras.

'He estado haciendo juegos arcade desde entonces', recalcó Yu Suzuki en declaraciones a la revista japonesa Famitsu. Ese ‘entonces' era Shenmue, un título histórico al convertirse en el primer juego de mundo abierto de la historia del ocio electrónico. Por aquel entonces, año 1999 siguiendo el lanzamiento japonés, el título tuvo un presupuesto estimado de 47 millones de dólares. Y fue el riesgo, según Suzuki, lo que acabó encumbrando aquella obra.

'Si tratas muchos temas y permites al jugador hacer muchas cosas, el juego podría ser considerado como poco profundo, no ha habido ningún juego desde entonces que haya tenido éxito haciendo precisamente eso', explica el japonés. Es una especie de tabú, afirma, pero también enfatiza en el hecho de que 'si quieres crear algo nuevo' siempre hay que romper este tipo de tabúes. 'Por eso quise embarcarme en un reto en el que poder hacer algo tan grande como fue Shenmue'.

Haciendo mención a curiosidades como que durante el proceso de desarrollo del título su meta era conseguir realizar 30 personajes secundarios por hora, Suzuki se refirió a la producción japonesa en este género en concreto. 'Creo que los japoneses son los desarrolladores más talentosos del mundo cuando se necesita un trabajo de precisión. Si la eficiencia y los tiempos no fuesen un problema, los japoneses serían los mejores', subrayó apostillando que 'hacer un juego de mundo abierto es una lucha continua con el presupuesto' asociado al proyecto.

Shenmue

Sin ningún lugar a dudas, vamos a hablar de el primer imprescindible para Dreamcast, un juego qu ofrece las innovaciones en el mundo del videojuego como las que Yu Suzuki nos ofrece con este Shenmue.

Shenmue