Actualidad

"La publicidad en videojuegos tiene que madurar pero es muy potente"

Marta Piedrafita, de Microsoft Advertising, habla en el Gamelab sobre la futura publicidad in-game

La primera jornada del evento Gamelab contemplaba una ponencia -'Oportunidades publicitarias en un nuevo medio'- que prometía aclarar muchas dudas respecto al llamado in-game advertising. La publicidad en videojuegos es defendida y criticada por numerosos usuarios que hablan tanto del aporte realista que permite como de una injusticia ligada al nulo descenso del precio de los juegos. La ponente, Marta Piedrafita, era la persona adecuada para arrojar algo de luz, pues es una de las profesionales españolas más ligadas a esta nueva forma promocional. Desde su experiencia en Microsoft Advertising, Marta insistió en que se trata de un producto muy nuevo 'que tiene que madurar'. No obstante, aseguró que se explotará -mediante la agencia Massive-, pues se calcula que 'en 2012 se espera que un tercio de los beneficios de Microsoft sean por ingreso publicitario'. 

Citó entonces a un cargo de una empresa de medición de audiencias: 'Las consolas se convertirán en un elemento principal en las batallas del salón'. De ahí que sentenciara que la publicidad en videojuegos es una 'unidad muy potente'. Por otra parte, según han podido comprobar en su empresa, 'el jugador es el mayor consumidor', algo que resulta especialmente atractivo para los anunciantes. A la hora de medir los impactos, se detuvo en explicar que se tienen en cuenta tres variables: el tamaño de la publicidad -el anuncio debe estar presente en un 60% de la pantalla-, el ángulo -el no debe entorpecer la visibilidad del anuncio- y el tiempo de exposición - que deberá será mayor de 10 segundos-. 

Piedrafita admitió que al estar esta nueva forma promocional en una fase tan temprana la integración del anuncio 'no es perfecta'. A su vez, explicó que durante el desarrollo del juego se crean localizaciones pensadas exclusivamente para el anuncio, que adquirirá así una destacada presencia. Por último, Marta consideró que Microsoft podría obtener ingresos por publicidad gracias a las cifras de jugadores provenientes de la piratería.