Actualidad

Los videojuegos ayudan a ser más inteligentes

Santiago Lamelo Fagilde

Así lo afirma Steven Johnson en su libro 'Everything Bad Is Good for You'

Uno de los comentarios más típicos sobre los videojuegos hace referencia al número de horas que pasamos delante de ellos, algo que suele ser más preocupante en el caso de menores. Steven Johnson intenta acabar con estas afirmaciones en su nuevo libro,  'Everything Bad Is Good for You' (Todo lo Malo es Bueno para Tí), en el que comenta que los videojuegos estimulan la capacidad de resolución de problemas, ayudan al desarrollo de diversas habilidades como la coordinación o los reflejos y mejoran la capacidad visual y la destreza manual.

Según el autor, el cerebro debe seguir la complejidad de la trama e interactuar con ella, la mente hace el mismo trabajo que si estuviera estudiando matemáticas o jugando al ajedrez.

Steven Johnson combina sus conocimientos y experiencia personal con explicaciones científicas, atacando frontalmente algunos mitos de la cultura popular acerca de los videojuegos, cine y  televisión. Afirma que el tiempo que dedican los niños al ocio es tan importante educativamente como lo que aprenden en la escuela, aunque recalca que también es muy importante fomentar hábitos de lectura. Así mismo, comenta que los niños que juegan con videojuegos, obtendrán mejores resultados en las pruebas de inteligencia que aquéllos que no disfrutan de esta forma de ocio.

En el libro, Johnson cuestiona por qué los coeficientes intelectuales se incrementan cuando hay una cultura basura y un deterioro de las escuelas, explicando que la complejidad de  los videojuegos está entrenando a las mentes jóvenes para ser cada vez más agudas.

Este libro viene a unirse a una larga lista de títulos y estudios que defienden los beneficios que producen los videojuegos, como  por ejemplo el libro de Begoña Gros 'Jugando con Videojuegos, Educación y Entretenimiento' o  los estudios de Juan Alberto Estallo, un reconocido psiquiatra del Instituto Municipal de Psiquiatría de Urgencias (IMPU) de Barcelona.