Actualidad

Molyneux pide ayudas públicas

Joan Isern Meix

El director de Lionhead Studios afirma que la falta de inversión limita el potencial de los desarrolladores británicos.

Los costes de producción de un videojuego se han disparado en los últimos años. Lo que en la época de los 8 bits podía hacer una persona en solitario hoy requiere inversiones millonarias y equipos de desarrollo de decenas de personas. Y la falta de inversores está limitando la explosión del talento de los desarrolladores británicos, según unas declaraciones de Peter Molyneux, director de Lionhead Studios, a la BBC. Y nosotros añadiríamos que la Gran Bretaña no es el único país que sufre este problema. Pero escuchemos a Peter: "Es bien conocido que la Gran Bretaña lidera el mundo con respecto al desarrollo. No hay ningún otro lugar en la Tierra que tenga esta concentración de talento de desarrollo."

Black and White 2 (PC) / juegos

La propuesta de Molyneux para aprovechar este potencial es recurrir a ayudas públicas, tal y como se hace con el cine. Curiosamente la evolución de la industria de los videojuegos va siguiendo un curso paralelo al del cine, con fusiones y adquisiciones para formar empresas con la mínima masa crítica necesaria para sobrevivir. Los creadores se dejan llevar por los títulos más comerciales y menos arriesgados, y los más perjudicados al final son los consumidores y los pequeños estudios independientes. Así lo ve el creador de Dungeon Keeper: "Los pequeños independientes son los creadores de todas las ideas nuevas, refrescantes y diferentes y ellos los sufrirán. Veremos menos ideas creativas que luego se convierten en licencias compulsivas. Con una pequeña ayuda del gobierno, podríamos ver a esos desarrolladores crecer y convertirse en una importante fuente de ingresos."

De todas formas, Peter no es demasiado optimista y admitió: "Digámoslo así: no aguantaré la respiración esperando." Por eso desde Lionhead ha ofrecido a otros estudios su tecnología, recursos, experiencia y marca para apoyarlos.