BOXEO

Rugido de Kerman

Kerman Lejarraga noqueó en el noveno asalto a Jack Flatley para retener el Campeonato de Europa del peso superwelter. Se convierte en el vasco más laureado.

0

Una derecha cruzada levantó a Miribilla. Kerman Lejarraga regresó a Bilbao tras más de dos años sin pelear ante su público y cuando el vasco noqueó, la algarada fue tremenda. El Revólver de Morga, de 29 años, necesitó nueve asaltos para acabar con Jack Flatley y hacer historia. Alzó su cuarto Europeo (dos en el welter y dos en el superwelter). Es el vasco más laureado de la historia, dejando atrás a tres leyendas como Paulino Uzcudun, Jose Manuel Urtáin y Agustín Senín (3).

Kerman tuvo un combate de contrastes. Mostró mejoras en defensa, pero hubo algunos momentos en los que se llevó golpes que no debería. "Trabaja en la media-larga y si le haces daño, pega al hígado y sal", le pedía Ibon Larrinaga, su entrenador, tras el quinto acto. El proceso sigue. Aunque lo más destacado es que su pegada sigue intacta. Mostró, una vez más, que tiene un jab demoledor y es que en el primer asalto sentó al inglés con un jab. Flatley se levantó y dejó claro que había venido a pelear. Tenía alma de guerrero y no desistió.

El KO en el primero hubiese sido un colofón genial a la fiesta, pero quedaba trabajar. "El plan era ir de menos a más mientras le íbamos demoliendo", apuntó el vasco al acabar. Fue así. Kerman trabajó bien en la media-larga. Pegó golpes durísimos a todas las alturas y se quitó manos. Hay mejoras en su defensa, pero cuando se metía en la corta recibía golpes del inglés, quien se desenvuelve mejor con poco espacio.

Lejarraga supo corregir, volver a donde hacía daño y seguir demoliendo. En el octavo envió a Flatley al suelo. Se levantó de nuevo y siguió, pero estaba muy tocado. El KO era cuestión de tiempo y con una derecha cruzada terrible le durmió. Una de las finalizaciones del año en España que deja claro que está listo para lo que venga. ¿Revancha contra Charrat? "Soy un boxeador e iré donde me digan", sentenció Kerman.

Damián Biacho se luce ante Rivero

Damián Biacho golpea a Guillermo Rivero durante su combate.

Damián Biacho retuvo el Campeonato de España del supermedio en una nueva exhibición. El madrileño, de 30 años, envía un mensaje a sus rivales: está preparado para subir un escalón más. Mantuvo su cinturón tras ganar en siete asaltos a Guillermo Rivero, a quien su esquina le paró la pelea antes de arrancar el octavo. El vasco se había ido al suelo en cuatro ocasiones y la parada está bien. El 'Guinea' dejó entrar a Rivero, quien presionaba, pero no lanzaba muchos golpes. Cuando Biacho, que fue de menos a más, empezó a sacar más trabajo empezó a encontrar manos claras. Poco a poco la pelea se fue decantando con claridad y las caídas (tercero, sexto (dos) y séptimo) dejaron claro que el campeón seguiría con el cinturón.

En los duelos anteriores, ganaron todos los españoles. Samuel Carmona impresionó noqueando en el primer round a Luis Fernando Villa, Jonathan Alonso se impuso a los puntos (triple 80-72) a Mohamed El Marcouchi en un gran combate de 'Maravilla' y Jhon Jader Obregón derrotó por decisión unánime (59-55, 59-56 y 59-54) a Gerome Warburton, un pleito que le confirma como la promesa que es. Además, Campbell Hatton noqueó en dos rounds a Attila Csereklye.