NATACIÓN | EUROPEO DE KAZÁN

Los genes del anfibio Coll

El nadador de 20 años del CN Sabadell se coló cuatro en la final de los 200 estilos en una gran tarde española. Martínez, Muñoz y Vall, a la final también.

0
Carles Coll.
Sergei Grits

La natación española, poco dada a grandes talentos con peso internacional, tiene un nuevo nombre que apuntar a la lista. Carles Coll, de 20 años, hijo de nadadores, se ha colado en la final de los 200 estilos en el Europeo de Kazán de piscina corta y viene de realizar una gran marca en los 50 libre. Un velocista con un cuerpo privilegiado para el agua, una variedad de estilos y una mentalidad que lo convierten en un nadador a seguir en este ciclo hacia París 2024.

“Su padre era un súperclase”, comenta José Antonio del Castillo, quien fue compañero de Adolf Coll a principios de los 90 y luego, en el CAR de Sant Cugat, se encargó de pulir a su hijo Carles, que llegaba del Reus Ploms de Tarragona con unas grandes habilidades. “Tiene un carácter muy bueno, positivo, lo analiza todo. De pequeño nadaba braza y eso le ha permitido ser bueno en pruebas de estilos. Tiene buena coordinación. Su mejor perfil es el 50 y 100 libre, pero a nivel internacional puede hacerlo muy bien en esos 200 estilos”, valoró.

Es en esa prueba en la que nadará la final con la cuarta mejor marca (1:54.31) este viernes. Coll decidió marcharse a Estados Unidos a compaginar estudios y natación, y desde hace un año y medio se entrena junto a Sergi López en Virginia Tech. En unos meses, tendrá al finalista Nico García como compañero de equipo. “Su objetivo era hacer la mínima ya para Tokio, pero a la pandemia se le unió una operación en la muñeca. Vamos hablando con Sergi y haciéndolo un seguimiento”, apunta Casti.

Al margen de Coll, otros tres españoles nadarán este viernes una final y pelearán por medalla. Ángela Martínez, de 17 años, se metió sexta en la final de los 1.500 libre con un tiempo de 16:05.22. En los 100 libre también excepcional Lidón Muñoz, al finalizar en séptimo lugar con 53.02 mientras que Jessica Vall, que se había quedado a las puertas de la final del 100, sí que lo consiguió en el 200 al ser sexta (2:21.16).

Segundo oro de Szabo y exhibición de Wellbrock

La tercera jornada de finales dejó algunas victorias espectaculares como la de la holandesa Kira Toussaint (2:01.26) en los 200 espalda o la del húngaro Szebas Szabo en los 50 libre con 20.72. También fue de nivel la final de los 200 mariposa, prueba en la que el récord mundial sigue en poder de Mireia Belmonte. La prueba se la adjudicó la rusa Svetlana Chimrova, con 2:04.97.

Los 100 estilos fueron para la polaca Alicja Tchroz, de 29 años, que se llevó las manos a la cabeza cuando vio que había ganado por una centésima (57.82). Con mayúsculas se llevó el oro el alemán Floriant Wellbrock en los 1.500 en un asalto fallido, por los pelos, al récord mundial de la especialidad. El medallista olímpico logró la tercera mejor marca de la historia (14:09.88).