BOXEO

Mayweather enloquece contra Jake Paul y acaban a golpes

Floyd Mayweather y Logan Paul tuvieron la primera rueda de prensa previa a su combate del 6 de junio. Al acabar, Jake, hermano de Logan, se enzarzó con Money.

Con la seña de identidad de la casa, el retraso en el horario, Floyd Mayweather y Logan Paul se dieron cita en el Hard Rock Stadium de Miami, un lugar en el que se volverán a encontrar dentro de un mes para disputar un combate de exhibición. El Youtuber arribó en helicóptero con 45 minutos de retraso. Floyd lo hizo después. No puedes enseñar al maestro. Fuera de la previsible demora, el evento transcurrió con normalidad en su inicio y se complicó al final. Sin la posibilidad de que hubiese público en el acto quisieron hacerlo viral y se les fue de las manos.

Primero Floyd y Logan se dieron cita en una tarima sobre el césped del estadio. "Soy un verdadero boxeador, soy el verdadero negocio y he estado en el ring con grandes peleadores. El 6 de junio, Logan y yo estamos listos para entretener a los fans", apuntó Money. Después, el tono fue subiendo y Mayweather llegó a asegurar que "podría con Logan y su hermano Jake en la misma noche". Logan Paul, siguiendo el personaje que tiene montado, se metió en terreno personal y de ahí no pasaron las cosas. Parecía.

El Youtuber fue el primero en pasar por los medios de comunicación y luego fue el turno de Floyd, quién lo hacía de manera muy distendida. Los dos protagonistas ofrecieron en Instagram el evento y desde la cuenta del exboxeador se pudo lo que se recordará. Mientras Floyd estaba haciendo las últimas entrevistas, apareció Jake Paul (tiene un récord de 3-0 como boxeador profesional, aunque ningún combate ha sido contra un púgil real). Los dos se encararon, intercambiaron retos e insultos y Paul robó la gorra a 'Money'. Floyd no lo dudó y salió tras él. Se engancharon y la seguridad tuvo problemas para separarlos entre el barullo de cámaras que se formó.

Todo acabó con Floyd yéndose sin gorra y muy enfadado entre la incredulidad de los periodistas allí presentes. El show lo armaron, como de esperar, pero quizá nadie esperaba que se les fuese de las manos. Del combate poco se habló. Los interrogantes sobre las normas no se despejaron, pero la expectación aumentó. Boxeo poco, negocio mucho. Money en acción.