ATLETISMO

Orlando Ortega gana el oro y sienta las bases del doblete

El vallista ganó el 60 vallas de los Nacionales y pasó a semifinales de 60 lisos con 6.66, la mejor marca española del año.

Orlando Ortega gana el oro y sienta las bases del doblete
Lavandeira jr EFE

Orlando Ortega prometía “espectáculo” para los Nacionales de pista cubierta de Ourense. “Va a ser un bombazo”, anticipaba con una sonrisa. Y lo confirmó, con cuatro carreras brillantes en apenas diez horas. Todas ganadas. El desenlace del día para el subcampeón olímpico fue vencer la final de 60 vallas con 7.56, una buena marca, de nivel mundial. Fue el tercer título de campeón de España y puso la piedra de un hipotético doblete, porque corrió en las eliminatorias de 60 lisos, con una prestación tremenda de 6.66. “Mi objetivo esta temporada de invierno siempre había sido hacer este doble título, luchar por los dos oros de estos Nacionales”, revela.

Lo que ha entrenado las últimas semanas en Valencia bajo la atenta mirada de Antonis Giannoulakis funcionó. Explosividad, resistencia a la velocidad y una técnica impecable que viene de fábrica. “Sabía que la mejora pasaba por trabajar la rapidez, porque al final las vallas son un evento de velocidad, ¿no es así?”, contaba Ortega, que en la final batió a Quique Llopis (7.79) con contundencia. Esta era sólo su tercera competición del invierno, tras dos incursiones internacionales en Francia: “Quise acumular trabajo, entrenamientos y luego ya decidí competir”.

Orlando llegó al oro tras haber corrido por la mañana eliminatorias (7.68) de 60 vallas... y por la tarde vino lo más exigente. Semifinales (7.54) y las series de 60 lisos apenas 20 minutos después. Lo hizo fantástico, 6.66, marca personal, décimo mejor registro español de la historia y cartel de favorito para el segundo oro, una doble corona que nunca ha firmado un hombre bajo techo (sí se ha logrado en categoría femenina, Glory Alozie). “A mí no me sorprendió la marca, sabía que estaba para 6.6 o 6.7. No guardé nada en ninguna de las carreras”, decía el atleta de 28 años nacido en Artemisa (Cuba).

“El objetivo es Tokio 2020 y luchar por la medalla de oro. Lo tengo claro, por eso estoy trabajando tan duro y tengo este plan. Este domingo toca enfrentarse otra vez a los 60 lisos, primero semifinal y luego luchar al menos por el podio”, contaba Orlando, un vallista nato que ha decidido salir de su hábitat en el pabellón Expourense: “Este público es fantástico”. Ortega, con su versión más polifacética, quiere ser la estrella de los Nacionales. Un subidón de autoestima antes de afrontar el verano olímpico.

Mechaal ganó en 3.000

Electrizante fue la final de 3.000 metros, con un plantel de fondistas de altos vuelos: Carro, Oumaiz, Mechaal, Sergio Jiménez, Katir... Ganó Mechaal. La carrera salió lentísima. A 3:07 el primer kilómetro, algo que acabó con muchas de las esperanzas de los corredores de más largo aliento. Oumaiz intentó acelerar la carrera y el segundo kilómetro fue a 2:41. Todo más tenso. Quedaba un último 1.000 atómico y ahí Mechaal impuso su velocidad y su marca de 1.500. Una carrera que era perfecta para él. Ganó con 8:15.74. Segundo fue el veloz andaluz Gonzalo García 8:16.21 y Fernando Carro arrancó un bronce (8:17.13) en su primer 3.000 bajo techo del año.