Competición
  • Europa League
  • Euroliga
Euroliga
Khimki Moscú KHI

-

Alba Berlin ALB

-

Fenerbahce FNB

-

Anadolu Efes IST

-

Maccabi TEL

-

CSKA CSK

-

PREMIOS PRINCESA DE ASTURIAS 2019

Vonn: la campeona extrovertida que trascendió el esquí para convertirse en un icono

Lindsey Vonn (St.Paul, Minnesota, 34 años) salió con Tiger Woods, dio su número de móvil en Twitter y tiene una empresa con Schwarzenegger, LeBron y Cindy Crawford.

Vonn: la campeona extrovertida que trascendió el esquí para convertirse en un icono
ELOY ALONSO REUTERS

Lindsey Caroline Vonn (St.Paul, Minnesota, 35 años cumplidos este mismo viernes), Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2019, fue una gran campeona que trascendió el mundo del esquí para convertirse en un icono. Hija de Alan Lee Kildow, que fue esquiador júnior y lo dejó por una lesión de rodilla, y Linda Ann Krohn, se puso unos esquís por primera vez cuando tenía sólo dos años. Sus ancestros noruegos y el fuerte empuje de su padre hicieron que la nieve fuera su hábitat natural, aunque la motivación definitiva la encontró al conocer a la esquiadora también estadounidense Picabo Street, a quien ella considera su heroína, modelo y mentora. Creció en Brunsville, donde se apuntó a un programa de formación antes de trasladarse a Vail, Colorado.

En su espectacular carrera destacan los cuatro títulos globales de Copa del Mundo (récord compartido con la austriaca Annemarie Moser-Proll); sus 82 victorias parciales (también plusmarca); los 20 Globos de Cristal que acumuló al sumar también ocho campeonatos de descenso, cinco de supergigante y tres de combinada; el oro olímpico en Vancouver 2010 y los dos de los mundiales de Val d'Isere 2009. Todo pese a que sufrió varias lesiones graves, como demuestran sus cicatrices.

Pero su figura no quedó circunscrita exclusivamente al deporte. Siempre extrovertida y sin pelos en la lengua, revolucionó la trastienda del esquí y se convirtió en una de las personas más famosas de Estados Unidos. Llamada Lindsey Kildow de soltera, tomó su apellido de su marido, el también esquiador olímpico Thomas Vonn, con quien estuvo casada entre 2007 y 2011. Después coincidió con el golfista Tiger Woods y salió con él durante dos años. Y ahora está prometida con el jugador de la NHL, la liga de hockey hielo norteamericana, PK Subban.

Fan del tenis y especialmente de Roger Federer, se llevó una gran sorpresa cuando el suizo le felicitó por videoconferencia después de ganar su última medalla, de bronce, en los Mundiales de Are, en febrero de este mismo año. Unos días antes se había caído en el supergigante. "Estoy vieja para esta mierda; no soy Tom Brady", dijo. Tras su campeonato de despedida, fue homenajeada con el Premio al Espíritu Deportivo en los Laureus, rodeada de leyendas como Comaneci, Bubka, Fraser, Puyol, Del Piero, Wenger, Freeman, Witt, Moses, Fittipaldi y Becker. Ya retirada, en julio sorprendió a todos al publicar su número real de teléfono móvil en Twitter. "¿Queréis mandarme un mensaje? Tengo este nuevo número y ahora puedo escribirme con mis fans directamente. Las redes sociales son geniales, pero no son tan personales como un mensaje. No podré contestar a todos , pero conseguiréis algo especial, lo prometo...".

Antes de colgar los esquís ya empezó a sentar las bases de su futuro y montó un proyecto de salud, fitness y nutrición con el baloncestista LeBron James, el actor, culturista y político Arnold Schwarzenegger y la modelo Cindy Crawford. Además, tiene una Fundación dedicada al empoderamiento de la mujer que concede becas escolares, de educación y deportivas sólo a niñas. En el pasado US Open, su presencia (1,78) sobresalió entre el público que asistía a la final entre Nadal y Medvedev. En el Teatro Campoamor también deslumbró. Campeona e icono.