Wisla
25
FIN
23
Ademar

BALOMNAO

Guijosa califica de vergonzoso el arbitraje que sufrió el Ademar

La expulsión de Vieyra a 12 minutos del final truncó la marcha del equipo leonés ante el Wisla y ahora sus opciones en la Champions son mínimas

0
Vieyra fue el gran protagonista.
PIOTR AUGUSTYNIAK EFE

Rafa Guijosa ha calificado de "vergonzoso, sobre todo en los minutos clave", el arbitraje de los colegiados eslovacos Mandak y Rudisnky, en la derrota de su equipo, el Ademar, ante el Orlen Wisla Plock (25-23), que deja muy tocadas sus opciones en la Liga de Campeones.

"El Ademar ha hecho un partidazo y hemos sido superiores, hemos hecho mejor balonmano y hemos merecido ganar, pero ya sabíamos que los arbitrajes en esta competición tienden a no complicarse y a compensar", afirmó a la conclusión del choque el técnico madrileño notablemente molesto. En cuanto a la actuación arbitral, ha añadido que condicionó a su equipo al que ya había advertido en el vestuario, tras llegar por delante al descanso (9-10), "que habría que hacer un partido perfecto porque seguro que iba a pasar algo y cuando sucedió, el equipo se ha ido unos minutos y al ponerse el rival por delante han llegado los errores y lo han tenido fácil". que consideró rigurosa y "clave" en el desarrollo posterior del encuentro, Guijosa apuntó que "era un jugador que estaba muy acertado, además de estar sujetando en el pivote, porque además de la inferioridad se perdía a un jugador que estaba rindiendo para la parte final del partido". Aunque no fue sólo la salida del argentino, también que a partir de ese momento el Ademar entró en barrena: con varias pérdidas de balón consecutivas en pases cómodos, y del 16.18 en ese momento, encajó un 4-1; es más, los hombres de Guijosa tampoco aprovecharon las superioridades que tuvieron en la recta final.

Por su parte, Fede Vieyra declaró tras el partido que su acción frente al brasileño De Toledo "no merecía un castigo mayor de una exclusión de dos minutos",