"Quiero cambiar el nombre de Patinaje por el de Roller Sports"

PATINAJE

"Quiero cambiar el nombre de Patinaje por el de Roller Sports"

"Quiero cambiar el nombre de Patinaje por el de Roller Sports"

JAVIER GANDUL

DIARIO AS

Carmelo Paniagua, presidente de la Real Federación Española de Patinaje, charló con AS en Las Estaciones de Juan del skate olímpico, los Roller Games de Barcelona...

Carmelo Paniagua es presidente de la Real Federación Española de Patinaje desde 2005. Reelegido hasta 2020, quizá afronte en la actualidad uno de los momentos más importantes de su mandato. Se estrena en el ciclo olímpico, por la inclusión del skateboard en el programa de los Juegos de Tokio 2020, y tiene un gran evento en el horizonte como son los Roller Games que se celebrarán en Barcelona en 2019. Bajo su tutela (y con un presupuesto de 1,9 millones de euros) conviven 10 deportes, desde “el más mediático” hockey sobre patines al novedoso freestyle. Porque si algo es clave en esta federación en los últimos tiempos, con disciplinas forjadas en la calle y en constante cambio, es adecuarse a los nuevos tiempos. “Hasta el punto de que quiero cambiar el nombre de la Federación. De Patinaje a Federación de Roller Sports. El patinaje ya no se identifica con nuestros deportes, que lo que tienen en común son las ruedas (roller). Es la esencia y lo que identifica la gente que los practica”, asegura.

Este pamplonés de 58 años, exportero de hockey patines y entrenador, al que acabaron enrolando para trabajos federativos, asegura que dirigir un ente del que dependen hasta diez deportes diferentes es a veces un trabajo arduo. “Porque hay que tener una sensibilidad con cada uno, que ninguno se sienta maltratado. Sólo la federación de natación se podría comparar a nosotros por el número de modalidades...”. Por eso se le ilumina la cara al hablar de esos Rollers Games que se celebrarán dentro de dos años en Barcelona, un evento mundial que aglutinará a sus diez disciplinas. 

Roller Games de Barcelona

Pero su gestación no ha sido fácil. De hecho se vivieron momentos muy complicados. Barcelona fue elegida en un principio como sede de la edición de este año, pero el cambio en la alcaldía de Barcelona truncó los planes. Ada Colau frenó todo lo relacionado con eventos deportivos. “Hasta que al valorarlo, se dieron cuenta de que también les interesaba. Se trata de un acontecimiento integrador, popular, moderno…”. El evento se reactivó... pero ya era tarde. “Tuve que ir a hablar con el presidente de la Federación Internacional (FIRS), Sabatino Aracu, con la difícil papeleta de decirle que no lo podíamos organizar en 2017”. Felizmente, se llegó a un acuerdo. China, interesada en acoger la edición  de 2019, asumió los de este año (en Nanjing), que se celebrarán en septiembre y a los que España acudirá con una delegación de 300 personas.

Lo importante es que Barcelona 2019 recibió el OK, con la implicación de todas las instituciones. No sería posible de otra forma para un evento que cuenta con un presupuesto de 11 millones de euros, donde participarán 6.000 deportistas y que implicará a toda la ciudad. “Montjuïc será el núcleo duro, con sedes como el Palau Sant Jordi o el Palau Blaugrana. Para la competición de hockey patines se contará con localidades cercanas”. Un programa donde no sólo estará la élite de cada disciplina (el Mundial de hockey patines se integrará dentro del evento) sino que se pensará en el deportista popular. El Maratón de patinaje, que este fin de semana hizo una demostración de fuerza en La Castellana de Madrid con 2.500 participantes, se hará abierto a todo el mundo. “El objetivo es tener 25.000 participantes”, asegura Paniagua. La Federación estima que podrían acudir 100.000 personas esos días a Barcelona.

El skate, olímpico en Tokio 2020

Otra competición que se planea celebrar en estos Roller Games sería una prueba clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 de la disciplina que ha convertido a esta Federación en olímpica, el skateboard. Un deporte que ha enamorado al Comité Olímpico Internacional en su intención de atraer a un público joven a la vez que aliarse con las enormes firmas (Red Bull o Nike son patrocinadores habituales) que apoyan este deporte. 

El madrileño Danny León y la gaditana Amanda Benítez son los skaters españoles en los que se ha puesto la esperanza (becas Pódium de Telefónica) para que representen a España en esta modalidad que crece a pasos agigantados. En las últimas fechas, tristemente de actualidad por la figura de Ignacio Echeverría, el skater español asesinado en el atentado de Londres cuando intentó defender a una mujer con su patín. La Federación también ha querido “tener un gesto” y otorgarle la Orden de Mérito y la medalla de la Federación.

El skate ha logrado lo que el hockey patines aspiró mucho tiempo: entrar en el programa olímpico. Un deporte (llegó a ser de exhibición en Barcelona 92) siempre señalado como referencia por ser uno de los que más títulos ha dado al deporte español, que tras no apuntarse el último Mundial (ganó Argentina) y el Europeo (España fue tercera tras Portugal e Italia) parece atravesar un pequeño bache en la categoría masculina, que acumula 16 títulos mundiales en su palmarés. “Es que lo habíamos ganado todo en los últimos diez años, pero también se pudo perder algo, alguna vez nos iba a tocar”, apunta y descarga de responsabilidad el presidente, que asegura seguir poniéndose “muy nervioso” cuando ve los partidos. 

A nivel de clubes, se sigue trabajando para dar visibilidad a las competiciones, con el eterno problema de que es difícil seguir la bola. “Hemos probado con una pista clara, donde se veía sin problemas, pero no es tan fácil montar y desmontarla una pista para los partidos. También influye que los equipos juegan en pabellones municipales, con un montón de líneas de otros deportes que lo dificultan todo más”.      

Suben las licencias

Pero lo cierto es que el hockey patines ya no está solo, aunque siga siendo la referencia. De hecho, el patinaje artístico aporta ya un porcentaje mayor de las casi 60.000 licencias con las que cuenta esta federación. Una modalidad que además tiene mucha culpa de que esta sea una de las cinco federaciones del deporte español que en la actualidad cuenta con más licencias femeninas que masculinas, junto a Gimnasia, Voleibol, Hípica y Baile Deportivo: “Cuidamos  y potenciamos mucho el deporte femenino”.

Y mientras las  licencias de hockey se han estancado, las de modalidades como línea o velocidad “suben continuamente, y todos los meses”. Y eso que siguen siendo deportes de la calle, donde muchos de sus practicantes no quieren “ni oir hablar de temas federativos”, aunque entre ellos se encuentren seguros para accidentes, descuentos y eventos exclusivos. Pero ese es el reto para el futuro, intentar aglutinar a esas disciplinas que poco a poco se han ido haciendo un hueco en el panorama deportivo español, tanto en interés como en nuevos practicantes. Para ello trabajan Carmelo Paniagua y su equipo, conscientes de que viven un momento clave.

0 Comentarios

Normas Mostrar