Así se demostró la culpabilidad de Aaron Hernández

ESCÁNDALO EN LA NFL

Así se demostró la culpabilidad de Aaron Hernández

Así se demostró la culpabilidad de Aaron Hernández

NBC News

El sistema de vídeovigilancia en la casa del ex de los Patriots, clave en su sentencia de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

La fiscalía, liderada por Patrick Bomberg, abrió su argumento en el juicio a Aaron Hernández con la siguiente teoría: el ex de los Patriots y dos socios llevaron a Odin Lloyd a un complejo industrial a poca distancia de la casa de Hernández y le mataron tras dispararle encima seis veces. 

SMS intercambiado entre Aaron hernández y Odin Lloyd.

Con varias pruebas materiales y audiovisuales, el estado demostró con éxito la culpabilidad del antiguo tight end. Todo empezó con una serie de SMS, mostrados durante el juicio sobre una pantalla televisiva. El móvil de Hernández fue legalmente confiscado tras el orden de búsqueda en el domicilio del exjugador. 

Nissan Altima alquilado por Hernández.

La conversación vía mensajes de texto de la fatídica noche era la siguiente:

La imagen de Hernández con la pistola Glock.

Hernández (21:05 horas): Vengo a pillar eso esta noche. ¿Estarás por ahí? Lo necesito y podemos quedar un rato.

Aaron Hernández observa la prueba de la bala y el chicle.

Lloyd: [Sin respuesta]

La toalla fue una de las últimas pruebas incriminatorias en el caso de Aaron Hernández.

Hernández (21:24 horas): ¿Qué pasa?

Lloyd (21:37h): Vale, ¿dónde?

Hernández (21:39h): No lo sé. Pero te daré un toque cuando ande por ahí como la última vez. Si mi móvil se queda sin batería, te llamo cuando la vuelva a cargar”.

Lloyd (22:00h): Ok. ¿Seguimos igual?

Hernández (22:13h): Ahora vemos. Te llamaré de camino

Lloyd (00:22h): Seguimos igual.

La conversación por SMS implicó a Hernández al demostrar que él y la víctima hablaron la noche de su muerte. El abogado del tight end, sin embargo, intentó darle la vuelta implicando que se trataba de una conversación cordial y demostrar que ambos eran amigos.

Imágenes

El fiscal usó imágenes de numerosos sistemas de seguridad audiovisual para luchar por su causa. En una se vio una imagen de un Nissan Altima, alquilado por Hernández, fuera de la casa de Lloyd a las 02:33 horas del día de la muerte del mismo. El exPat fue a buscar a Lloyd y ambos se fueron en el coche. El fiscal también usó una serie de SMS entre Lloyd y su hermana con éste diciéndole que andaba con “NFL”, poco antes de su muerte.

Poco después, el sistema de seguridad del propio Hernández le enseña regresando a su hogar. El complejo industrial en el que hallaron el cadáver de Lloyd está a dos minutos en coche de la casa del jugador.

Otra imagen enseña a Hernández llegando a casa con un objeto oscuro entre sus manos. El fiscal argumentó que se trataba una pistola Glock, precisamente el arma con el que se mató a Lloyd. El arma nunca se recuperó, pero los restos de bala en la escena del crimen apuntan a que se trataba de ese tipo de pistola.

El chicle y la bala

Durante el juicio, el fiscal sorprendió a los abogados de Hernández con el resto de una bala hallada en el coche de alquiler que tenía pegada un trozo de chicle. El chicle era azul, y apenas horas antes del crimen, Hernández había comprado este tipo de chicle en una gasolinera. Además, según la trabajadora del centro de alquiler de coches, Hernández le ofreció si le apetecía un chicle de sabor algodón de azúcar.

La toalla

En la escena del crimen, se encontró una bolsa de papel en la que había una toalla. Resulta que existen imágenes de esa noche de un cómplice de Hernández (que atraviesa su propio juicio) con esta misma toalla alrededor del cuello sólo unas horas antes.

0 Comentarios

Normas Mostrar