JUEGOS OLÍMPICOS | PIRAGÜISMO

Un preservativo da a la palista australiana Fox un bronce

Jessica Fox se va de los Juegos Olímpicos de Tokio con dos medallas. El bronce en eslalon K1 se ha hecho viral por el uso que le dio a un preservativo.

0

El ingenio puede salvarte de muchos percances. La palista Jessica Fox puede dar buena cuenta de ello. La australiana, de 27 años, tuvo que discurrir un plan b para reparar su piragua a tiempo para disputar la final de eslalon K1. En esa prueba acabó tercera, cerrando así una gran participación, ya que antes se había alzado con el oro en C1 individual. El tercer puesto en el cajón fue su cuarto metal olímpico, un trofeo que nunca olvidará.

La propia Fox compartió en sus redes sociales, una vez que pasó la competición, el curioso uso que le dio a uno de los preservativos que se reparten en la Villa Olímpica. La piragua de la australiana tuvo al profiláctico apretando una pieza de carbono que se había soltado. La deportista subió el vídeo en el que se ve a un miembro de su equipo llevando a cabo tan curiosa reparación. "Apuesto a que no sabían que los preservativos se pueden usar para esto. Tienen mucha elasticidad y son muy fuertes", apuntó en la publicación.