BARCELONA

Los Mossos destapan la coartada del Barçagate

La policía descubre que el informe de auditoría no pasó los controles reglamentarios de aprobación así como un correo entre Jaume Masferrer y Carlos Ibáñez.

0

A medida que avanzan las investigaciones de los Mossos d'Esquadra, se complica cada vez más la trama del Barçagate para los antiguos gestores del equipo blaugrana. Según informó el programa Qué t'hi jugues de la Cadena SER en Barcelona, los investigadores de la policía autonómica desautorizan la coartada del club que se basaba en la auditoría encargada por Bartomeu a la empresa Pricewaterhouse Coopers (PwC).

Según los investigadores, la auditoría de PwC no pasó por los controles reglamentarios de aprobación por parte de la junta directiva, del mismo modo que la polícía constata que tampoco pasaron por los controles establecidos en los estatutos del club algunas facturas de más de 200.000 euros.

La SER añadió que los Mossos descubrieron que en la junta del Barça se instó a negar las informaciones de la SER, negando que hubieran encargado el trabajo de monitorización de las Redes Sociales a la empresa I3Ventures, dependiente de Nicerstream. Más que monitorizar las redes, estas empresas lo que hacían era lanzar mensajes ofensivos y denigrantes contra periodistas, opositores, ex entrenadores, ex jugadores e inclusos miembros en activo de la plantilla.

Entre los correos que ha descubierto la policía, según la Cadena SER, está uno del jefe de gabinete de Bartomeu, Jaume Masferrer, en el que éste le pide a Carlos Ibáñez, responsable de I3 Ventures el original del contrato bajo el epígrafe "nuestro informe". Por tanto, parece que queda claro que sí el Barcelona encargó estos trabajos y que trató de eludir esa información cuando encargó la auditoría a PwC a la que no proporcionó la documentación necesaria para hacer su trabajo.