REAL MADRID

Redescubriendo el fútbol elegante de Zizou: el viaje de 'Zidane, mil danzas de blanco'

#Vamos estrena este jueves 'Zidane, mil danzas de blanco', un reportaje que redescubre el impacto de su fútbol elegante cuando se cumplen 20 años de su fichaje por el Real Madrid.

0

Un viaje veinte años atrás para redescubrir el impacto del fútbol elegante de Zidane en la Liga y el Real Madrid. Es lo que plantea Zidane, mil danzas de blanco, el reportaje con el sello de Luis Miguel Hinojal que estrena #Vamos este jueves (22:00).

Un trabajo de una hora editado a partir de un cuidado repaso a cuarenta horas del compactado de imágenes procedentes del archivo de Movistar+. “Hacía todo con un gran sentido de la estética. Zidane era la belleza eficaz. Nada era gratuito. Le salía. Pero lo suyo no fue un flechazo inmediato con la grada... Fue un flechazo clásico que se fue dando poco a poco con la calidad que tenía”, cuenta Hinojal a AS.

El documental cuenta con los testimonios de Roberto Carlos y Vicente del Bosque, además de la visión de Alfredo Relaño, José Sámano, Santiago Segurola y Manuel Jabois.

El gol de Glasgow y el marcaje de Albelda.

Zidane, mil danzas de blanco profundiza en el análisis biomecánico de la volea perfecta de Glasgow ante el Leverkusen en la final de Champions. "Hemos medido las distancias, la altura del pase de Roberto Carlos, que todavía bromea sobre su asistencia, el ángulo que forma el cuerpo en el momento del golpeo, la velocidad, que estuvo en torno a los 60 kilómetros por hora... Se apoya en la biomecánica deportiva, pero detrás de esto destacamos el ingenio de un futbolista magistral que se cree capaz de realizar ese golpeo en ese contexto", explica Hinojal.

FUTBOL 01/02

Y de ahí a historias curiosas como la del primer marcaje de David Albelda en Mestalla en el primer partido de Zidane con el Real Madrid. “Fue un partido muy duro, le sometió a muchísimas patadas. Zidane acabó enfadadísimo, casi al borde del llanto... Estaba cabreado con el mundo... Cuenta Del Bosque que ni lo quería mirar porque parecía enfadado con todos... Cuenta también que la culpa probablemente había sido suya por no haberle podido acomodar en el sistema, a un dibujo tan atípico con la banda izquierda entera para Roberto Carlos, la derecha para Figo, con Raúl, Morientes...”, relata Hinojal.

“La expectativa que creaba... Él fue en términos absolutos el primer galáctico. Le dio imagen social y artística al fútbol. Tenía la elegancia de un cisne. Ese halo... Parecía un arcángel jugando al fútbol”, apunta Alfredo Relaño en el clip de vídeo exclusivo que avanza este jueves AS.

Veinte años después Zidane sigue bailando.

La volea de Zidane en la final de Champions que disputaron Real Madrid y Leverkusen en Glasgow.