Barcelona

Esperando el regalo de Messi

El argentino cumple mañana jueves, día de San Juan y santo de Joan Laporta, 34 años. En el Barça esperan que sea el día en el que anuncie su renovación.

Barcelona
Esperando el regalo de Messi
PAU BARRENA AFP

Crece el optimismo en el Barcelona respecto a la respuesta de Messi a la oferta de renovación que le presentó Joan Laporta antes de que el 10 del Barça se incorporara a la concentración de la selección argentina con la que ahora está disputando la Copa América.

El martes se empezó a rumorear que la respuesta del argentino era positiva, pero desde ambas partes se pide prudencia al respecto, aunque desde ningún lado se niega que las bases del acuerdo están muy próximas. Se habla de detalles a concretar, de temas técnicos, fiscales y legales, especialmente en lo que hace referencia a la forma de pago y a la duración del contrato para poder mantenerse dentro del límite salarial que marca LaLiga, pero desde ningún lado se echa agua al vino.

La ilusión desde el lado del Barcelona es que Messi le regale al club una respuesta positiva el jueves, una fecha señalada, puesto que coincide con el cumpleaños del jugador, que hará 34 años el día de San Juan, santo del presidente Joan Laporta.

El máximo mandatario del Barcelona reconoció esta ilusión la semana pasada en un acto en el Palau de la Música en el que presentó un documental sobre el futbolista argentino realizado por TV3. “No contemplo un no de Messi, no me lo planteo, espero que nos responda lo antes posible. Sería fantástico que esto pudiera anunciarse en dos fechas inminentes emblemáticas: el 24 de junio, aniversario de Messi, que cumplirá 34 años y que coincide con mi santo o el 29 de junio, que es mi cumpleaños. Sería un gran regalo”.

Ninguna de las dos fechas es un capricho más allá de la significación para Laporta y Messi. El Barcelona necesita que Messi firme su renovación antes del 30 de junio, fecha en la que se extingue su contrato para que LaLiga no considere una renovación posterior como un fichaje y afecte al límite salarial de su plantilla. Por poner un ejemplo, si Messi renovara después del 30 de junio por 10 millones, el Barça se vería obligado a vender por valor de 40 para poder inscribirle. De ahí la prisa del club blaugrana por esperar este regalo antes del 30 de junio.

En este sentido, el club y los representantes legales del jugador trabajan en una modalidad de contrato se amolde a la delicada situación económica del Barça. En un principio se habló de la renovación por un año, pero parece que ambas partes podrían llegar a un acuerdo por dos temporadas tras las cuales Messi podría irse a cerrar su carrera a la MLS de Estados Unidos.