SELECCIÓN

Adama Traoré: "Aunque la afición no este contenta no significa que no te quiera"

Es el futbolista más distinto de los 24 y puede romper los partidos con su fuerza, potencia y explosividad. Adama se siente al cien por cien participar en la final ante Eslovaquia

Adama Traoré (Hospitalet, 25 años) sigue siendo 'la bestia' de la Selección. Su aspecto físico impresiona en persona, pero ha llegado a la Eurocopa con menos volumen muscular. Está a tope para dar todo por España.

¿Cómo está de la lesión que tenía al llegar?

Tuve un problema en los isquios, una pequeña molestia y por mis características físicas y por la forma que yo juego y tenía que cuidarlo. Como soy un jugador explosivo y juego de esa forma, si no cuidas las fibras rápidas cuando tienes molestias, puede empeorar. Estoy bien, preparándome para el partido del miércoles con ilusión y si el míster me necesita, estaré ahí con ilusión y daré todo de mí.

¿Esperaba salir un rato ante Suecia y Polonia para romper sus defensas?

Todos queremos salir al campo y aportar nuestro granito de arena. Espero mi momento y cuando el míster y el equipo me necesiten, daré mi ayuda.

¿Cómo ha visto estos dos empates desde fuera?

El equipo ha creado muchas ocasiones, mis compañeros han hecho un grandísimo trabajo. El resultado no era el que queríamos ninguno, pero el trabajo ha estado ahí y las ocasiones las hemos tenido, pero no hemos tenido el premio final. Con insistencia y trabajo, llegarán los resultados.

Ha habido quejas sobre el estado del césped, ¿España no ha ganado por el césped?

Si ha habido quejas es porque es real. Prefiero no hablar de cómo está el campo. Solo nos interesa ganar el partido del miércoles.

Ante Polonia animaron más al final los aficionados polacos que los españoles. Azpilicueta ha dicho que también los jugadores tienen que dar más en el campo para tirar de la afición. ¿Cómo es la relación con la afición?

La Selección y los españoles, la afición española, es como una familia. No esperábamos llegar al último partido a jugarlo como una eliminatoria. Aunque parte de tu familia no esté contenta, no significa que no te quiera. En los momentos difíciles estarán ahí, porque somos una familia y estarán apoyándonos, intentaremos darlo todos para ellos.

¿Puede jugar de lateral derecho en defensa de cuatro?

He jugado de carrilero con defensa tres centrales, pero con línea de cuatro no he jugado. He jugado de carrilero y de delantero en todas las posiciones. Donde me ponga el míster lo daré todo.

Es el futbolista más distinto, el más explosivo, el que puede cambiar un partido, ¿se ve cómo revulsivo?

Me veo de lo que el míster me diga. Si tengo que estar desde el minuto uno estaré ahí dándolo todo, ya lo he hecho. Y de revulsivo también lo he hecho. Quiero demostrar mis características cuando me toque jugar. Cuando el míster me necesite daré ese feedback de agradecimiento.

Van der Vaart ha dicho que España es horrible y que quiere jugar contra la Selección. ¿Qué opina?

Es su opinión. No voy a hablar de una persona que no está dentro de la Selección. Respetamos todas las opiniones. Ya veremos si llega el momento.

España puede cruzarse con Inglaterra en los cruces, ¿cómo ve a los ingleses que los conoce bien de la Premier?

Sabemos cómo es el fútbol inglés, que es mucho de ida y venida. Inglaterra tiene una gran selección, pero nosotros también tenemos una gran Selección. Sería un gran enfrentamiento. Nosotros salimos al campo a ganar a contra cualquier selección.

Se critica a Luis Enrique porque su sistema 1-4-3-3 es muy encorsetado, ¿cree que hace falta alguna variante táctica porque España es muy previsible?

Ese es el planteamiento del míster y el equipo ha jugado muy bien. Si hubiéramos tenido la suerte de marcar las ocasiones no estaríamos hablando de cambiar el sistema táctico, pero así es el fútbol. Con el sistema de Luis Enrique hemos creado muchas ocasiones. Hay que ser pacientes y llegará el premio al trabajo y la gente no dirá de cambiar el sistema táctico.

Se dice en el grupo que no hay titulares ni suplentes, pero ha repetido el mismo con un cambio de Gerard por Ferran.

El míster decide y a partir de ahí, si entramos de titulares o de suplentes, hay que dar el cien por cien. Cuando llegue mi momento lo daré todo en el campo.

¿Cómo está siendo su día a día en la concentración?

Estas semanas me he estado cuidando mucho físicamente, tratándome esas molestias, haciendo diferentes cosas, en la máquina de aire, haciendo agua fría, estiramientos y masajes musculares, fuerza... Todo tipo de ejercicios para estar al cien por cien. Hay una sala de juegos, vamos a la sala de juegos y hablamos. Y vemos los partidos de la Eurocopa.

¿Qué le ha gustado más?

Tenemos un grupo humano magnífico, tanto los jugadores como el staff.

¿Y de la Eurocopa que le está gustando?

Hay varias selecciones buenas. Bélgica me gusta porque tengo compañeros, igual que Portugal. Me gusta también la selección inglesa. Sigo a las selecciones en las que tengo compañeros y me gusta verlos.

¿Sigue haciendo su entrenamiento específico en la concentración?

Sí, sigo esa pauta porque es importante para mi cuerpo. Es importante conocer a tu cuerpo, saber cómo funciona, saber qué limite tiene, saber cómo se recupera, que es lo mejor que tienes que dar a tu cuerpo para que estés al cien por cien. Es un estudio de ti mismo y con esa pauta de trabajo vas conociendo cada vez mejor a tu cuerpo. Y sabes lo que tienes que hacer para llegar al mejor nivel posible.

¿Y la alimentación también la cuida?

Sí, totalmente, la alimentación también es importante. Y el aspecto mental.

¿Hace muchos burpees, ejercicios con su propio peso?

Sí, sí. Hago mucho trabajo con mi propio peso. Las pesas no me gustan, no hago pesas realmente porque haciendo pesas cojo volumen muy rápido y eso es lo que quiero,

¿Ha perdido volumen respecto a la primera convocatoria con España?

Sí, he perdido volumen.

¿Por qué?

Es ir probando, es ir viendo diferentes tipos de preparación con mi cuerpo y a partir de ahí me voy sintiendo bien.

¿Ha perdido peso?

Habré perdido dos o tres kilos.

¿Se siente más rápido?

Me noto bien.