FINAL DE LA CHAMPIONS FEM.

Kirby, Kerr y Harder, un tridente con casi 80 goles en el Chelsea

Inglesa, australiana y danesa lideran el ataque de las 'blues', rival del Barça el próximo domingo (21:00) en la gran final de la Champions femenina.

0
Kirby, Kerr y Harder, un tridente con casi 80 goles en el Chelsea
Catherine Ivill Getty Images

Decir Fran Kirby, Sam Kerr o Pernille Harder en el Chelsea es más que sinónimo de gol. Las tres delanteras suman casi 80 goles (78, para ser más exactos) en total. Una cifra que eleva la atención del Barça en la final de la Champions que afrontan ante ellas el próximo domingo (21:00) en Gotemburgo. La pegada de las inglesas, que acaban de proclamarse campeonas de la Superliga inglesa, es indudable. Mucho más si están algunas de las tres sobre el verde.

En la competición europea destaca el papel goleador de Fran Kirby. Con seis goles, la delantera inglesa es la máxima goleadora del Chelsea en Champions. Este nivel ofensivo le lleva también a ser la pichichi del torneo continental, empatada a dianas con la azulgrana Jenni Hermoso. Pero, Kirby no sólo ha tenido puntería en partidos europeos. La futbolista británica suma un total de 25 goles y 12 asistencias entre todas las competiciones en esta temporada.

Unos números que aún supera la veterana Sam Kerr, considerada como una de las grandes estrellas del fútbol mundial y que ha sido bota de oro en Liga. Con 27 dianas en total (21 en Liga, 3 en Copa y 3 en Champions) y 9 asistencias, la australiana está amortizando su millonario contrato con goles en el Chelsea. Al azote ofensivo que representan Sam Kerr y Fran Kirby, considerado por el propio Chelsea como "el mejor duo del mundo", se suma también el de Pernille Harder. Una jugadora que se convirtió el pasado verano en el traspaso más caro del fútbol femenino europeo al pagar el equipo inglés hasta 350.000 euros al Wolfsburgo por ella.

La joven delantera danesa vale su peso en goles y acumula 16 entre Champions (4), Liga (9) y Copa (3). Con ella se cierra este tridente majestuoso con el que el Chelsea quiere plantar cara al Barça y llevarse su primera Champions. Un hecho que podría ser histórico si el equipo masculino gana también la final, puesto que serían el primer club que consigue alzar este título histórico en ambas categorías.