PRIMERA IBERDROLA | BARÇA 6-1 GRANADILLA

El Barça saborea el título

Tímido susto para las azulgrana, tras el 0-1 de Pisco. Los dobletes de Jenni y Bruna y los goles de Alexia y Martens ponen al líder a siete puntos de ser campeón.

El Barça saborea el título
FC Barcelona Femenino

Siete puntos para ser campeón. El Barça recuperó sin dudas uno de sus encuentros aplazados (aún le quedan otros dos más) ante el Granadilla. El cuadro culé impuso su orden y mando en un partido que arrancó perdiendo y en el que mantuvo su tónica habitual: buen juego y aluvión de ocasiones para seguir goleando. Jenni Hermoso, con doblete para acercarse al pichichi, del que le separan dos goles, Alexia Putellas, Lieke Martens y Bruna Vilamala (2) fueron las encargadas de darle la vuelta al encuentro. Y lo hicieron ante un rival que enseñó los dientes y plantó cara al gran líder. Pero, hace falta mucho más para ganar a este todopoderoso Barça.

Saltó pronto (8') la sorpresa en el Johan Cruyff. Pero poco duró el miedo entre las azulgrana. Pisco enmudeció con un auténtico golazo a los 457 espectadores que aún se acomodaban en las gradas del inexpugnable Johan Cruyff. La defensa canaria aprovechó un balón suelto en el área para definir con el exterior de su pierna izquierda y sumar el quinto gol en contra para el Barça en esta Liga. Un tanto con el que el Granadilla se convertía en el primer y único equipo capaz de ponerse por delante en el marcador contra el equipo culé en esta temporada.

Cinco minutos les duró la ilusión a las insulares. Con superioridad en el juego y pese a que las canarias estaban bien plantadas, el Barça se rehízo con un doblete de Jenni Hermoso (13' y 25'). La madrileña remontó el encuentro en doce minutos, sirviéndose en el primer tanto de una precisa asistencia entre líneas de Alexia Putellas y anotando el segundo de carambola, después de que el balón entrara en la meta canaria tras rebotar en la espalda de Patri Gavira.

Las sensaciones del Barça fueron a mejor, aún si cabe, con una Paños que evitó el 1-2 tras intervenir con seguridad en un mano a mano con Pisco. Al control del esférico se le sumaba el dominio del marcador, en el que la distancia se amplió por medio de Alexia Putellas. La centrocampista es un escándalo sobre el verde y lo demostró una vez más. No sólo dio el pase decisivo para el 1-1. La capitana culé lideró el ataque del Barça, anotando el tercero de penalti. La '11' provocó la pena máxima tras ser derivada por Natalia Ramos y ella misma fue la encargada de transformarla.

Las de Lluís Cortés se marcharon así a vestuarios con calma, con la tranquilidad de seguir caminando con buen rumbo. Un camino en el que pisa con fuerza a través de una Alexia Putellas iluminada, que dejó en las botas de Ana Crnogorcevic la última gran ocasión azulgrana en la primera parte. Aline Reis intervino con gran acierto en el mano a mano con la suiza y mantuvo en pie a las canarias de cara al segundo tiempo. El equipo de Francis Díaz se presentó en el Johan Cruyff con gran personalidad, ofreciendo un juego arriesgado en algunas de sus facetas. Sin embargo, ni esto fue suficiente para poner freno a este Barça.

Bruna Vilamala, doblete de ensueño

Siguieron a lo suyo ambos equipos. Las locales dominaban en juego y ocasiones. Mientras, el Granadilla mantenía una presión alta que intentó sin frutos incomodar al Barça. El cuadro azulgrana supo como encontrar espacios para poner en aprietos a Aline Reis. La portera canaria resistió como pudo, con ayuda de la madera en un disparo de Alexia Putellas. Sin embargo, la suerte se puso en su contra en el rechace de esta misma jugada, a la que llegó Lieke Martens como una locomotora tras salir del banquillo.

La holandesa sumó el cuarto y aniquiló aún más a un Granadilla cuyo desgaste físico hizo mella en los últimos tiempos de partido. Le dio esto último más alas a un Barça que siguió disfrutando, con jugadas y ocasiones de categoría. Las catalanas son insaciables y buscan seguir batiendo récords partido tras partido. En este superó su mejor registro goleador en Liga (120) y llegó hasta los 124. Un dato en el que tomó protagonismo una de las jugadoras que prometen un buen futuro para el Barça: Bruna Vilamala.

La joven delantera salió del banquillo y, tal y como acostumbra en las últimas ocasiones que ha tenido opciones de jugar con el primer equipo, demostró tener mucho gol en sus botas. De ellas salieron los dos últimos tantos (6-1). El primero fue tras una buena combinación de Alexia Putellas y Vicky Losada y el segundo a pase de Torrejón casi sobre la bocina. Todo ello en unos últimos minutos de gran intensidad y ritmo de un Barça que pudo ampliar el marcador aún más. Este equipo es infinito...