DEPORTIVO 2- NUMANCIA 1

El Depor recupera el liderato ante el Numancia y se impulsa

Borges abrió la cuenta, Asier Benito empató y decidió Miku de penalti. El Depor tiene cuatro puntos de colchón sobre el Numancia, que ahora es tercero.

Héctor felicita a Borges tras su gol.
Jesus Sancho (Sanchofoto) Diario as

Deportivo y Numancia se reencontraban con el liderato del grupo en juego y el aliento del Racing de Ferrol en la nuca. Y lo que se vio fue un partido de poder a poder que acabó cayendo del lado blanquiazul por un penalti absurdo, por una mano sin intención ni peligro, pero que existió. La victoria cimenta el liderato de los coruñeses, que ahora tienen un colchón de cuatro puntos con solo nueve por disputarse. Importante triunfo que elimina las dudas que habían surgido tras la derrota en Langreo y que acerca los coruñeses a la Primera RFEF con Riazor como mejor baza: cinco victorias consecutivas. Para el Numancia, que terminó el partido con diez y Ximo Miralles lesionado, es un freno después de tres victorias seguidas que lo sitúan ahora a dos puntos de la meta que marca el Racing de Ferrol, segundo clasificado.

La apuesta inicial de ambos técnicos presentó pequeñas novedades. Celso Borges y Lara por parte local, Aguirre y Manzanada en el bando visitante. Matices aparte, ambos equipos salieron sin complejos, sin especulaciones, a por tres puntos que eran oro. Avisos visitantes a balón parado, remate con veneno desde la frontal de Villares. Y el primer golpe lo dio el Deportivo a los 23 minutos con una factura inesperada: la estrategia. Córner con apertura, tres toques hasta el centro definitivo para que Borges cabecease recordando que no se le ha olvidado su faceta de llegador. Primer gol de la temporada para el tico, primer gol de los coruñeses en esta liga a balón parado. Felicidad personal, alegría para el colectivo en una buena puesta en escena coral de los blanquiazules. El tanto no amilanó a los sorianos, que poco a poco se recompusieron y rozaron el empate poco después con un disparo cruzado del incisivo Asier Benito. La ocasión lanzó al Numancia hacia el empate en el tramo final por su convicción y por varias pérdidas de los coruñeses en imperdonables pases horizontales en la media, pero sin daños.

No cambio el hambre en el arranque del segundo tiempo. La de los locales, por poner la puntilla a la obra; la de los visitantes, por igualar el partido. Y el que tuvo premio fue el Numancia, que en el enésimo centro lateral encontró la cabeza del matador Asier Benito entre Granero y Héctor para empatar en el duelo en el minuto 54. La igualdad también se trasladó al campo, en una fase de intensidad en las disputas y menos luces en la construcción con Keko y Aguirre como los principales puñales de cada equipo. Y el siguiente gran suceso llegó en el minuto 70, en una mano de Lillo tras el despeje de un compañero para un penalti absurdo. Miku, desde los once metros, no perdonó. Después, un error en la salida de balón de los sorianos acabó en falta al borde del área y roja para Borja López cuando la falta era de Contán. Más polémica, uno menos y poco más de diez minutos por  delante. Voluntad soriana, pero que llegó a inquietar a un Depor que no supo dormir el partido a pesar de la superioridad numérica, pero que no desaprovechó su segunda ventaja.