REAL ZARAGOZA

“Estamos totalmente convencidos de que vamos a lograr la salvación”

JIM subraya que su equipo está compitiendo en todos los partidos y se queda con la autocrítica de los jugadores: “Todos somos conscientes de lo que nos estamos jugando”.

Zaragoza
0
Juan Ignacio Martínez.
ALFONSO REYES

Juan Ignacio Martínez asegura estar convencido de que su equipo va a lograr la permanencia porque compite en todos los partidos y que la única cuenta posible es sumar el lunes los tres puntos contra el Mirandés: “Debemos ser un Real Zaragoza en su mejor esencia”. El técnico también subraya la importancia de minimizar los errores individuales y de que no vuelva a suceder lo de Vallecas porque “la temporada está en un momento crucial”.

—¿Cómo ha ido la semana tras la dolorosa derrota contra el Rayo Vallecano?

—De un viernes a lunes se hace larga y encima sin los tres puntos de Vallecas, que los tuvimos ahí rozando, pero ya no podemos hacer más cuentas de la lechera. Fue una adversidad que a través de muchos análisis vamos a intentar que no vuelva a suceder porque la temporada está en un momento crucial. Me quedo con la autocrítica de los jugadores. Todos somos conscientes de lo que nos estamos jugando.

—Gran parte de la permanencia está pasando por La Romareda. ¿Es una presión añadida?

—Los números en La Romareda están siendo muy buenos, pero no podemos fiarlo todo a los partidos de casa y tenemos que sumar también fuera. Ahora mismo debemos meter toda la energía en el encuentro del lunes y además sabremos cómo han quedado todos los resultados. La Romareda incluso vacía vibra y el jugador que lleva más tiempo aquí lo nota y lo transmite y los que no llevamos tanto intentamos a través de nuestros mensajes que el rival sienta que La Romareda es un campo complicado.

—¿Qué importancia le da a este partido en lo anímico tras el duro golpe sufrido en Vallecas?

—Le doy importancia por lo anímico y por la situación que estamos en la clasificación. Nosotros estamos con mucha necesidad de puntos y lo decimos semana tras semana. Es verdad que vienes de esa adversidad y de la manera que se produce, que vuelves a jugar en casa, que es el último partido de la jornada… Son muchas circunstancias, pero todo eso son complementos y nosotros debemos estar enfocados al Mirandés, siempre desde el máximo respeto, pero siendo un Real Zaragoza en su mejor esencia.

—¿Hace cuentas?

—No, pero también es cierto que al final tienes que sumar muchas victorias. No vale pensar en el triunfo de la próxima semana o de la siguiente, sino en la victoria del próximo partido, que es la que te va a dar un plus en todos los aspectos, aunque es inevitable pensar que de las trece jornadas que quedan tenemos que sumar muchos triunfos para mantener la categoría.

—¿Cree que será necesario llegar a los cincuenta puntos?

—Quedan 39 puntos en juego y si en nuestro caso sólo has sacado treinta hasta ahora, igual no hace falta llegar hasta cincuenta, pero en Segunda todo el mundo suele sumar muchos puntos en las últimas jornadas, así que las cuentas deben ser sumar los tres puntos contra el Mirandés y así sucesivamente.

—¿Ahí dentro piensan que se va a lograr la salvación?

—No es que lo pensemos, estamos totalmente convencidos. El equipo está compitiendo. Es verdad que muchas veces perdemos puntos por algún accidente o error que no son normales en el fútbol profesional y suceden. Hablo de las últimas jornadas sobre todo, pero el equipo transmite sensaciones y así se lo hago ver al grupo. En esa autocrítica que hacemos no sólo vemos la parte negativa, también lo positivo para reforzarnos.

—¿Cómo puede corregir un entrenador todos esos errores individuales?

—Ya no se trata del entrenador, sino del propio jugador. Nosotros lo que debemos intentar es minimizar esos errores o desajustes de la manera más natural posible, que es a través del rendimiento. Hay que intentar que la toma de decisiones sean las mejores y evitar esos errores cerca de nuestra área porque si los cometes lejos de tu portería, tenemos cobertura suficiente para solucionarlos, pero cuando son tan cerca nos penalizan con un gol en contra y eso es lo que nos ha pasado últimamente.

—Francho y Sanabria vuelven a estar disponibles. ¿Qué opciones tienen de jugar de inicio?

—No va a haber revoluciones. Perdemos a Francés por sanción y tenemos alternativas de otros compañeros. También hay que valorar mucho el rendimiento de los que están jugando últimamente. De lo que estoy convencido es que el rendimiento de los once que jueguen va a ser muy bueno.

—¿Hay opciones de que se vuelva a ver un Zaragoza con tres mediocentros?

—Son alternativas que nos da el regreso de Francho y Sanabria porque son jugadores más específicos que otros compañeros. También tenemos la opción de meter ese doble delantero. Todas esas variantes que me da el equipo las tengo muy pensadas y la duda la tengo que despejar este fin de semana para llegar al lunes con las ideas muy claras.

—¿Le preocupa no poder contar con su pareja de centrales habitual por la baja de Francés?

—No podemos obviar que Francés estaba en un momento muy bueno, pero Peybernes vino en el mercado de invierno como un refuerzo importante y le dio un grado de competitividad al grupo, aumentando el rendimiento de los compañeros tanto en partidos como en entrenamientos. Es un jugador con experiencia, tanto en Francia como en España, confío en él y el lunes espero su mejor versión, como no puede ser de otra manera. Estoy convencido de que tanto él como Jair van a hacer un buen partido, como todo el equipo.

—¿Qué Mirandés espera?

—José Alberto está haciendo un buen trabajo y es un equipo ofensivo que mira constantemente la portería rival y que juega muy bien en combinación, con jugadores jóvenes. Con el máximo respeto al Mirandés, lo que me preocupa es el rendimiento de nuestro equipo, que es lo que nos tiene que dar los tres puntos.