CELTA

Aprobados y suspensos del Celta: Aspas sigue gafado

El moañés rozó el gol en dos ocasiones, pero Courtois primero y Casemiro y el poste después le negaron el festejo. Mina sigue su idilio anotador.

Iago Aspas durante un partido con el Celta
Jose Breton Jose Breton / Cordon Press

Iván Villar: Empezó el partido con una acción en la que midió mal y se llevó un gran susto. Pese a ello, no se arrugó y salió siempre con valentía. No pudo hacer nada en los tres goles del Madrid y evitó el hattrick de Benzema con una buena parada.

Mallo: Tuvo una interesante batalla con Vinicius por su costado. Cuando se vio superado, no dudó en frenarlo con faltas y midió bien esas acciones porque no vio amarilla. Se prodigó en ataque en los últimos minutos, cuando Solari le habilitó con paredes.

Araújo: No fue su día. Falla en la marca a Benzema en el primer tanto y además rompe el fuera de juego, habilitando al francés para marcar. En la segunda parte cometió un error de bulto ante el delantero madridista que no fue gol de puro milagro. Muy fallón en la salida de balón.

Murillo: Correcto, achicando el agua que se colaba por la rendija de Araújo. No estuvo especialmente fino en el inicio de la jugada y de hecho comprometió a Tapia en la acción del primer gol. A partir de ahí, decidió no complicarse la vida. Expeditivo en el juego aéreo.

Aarón: Empezó el partido con ciertas dudas, sobre todo con el balón en los pies, pero acabó entonándose. Se incorporó bastante al ataque y puso más centros que nunca, aunque con muy poca precisión.

Tapia: Se confirma que el peruano es humano. Suya fue la pérdida que provocó el primer tanto de Benzema, aunque también es cierto que Murillo le entregó una sentencia a muerte más que un balón. Recibió tantos golpes que fue imposible contar las veces que se quejó. Como siempre, se multiplicó en la destrucción y protagonizó un bonito duelo con Casemiro.

Brais: Tuvo mucha intención, pero escaso acierto. En la primera parte filtró dos balones que llevaban la firma de una asistencia de gol, pero le faltó entregar con más finura. Muy comprometido en defensa. Courtois le detuvo un cabezazo en la primera parte.

Denis: Un día más se creció ante el Real Madrid. Estuvo más acertado que en las últimas semanas en la entrega de la pelota y aunque Zidane ordenó taparle, siempre se ofreció e intentó dar una buena circulación al balón. Asistencia exquisita a balón parado en el gol de Mina.

Nolito: Su caño a Casemiro es para enmarcar. Dejó detalles, com ese, de su enorme calidad, pero le faltó mayor continuidad. No acabó de encontrarse cómodo en el partido y, una vez más, fue sustituido por Coudet.

Aspas: Sigue gafado en este 2021, en el que todavía no se estrenó como goleador. Lo buscó y estuvo a punto de lograrlo en dos ocasiones. Primero, en un zurdazo desde la frontal que desvió Courtois a córner, y después en un lanzamiento de libre directo que Casemiro desvió al poste con la cabeza. El balón iba dentro y la intervención del brasileño fue crucial para evitar el tanto.

Mina: Continúa en estado de gracia. Marcó su séptimo gol de la temporada y el sexto en los dos últimos meses. Ya había avisado a Courtois con un cabezazo y con un remate de espuela que se marcharon desviados. Finalmente, encontró la red en un buen testarazo tras el centro de Denis.

Solari (entró por Nolito): Dejó boquiabiertos a todos con un regate imposible sobre la línea de fondo. Estuvo muy activo durante el tiempo que participó, asociándose bien con los compañeros y siendo muy vertical por su banda. Se lesionó en el descuento y tuvo que pedir el cambio.

Ferreyra (entró por Murillo): Aspas le entregó un buen balón dentro del área, pero Nacho primero y Casemiro después le taparon el camino hacia la portería.

Beltrán (entró por Brais): Perdió el duelo aéreo con Modric que generó la jugada del 1-3.

Fontán (entró por Solari): No pudo hacer nada para evitar el tercer gol del Madrid.