BARCELONA

El Barça tarda media Liga para encontrar la estabilidad

Ha ganado 23 de los últmos 27 puntos después de haber ganado 14 de los primeros 30. La actitud ha mejorado y, en parte, también la efectividad.

El Barça tarda media Liga para encontrar la estabilidad
FITO GONZALEZ DIARIO AS

Le ha costado y todavía es un equipo que presenta dudas, especialmente por falta de efectivos y porque tiene poco más que un once fiable (Piqué, Ansu o Coutinho son lesionados de larga duración), pero el Barça ha encontrado cierta estabilidad. Cierra la primera vuelta (19 partidos) con 37 puntos, una cifra baja. Pero en crecimiento. Frente a las diez primeras jornadas, en las que apenas sumó 14 puntos, ha sumado 23 de los últimos 27 y se ha estabilizado en puestos Champions. LaLiga parece una quimera por la trayectoria del Atlético y por los errores del comienzo de curso en Vitoria, Getafe y Cádiz. Pero al menos el Barça se ha estabilizado en los puestos Champions y transmite alguna sensación mejor.

Cinco años después, el Barça ha ganado cinco partidos seguidos fuera de casa (Valladolid, Huesca, Bilbao, Granada y Elche). Es la primera demostración de que ha ganado consistencia y concentración. A eso le ha ayudado el liderazgo Ter Stegen y la consagración de Araújo en el centro de la defensa y la minimización de errores groseros como los que costaron las derrotas en Getafe y Cádiz y el empate. Además, el equipo ha empezado a generar más fútbol en la sala de máquinas con Busquets, Pedri y De Jong. Al margen de la lesión, Messi también se ha enchufado fuera del área con goles en Valladolid, Bilbao y Granada. El Barça ha transmitido imagen de seriedad y, pese a no ser brillante, ha empezado por asegurar resultados. Jugadores como Busquets, Alba, De Jong e incluso algunos como Dembélé y Griezmann han empezado a subirse al carro y se vislumbra la reaparición de Ansu.

Ahora falta por saber si el Barça está en condiciones de subir el siguiente escalón, el de la mejora futbolística. Para eso, `primero debe recuperar a dos jugadores clave como Piqué y Ansu y mantener la mejor versión de Messi. Pero, además de eso, Koeman ya ha dejado claro que hace falta más. Y tienen nombre: Eric García y Depay. Pero los candidatos, especialmente Laporta y Freixa, parecen estar pensando más en apuntarse los fichajes del futuro que ayudar a un equipo que, si quiere ganar títulos o, al menos, mantener la estabilidad de los últimos partidos, necesita refuerzos.