LAS PALMAS

Rober González, positivo por COVID-19 y Edu Espiau, aislado

El delantero extremeño ha dado positivo en los controles realizados esta mañana y el grancanario estará en cuarentena por ir en el mismo vehículo.

0
Rober González, positivo por COVID-19 y Edu Espiau, aislado
MIQUEL A. BORRAS DIARIO AS

Comienza con sobresaltos la semana de preparación del choque de la UD Las Palmas frente al Leganés del próximo domingo, a las 19.30, en el Estadio de Gran Canaria, con la noticia que ha dado a conocer la entidad esta misma mañana de un nuevo positivo por COVID-19 en la plantilla, como es la del delantero Rober González, “quien ha autorizado expresamente la publicación de su nombre”, como anuncia el comunicado lanzado por la UD.

Esta importante baja por el virus se lleva también por delante a su compañero Edu Espiau, considerado contacto estrecho del jugador extremeño por compartir vehículo, que deberá permanecer al menos diez días confinado en su domicilio, tal y como establecen los protocolos sanitarios. Ambos futbolistas se encuentran ya aislados en sus respectivos hogares, y al propio Espiau se le hará una segunda prueba PCR dentro de cinco días.

Estos dos nuevos casos se unen a los anunciados el pasado viernes del tinerfeño Óscar Clemente, que dio positivo en la prueba realizada dicho día, y el de Jonathan Silva, que se encuentra en la misma situación que Edu Espiau al haber viajado en el mismo coche que Clemente. De esta forma, por el momento, la UD perdería para el choque ante los pepineros a cuatro futbolistas por el COVID-19.

Precedentes

Anteriormente a estos cuatro recientes casos, Javi Castellano, sería el primer futbolista en sufrirlo y posteriormente ‘cayeron’ también Sergio Araujo y Christian Rivera, como en su momento el Turu Flores, enrolado en el cuerpo técnico de Pepe Mel.

A por el primer triplete del curso

Los insulares comienzan esta semana con el objetivo de lograr una racha inédita durante este curso, y que queda ya lejos en la retina de los aficionados grancanarios, como es el encadenar tres victorias ligueras seguidas, algo que no ocurre desde finales del año 2019, cuando todavía estaban en el equipo jugadores de la talla de Pedri, Viera o Juanjo Narváez.

Lo que parecía un difícil inicio de 2021 para la UD Las Palmas, enfrentándose a rivales de gran entidad como el Espanyol, Mallorca y Leganés, puede convertirse en todo un revulsivo tanto anímico como estadístico para la entidad al tener en la palma de la mano este fin de semana, con la visita de los pepineros, la posibilidad de conseguir la victoria por tercera jornada consecutiva. Los de Mel no lo consiguen desde la temporada 2019/2020, cuando lo repitieron en dos ocasiones, en este caso, enlazando cuatro triunfos seguidos. En primer lugar, desde la jornada 8, con la victoria ante Albacete (3-2), Ponferradina (0-2), Lugo (0-2), hasta la 11 contra el Deportivo (3-0); y posteriormente desde la 17, frente al Oviedo (3-1), Extremadura (0-1), Numancia (3-1), hasta la 20 en Elche (2-3), siendo este choque el último que disputaría Jonathan Viera con el equipo insular antes de retornar a China.

A partir de entonces, y durante todo el 2020, a lo máximo que llegó la UD fue a encadenar dos victorias, como las cosechadas ante el Almería (0-1) y Lugo (1-0) en las jornadas 33 y 34 de la pasada campaña y en este curso en las jornada 6 y 7, precisamente, también frente al Almería (2-0) y Castellón (2-1) en el Estadio de Gran Canaria, para luego sucumbir de manera precipitada ante el Cartagena (3-0).

Ahora, con la llegada del 2021 se abre una nueva oportunidad de volver a romper esta barrera, para seguir escalando posiciones de cara a mirar hacia el playoff, añadiendo la posibilidad, además, de dejar por primera vez la portería a cero por tercera jornada consecutiva.