REAL MADRID

Brahim reclama su sitio

Con casi media temporada disputada, sus números goleadores son mejores que los de Vinicius y Rodrygo, que le tapan el sitio en el Madrid.

Brahim Díaz (21 años) reclama su sitio en el Real Madrid. El malagueño siempre estuvo convencido de que tenía sitio en la plantilla de Zidane y por eso decidió no marcharse cedido en su primer año y medio de blanco. El pasado verano, tras los pocos minutos de los que disfrutó, terminó por aceptar. Aunque volvió a demostrar su ambición a la hora de elegir destino: el Milan. Tenía multitud de ofertas tanto en España como en Inglaterra, los dos campeonatos que ya conocía, pero decidió embarcarse en una aventura en un nuevo país y en un grande europeo.

Los números, cuando la temporada se acerca a su ecuador, le dan la razón: el Milan lidera la Serie A y el malagueño ha dejado grandes actuaciones. Al comparar sus estadísticas con las de Rodrygo y Vinicius, los dos jugadores que por edad y demarcación le han tapado el sitio en el Madrid, el español sale vencedor.

Brahim lleva hasta el momento cuatro goles en 840 minutos (uno cada 210’), mientras que Vinicius suma tres en 987’ (uno cada 329’) y Rodrygo uno en 680’. Es decir, el malagueño les supera en cantidad y en frecuencia. Los brasileños, eso sí, asisten más que él: seis pases de gol Rodrygo y tres Vinicius, por solo una asistencia de Brahim.

De hecho, sólo hay un futbolista del Madrid que lleve más goles que Brahim esta temporada: Benzema (12). Le empata Casemiro (4) y el resto de futbolistas de la primera plantilla blanca están por debajo del malagueño en el apartado goleador, justo una de las asignaturas pendientes del Madrid desde que se marchó Cristiano.

Su buen rendimiento en Italia ha provocado que el Milan se ponga en contacto con el Real Madrid para quedárselo en propiedad. Esta circunstancia no es novedad, porque los italianos ya lo intentaron en verano, cuando el Madrid se negó a incluir una opción de compra en la cesión. Ahora, la respuesta que han encontrado es la misma, porque en el Bernabéu están convencidos de que Brahim será un futbolista importante en el futuro.

El malagueño, por su parte, opina lo mismo. Está muy cómodo en Milan, aunque su sueño es triunfar en el Bernabéu. Está convencido de que tiene sitio y eligió esta cesión para demostrarle a Zidane que posee el nivel para pelear por un puesto en la actual plantilla blanca. Era algo que pensaba cuando estaba en el Madrid, aunque no tuvo oportunidad de demostrarlo sobre el césped por la falta de oportunidades. Ahora reclama ese sitio desde Milán…