MÁLAGA - LOGROÑÉS

Pellicer: “La expulsión de Yanis lo cambia todo”

El técnico no se mostró muy de acuerdo con la roja que vio el extremo. “No creo que haya habido mala intención. Llevamos varias acciones en las que nos están perjudicando”, afirmó.

Pellicer: “La expulsión de Yanis lo cambia todo”
MARIANO POZO DIARIO AS

¿Cómo ha visto la roja a Yanis?: “A estas alturas de la temporada, con partidos de Copa, era un partido tremendamente largo. No había un juego muy asociativo. Las ocasiones más claras las hemos tenido nosotros. Cuando estábamos 11 contra 11 había un partido más abierto. La expulsión lo cambia todo. No la he podido ver, puede haber contacto, pero no creo que haya habido mala intención. Al final esto es fútbol y llevamos varias acciones en las que nos están perjudicando. No ponemos excusas y el equipo ha competido. En la segunda parte, a pesar de estar con un jugador menos, nos hemos tenido que situar con un bloque bajo, con un 4-4-1. El equipo ha competido y me voy con sabor amargo porque 11 contra 11 era un partido largo y hubiésemos tenido muchas más situaciones de llevarnos los tres puntos. No nos vamos con la felicidad de los tres puntos, pero sí con el orgullo del trabajo del equipo, sobre todo en las circunstancias que estamos viviendo. Con corazón y esa entrega nos sentimos identificados mucha gente".

Con diez el equipo hizo un gran trabajo defensivo: “Sabíamos que teníamos que hacer un partido equilibrado y un partido largo. Ellos han empezado teniendo más posesión. A nosotros nos ha faltado tranquilidad, hilvanar jugadas, pero las situaciones más peligrosas han sido nuestras. Nos ha faltado dinamismo, es un tema a mejorar, sobre todo aquí en casa. Esto es un tema de espacios y de mentalidad. Sabíamos que teníamos un jugador menos y los esfuerzos se multiplican. Nos han faltado esas piernas y al final hemos tenido varias acciones en las que hemos estado cerca al final. Tiene que ser un punto de inflexión para nosotros. Muchas veces tenemos que reponernos durante el partido. Nos vamos con el sabor amargo de que queríamos los tres puntos, incluso con 10".

Riesgo de alineación indebida: “Ya lo predije. Veíamos que había jugadores que no podían llegar. Teníamos a Juande en caso de que pudiera pasar algo. También habíamos valorado la posibilidad de que, si ocurriera algo, el portero pudiera salir como jugador. Imagine la situación. En el pasado, ante el Deportivo de la Coruña, con lo que nos estábamos jugando, acabamos con cuatro del filial y teníamos a Mikel Villanueva esperando en caso de que hubiera una expulsión de Munir para salir de portero. Tenemos un máster. El equipo estaba bien. Al final le he pedido disculpas a Jairo y a Josua Mejías. No podíamos hacer cambios por las circunstancias. El equipo estaba bien situado. Teníamos que quitar a Cristo, a Ismael o a Ramón. No hemos podido hacerlo, sólo al final. Somos sabedores de la situación, pero algún día, cuando estás en el alambre, puede ocurrir algo. Lo tenemos todo preparado, hay que tener siempre a un jugador preparado por si hay que hacer un cambio. Estamos viviendo una situación en la cual estamos cada vez peor por las lesiones. El club está cumpliendo y estamos cumpliendo todos, sería importante poder ampliar el tema de fichas porque nos daría un desahogo para el tema de los cambios. Vamos a seguir peleando, no va a haber excusas. Me da pena porque podríamos estar peleando por otras cosas si tuviéramos dos jugadores más. Tendríamos mucha más amplitud y podríamos mirar otras cosas. Tenemos que pensar en descansar y en recuperar a los máximos jugadores posibles porque tenemos Liga, Copa y esto es un maratón”.

26 puntos en 19 jornadas: “Si en la pretemporada hubiésemos pensado en tener 26 puntos ahora, lo hubiésemos firmado. Pero nos quedamos con la sensación de poder tener más. En nuestro estadio tenemos ese debe, si hubiésemos estado más sólidos posiblemente estaríamos en unas posiciones mucho más avanzadas. Tenemos que ser exigentes, sabiendo de la situación actual que tenemos. Ahora toca descansar. Les he dicho que descansen, que limpien la cabeza, que tengan responsabilidad. Este bicho maldito nos ha cambiado la vida a toda la sociedad. Que desconecten, que estén con la familia, que cumplan el plan de trabajo y que vuelvan el próximo lunes con esa energía que han demostrado hasta el día de hoy. Podríamos tener algún punto más y estar en otra situación”.

Un balance del primer tramo de Liga: “Un balance de una montaña rusa de emociones. Hemos sido regulares y cuando hemos tenido esos pequeños baches, el equipo se ha sabido recomponer, sobre todo fuera de nuestro estadio. La victoria en Castellón y ante el Alcorcón fueron muy importantes. Lo que hemos trasladado es que el grupo es una familia, más allá del resultado. Identifican los valores del trabajo, de la entrega, de la solidaridad. El debe es Queríamos tener más puntos, pero el balance es positivo. Si pudiéramos tener a nuestra afición y ser más fuertes en nuestro estadio y sacar los tres puntos como local estaríamos en otra posición. El balance es positivo por ver la evolución de los jugadores, la evolución del equipo, de varios sistemas, nunca ha habido una queja, siempre hemos mirado adelante. Estoy confiado con el grupo y este es el camino. Los datos físicos no los he visto, pero los chicos han acabado muertos. Nuestro camino es el de la humildad, del hambre, de la honradez… Esto son puntos y nos van a valorar por los puntos. Todavía quedan dos partidos de la primera vuelta y esperamos ganar. Pero todavía queda muchísimo, muchísimo en esta categoría tan complicada”.