REAL MADRID

Esperando a Odegaard

El gran momento del trío Casemiro-Kroos-Modric y el regreso de Valverde dificultan las opciones del noruego (cumple 22 años), al que las lesiones no le dejan despegar.

El Real Madrid alcanza la velocidad de crucero sin necesidad de que Odegaard haya terminado siquiera de despegar. El noruego, que cumple 22 años, sigue recuperándose de su último problema muscular, unas molestias en la pierna izquierda que le alejaron de los tres partidos cruciales ante Sevilla, Borussia y Atlético. Los problemas físicos están siendo especialmente hirientes con Odegaard en este inicio de curso 2020-21, frenándole cuando parece que arranca de nuevo.

El noruego apenas ha podido participar en seis partidos de Liga y en dos de Champions; 362 minutos en total en los que no ha podido ni marcar goles ni repartirlos. Su retorno a la dinámica del equipo está cercana y el calendario de las próximas semanas, más amable que en las pasadas, es un buen ambiente en el que empezar a crecer de nuevo. Pero Odegaard tiene un problema, o más en concreto cuatro problemas: Casemiro, Modric, Kroos y Valverde.

Los tres primeros se han hecho gigantes durante la semana crucial del Madrid, titulares contra Sevilla, Borussia y Atlético y triunfadores en los tres casos, con papeles importantes. En la Champions, el croata dio una lección magistral a sus 35 años; en el derbi, Casemiro abrió el marcador de potente cabezazo; y ante el Athletic, en el último partido del Madrid, el alemán anotó de potente derechazo y fue la luz más brillante de un equipo tirando a gris.

Valverde tapa a Odegaard

A ellos tres se una ahora Valverde, recuperado de su fisura tibial y que ya fue titular ante el Athletic en Valdebebas. No cuajó su mejor partido, falto de ritmo todavía, pero Zidane ya ha dejado ver claramente varias veces su preferencia por el uruguayo, un medio de ida y vuelta que apoya en ataque y, sobre todo, sostiene al equipo en defensa. Hoy por hoy, el trío medular titular es el formado por Modric, Kroos y Casemiro, y el primero en la rotación es Valverde.

Sin embargo, todo puede cambiar para el noruego si logra regresar a la actividad de forma continuada y firma un papel importante en los partidos que el Madrid tiene antes de la Supercopa de España, que tendrá lugar a mediados de enero. Eibar, Granada, Elche, Celta y Osasuna, cinco partidos para que Odegaard exponga su candidatura tras un primer tramo del curso sin apenas brillo, mitad por las lesiones y mitad por una falta de adaptación al equipo que debe terminarse más pronto que tarde.