Girona

Los nuevos fichajes se reparten los goles

Han marcado ya ocho futbolistas, solo uno menos que el curso pasado, cuando Stuani monopolizó el ataque

Los nuevos fichajes se reparten los goles
Eddy Kelele

Los 29 goles que marcó Stuani en Liga el curso pasado (dos más en el playoff de ascenso) dejaron poco margen al resto de sus compañeros para acompañarle en las tareas goleadoras. Concretamente sólo siete futbolistas más consiguieron marcar al menos un tanto la temporada pasada, en una buena muestra del poco acierto de la dirección deportiva en cuanto a la configuración de la delantera: al margen de Stuani marcaron Gual (que se marchó en enero), Brandon (que tuvo la desgracia de lesionarse a las pocas semanas de firmar) y Jonathan Soriano (que solo marcó un gol). Este curso, sin embargo, está pasando todo lo contrario.

Con Stuani fuera de los terrenos de juego durante buena parte de lo que llevamos de competición, los demás delanteros del equipo han tenido que coger el testigo goleador del uruguayo. Al que menos le ha costado ha sido a Mamadou Sylla, que con cinco goles es el pichichi del equipo. También ha marcado Bárcenas, en uno de los partidos más redondos del extremo, en Cornellà-el Prat. Y este fin de semana marcó Pablo Moreno. Su primer gol con el equipo, de tacón, fue anulado por una falta al defensa pero el segundo, ante el Albacete, sí subió al marcador. En cuanto a los delanteros, pues, solo falta Nahuel Bustos por estrenarse. Valery, Franquesa, Samu Sáiz, Monchu y Bernardo completan la lista de goleadores con un tanto cada uno.

Así pues, de los ocho futbolistas que ya se han estrenado en el Girona solo dos militaban en el equipo el curso pasado: Valery y Samu Sáiz. Los demás, todos fichajes o, en el caso de Bernardo, un retorno. Un éxito de la planificación deportiva capitaneada por Quique Cárcel que, con mucho menos margen de maniobra que el curso pasado, ha conseguido armar un ataque de plenas garantías. Sylla, que lleva ya cinco goles, es el mejor ejemplo