CÁDIZ 2-BARCELONA 1

1x1 Barcelona: Alba, Lenglet y Ter Stegen firman la pifia del año

Un saque de banda a favor acaba siendo gol del Cádiz tras una concatenación de errores imperdonables. Desde el error ante el Liverpool no se veía algo así.

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en la derrota ante el Cádiz.

Ter Stegen: El portero alemán cometió uno de esos fallos que dan la vuelta al mundo. En su intento de despejar un balón, Negredo le puso el pie lo suficiente para frustrar su despeje y meter el balón al fondo de la red. Es cierto que su enorme pifia vino por culpa de una falta de entendimiento con Lenglet tras un saque de banda defectuoso de Alba. Pero en un portero de su categoría no se pueden permitir.

Dest: Uno de los pocos brotes verdes del Barça. Buscando siempre dar profundidad en su banda y desenvolviéndose bien en el uno contra uno. Combinó dos buenas acciones con Messi en la banda derecha, que desde los tiempos de Dani Alves no se veían en el equipo. Pero poco a poco su juego se fue difuminando, sobre todo porque sus compañeros no le acompañaron, dejando la banda derecha como un auténtico solar. Sin apoyos para combinar, su juego perdió enteros.

Mingueza: No fue su mejor partido, pero tampoco se merecía ser señalado de esta manera. Koeman decidió no sacarlo ya en la segunda parte, retrasando a De Jong como central. En el primer gol del Cádiz tuvo la mala fortuna de que su cabezazo atrás no fue acertado, obligando a Ter Stegen a hacer una estirada en la línea de gol, pero insuficiente para evitar el gol de Álvaro.

Lenglet: Una falta de concentración suya en el saque de banda dejó a Ter Stegen en una situación incómoda, que acabó aprovechando Negredo. El francés cumplió con el expediente, pero este error marca el balance de todo el partido.

Alba: El gol de la victoria del Cádiz empezó con un desastroso saque de banda suyo, que hizo un bote demasiado alto, que no supo recoger con acierto Lenglet y tampoco acertó Ter Stegen. Koeman achacó este error a una falta evidente de concentración. Este error empaña la acción que acabó en gol por parte del Barcelona, donde una asistencia suya la desvío Alcalá al fondo de la red.

De Jong: El holandés se multiplicó en el campo, pero de forma estéril en la mayoría de los casos. No se le puede poner ningún pero a su actitud, pero sí a la hora de asumir más galones en el juego. Sufrió lo indecible cuando jugó de central con Perea.

Sergio Busquets: Es el único que intenta romper las líneas del rival con sus pases y el único que busca a Messi con insistencia. Sin embargo, le falta el acierto y tino de otros años. Se le nota falta de frescura en algunos momentos.

Messi: El crack se fue del Carranza sin marcar, pese a que lo intentó en varias ocasiones, hasta con un intento de gol olímpico, pero sin demasiada fortuna. Lo intentó siempre, siendo generoso en el juego, pero esta vez los compañeros no estuvieron tampoco muy acertados.

Griezmann: Desastroso. Ha echado por tierra las buenas sensaciones de los últimos partidos. Que venga Valdano otra vez a hacerle una entrevista antes que sea tarde. El delantero jugó de media punta, pero sin participar ni crear peligro en ningún momento.

Coutinho: Fatal. Recordó el jugador que se marchó del Barcelona cedido al Bayern porque no era protagonista ni efectivo. Apático en su juego, llegó a fallar una ocasión prácticamente con la portería vacía tras una gran asistencia de Dest. Koeman no aguantó tanta incompetencia y decidió dejarlo en la grada en la segunda parte.,

Braithwaite: El danés rompió su racha y de la forma más dolosa, con un partido desastroso. Sólo tuvo una ocasión y la desaprovechó de forma lamentable, aunque el portero estuvo atento al hacer una gran parada con los pies.

Sustituciones

Pedri: Otro de los pocos brotes verdes del equipo. Salió en la segunda parte, combinando con Messi y dando fluidez al juego del ataque. El canario aportó muchas cosas interesantes.

Dembélé: Tuvo un efecto champán. Empezó dinámico por la banda izquierda, pero poco a poco se fue diluyendo y quedándose sin gas.

Trincao: Tuvo unos buenos minutos por la banda derecha, pero ya jugando a la desesperada.

Pjanic: Supo dar un empuje al equipo, pero fue insuficiente.