SABADELL

El vestuario no duda: “Insistir, persistir y nunca desistir"

Pese a sumar sólo diez puntos en 14 jornadas, el Sabadell confía en reconducir la situación. En diciembre le esperan cinco partidos de Liga, cuatro ante rivales directos.

El vestuario no duda: “Insistir, persistir y nunca desistir"
RODOLFO MOLINA

En Sabadell son conscientes que el equipo arlequinado está inmerso en una pésima racha de resultados, pero tratan de obtener el lado bueno de las cosas. Y es que, además de tener un partido menos, vislumbran a tan sólo tres puntos de distancia la salvación. La directiva confía en Antonio Hidalgo y considera que, puliendo algunos detalles, llegarán los resultados positivos. Este jueves visitan al Tenerife, a priori, un rival directo por la permanencia y se confía en, tras dos derrotas seguidas, volver a puntuar.

En el vestuario arlequinado tratan de mantener la calma pese a la difícil situación y uno de los mensajes que más cala en el grupo es el de Aleix Coch: “Insistir, persistir y nunca desistir”. El central es consciente que, mejorando en los minutos finales de partido, el Sabadell perderá pocos partidos, pero toca hacer autocrítica porque ya suman diez derrotas tras sólo 14 encuentros de Liga. Toca ir paso a paso y no mirar al pasado. Y precisamente en esa idea se apoya Ángel Martínez: “Cuesta digerir la frustración de que el trabajo no se vea recompensado con puntos, pero el mejor digestivo es seguir trabajando, seguir de pie y enfrentarse a la adversidad. Porque esta es parte del camino y quien lo completa es el que no se rinde jamás”. Y aún va más allá el mediocentro: “Los ganadores no son personas que nunca fallan, somos personas que nunca se rinden”.

El Sabadell tiene mucho margen de mejora y necesita obtener resultados inmediatos. De ahí que este mes de diciembre, en el que tendrán que hacer frente a cinco encuentros de Liga (tres en la Nova Creu Alta y dos a domicilio), será crucial para llegar a Navidad con vida. Y más porque cuatro de estos cinco duelos son, actualmente, ante rivales que vislumbran como mucho a seis puntos de diferencia: Tenerife, Alcorcón, Cartagena y Castellón.