REAL ZARAGOZA

El Zaragoza ya negocia con Víctor Fernández

El consejero Juan Uguet ha sido designado por César Alierta para iniciar las conversaciones con el técnico y su representante legal, el abogado Julio Beltrán, para su vuelta inmediata como mánager general.

El Zaragoza ya negocia con Víctor Fernández
ALFONSO REYES

En la cumbre de urgencia, presencial y telemática, que mantuvieron ayer los patronos de la Fundación Zaragoza 2032 y los miembros del consejo de administración de la sociedad anónima deportiva, el máximo accionista del Real Zaragoza, César Alierta, dio orden expresa de negociar inmediatamente la contratación de Víctor Fernández con plenos poderes deportivos, es decir, no sólo como entrenador, sino como un mánager general a la inglesa, y la maquinaria para conseguir su vuelta ya se ha puesto en marcha. El consejero Juan Uguet de Resayre, sobrino de Alierta, es el encargado de llevar directamente la negociación con Víctor Fernández, empezando por una reunión con su representante legal, el abogado Julio Beltrán, y ya se han producido los primeros contactos, a la espera de que todo fructifique en un acuerdo a principios de la próxima semana.

Víctor Fernández nunca se ha negado a regresar al Real Zaragoza, como dejó muy claro en el comunicado que su abogado hizo público el pasado día 11, pero tampoco va a hacerlo a cualquier precio. Y, como en la anterior ocasión, no se trata de una cuestión relativa a su propio salario. El técnico quiere, sobre todo, concreción y garantías en la propuesta que ya ha empezado a trasladarle Juan Uguet sobre el proyecto deportivo y sobre las competencias que tendría en materia de fichajes para reconstruir la plantilla en el mercado invernal, además, claro, del dinero con el que se puede contar para ello. Porque lo urgente ahora, más allá de planificaciones de futuro, es salvar al equipo del descenso a Segunda B, que llevarían implícita la desaparición del club por una deuda que todavía es agobiante: 71,5 millones de euros.

La apuesta de César Alierta por Víctor Fernández está plenamente respaldada por la familia Yarza y por Carlos Iribarren, accionistas que cuentan cada uno con el 13,4% del capital social del Real Zaragoza, por lo que se trata de darle un giro absoluto y definitivo a la gestión deportiva del club. Así que las horas del director deportivo Lalo Arantegui, con tres años y medio más de contrato, y de su grupo de colaboradores, están ya contadas. Su contrato recoge una cláusula de indemnización de alrededor de medio millón de euros y el Zaragoza ya busca fórmulas para afrontar su salida.

Aunque es un asunto menor, quedaría por resolver la situación del todavía entrenador Iván Martínez, que va a dirigir al equipo este domingo frente al Espanyol siendo muy conocedor de que éste puede ser su último partido en el primer equipo, al margen del resultado.