ALMERÍA

En la senda de Emery

Gomes encadena siete duelos sin perder después de estar en la cuerda floja, emulando al ahora técnico del Villarreal. Puede lograr un hito en Albacete: cuatro triunfos seguidos como visitante.

En la senda de Emery

José Gomes pidió paciencia en la previa del encuentro ante el Cartagena. Después de tres derrotas consecutivas, cinco en sus seis encuentros con el Almería, su puesto pendía de un hilo. En un ejercicio impropio de Turki Al-Sheikh, rápido a la hora de sacar el revólver, el luso continuó en el cargo, igualando ante el cuadro murciano y goleando al Fuenlabrada tres días después. De la penúltima posición el Almería ha escalado hasta la quinta, encadenando siete encuentros sin perder y dominando a través de la posesión (nadie en la categoría tiene mejor registro que los almerienses).

 La situación recuerda a la de Unai Emery. El ahora técnico del Villarreal estuvo entre la espalda y la pared hace catorce años. A pesar de que se veía que su equipo estaba trabajado, tres derrotas en las tres jornadas iniciales hicieron que Alfonso García le diese un ultimátum ante el Cádiz. El Almería se impuso (2-1) en el encuentro del penalti más famoso de la historia de Segunda División, gracias a los tantos de Michel y Corona, acabando en inferioridad numérica por la expulsión de Bruno.

Si ese Almería logró el primer ascenso a la élite en su historia, ahora quiere marchar en esa senda. Después de esas tres derrotas iniciales, los de Emery encadenaron cinco encuentros sin perder, con once puntos sobre quince, cayendo ante el Alavés (1-0). En esa temporada los de Emery lograron doce duelos invictos, con nueve triunfos y tres 'X' desde febrero hasta abril de 2007. En el otro ascenso a Primera (12-13 con Javi Gracia) los rojiblancos lograron siete encuentros consecutivos sin caer, en concreto, cinco victorias y dos igualadas, mismos guarismos que los actuales. Así, puntuar el próximo lunes (21:00 horas) en Albacete le serviría el cuadro indálico para superar esa racha.

Además, al actual quinto clasificado -cuenta con un partido menos- podría lograr el lunes algo que nunca ha logrado en la LFP: cuatro victorias consecutivas, entrando en la historia rojiblanca en caso de vencer en el Carlos Belmonte. La mejor racha data de 2003, sumando las dos últimas fechas de la 02-03 y las once iniciales de la 03-04: siete victorias y seis empates, añadiendo un duelo copero en Huelva, donde el Almería venció en el descuento. De la época actual la racha invicta más longeva es la de la primavera de 2016, con Gorosito, que, al igual que le ocurrió a Casuco en 2003, fue destituido unas jornadas después de la buena racha. El argentino llegó a una decena de duelos invictos, aunque con seis empates.