LALIGA SMARTBANK

LaLiga estudia concentraciones y hasta sede única en el Playoff

La patronal ya tenía diseñados distintos escenarios para poder acabar la temporada en Segunda desde antes del reinicio del fútbol tras el confinamiento.

LaLiga estudia concentraciones y hasta sede única en el Playoff
JAVIER GANDUL DIARIO AS

Mientras el final de Segunda se dirime en los diferentes comités y tribunales, y al mismo tiempo que la Xunta, la Comunidad de Madrid y hasta la Fiscalía tiene abiertas diversas investigaciones para aclarar qué sucedió con el Deportivo-Fuenlabrada del pasado 20 de julio, LaLiga sigue trabajando en tener previstos diversos escenarios para poder finalizar el curso de la mejor manera posible. Sobre todo, reduciendo al máximo los riesgos sanitarios. Por este motivo, en la patronal se estudia de forma minuciosa la posibilidad de solicitar (sin obligarles porque puede ser inconstitucional) a los cuatro equipos que deben disputar la fase de ascenso (Zaragoza, Girona, Almería y Elche, si Competición no dice lo contrario), que se concentren en sus respectivas ciudades deportivas u hoteles hasta que se puedan disputar las semifinales y la final del Playoff. Otra opción, más remota y menos probable, propuesta por algún que otro colaborador de Javier Tebas, es jugar los partidos que quedan en una sede única, a ser posible en un lugar donde la incidencia del coronavirus sea mínima, como ha hecho la RFEF con el Playoff a Segunda. En este caso, sólo en este caso, las semifinales se jugarían a partido único y a los tres días la gran final (un encuentro), que determinaría quién acompaña al Cádiz y al Huesca a Primera. LaLiga prefiere mantener las idas y las vueltas.

Aunque estas opciones han cobrado fuerza en los últimos día debido a los nuevos positivos que han aparecido en el Zaragoza y Almería, además de en el Madrid y el Sevilla, LaLiga bajara estas opciones desde el confinamiento en ese abanico de alternativas que diseñó. De hecho, la celeridad por disputar las 11 últimas jornadas cada tres días fue con el objetivo de dejar la última quincena de julio libre, por temor a que pudieran aparecer nuevos problemas que retrasasen el final de la campaña, ya fuera por la epidemia, por inundaciones, apagones u otras incidencias. La Liga entiende que aún hay tiempo de sobra para jugar el Playoff como quería. Se ha marcado el 16 de agosto como fecha tope, ya que hay que sortear el calendario de Primera y Segunda para la temporada 2020-21 y retrasarlo más podría ser un incordio y una molestia para UEFA. Las concentraciones siempre fueron una propuesta de Tebas para evitar los contagios y, si no se llegaron a hacerse realidad antes, fue por la fuerza que hizo AFE. Ahora es diferente porque el sindicato entiende que sería algo puntual (una semana o dos como mucho) e igual hasta necesario para poder jugar.

Pese a que LaLiga está en permanente contacto con la RFEF y, sobre todo, con AFE, no ha comunicado a ninguna de estas instituciones de manera oficial los planes que medita si las cosas siguen complicándose. Tampoco lo ha hecho con los equipos afectados. Prefiere esperar a que el Comité de Competición se pronuncie, seguramente con alguna medida cautelar que permita reiniciar LaLiga Smartbank mientras entra en el fondo de un asunto que, con casi toda probabilidad, pasará después por Apelación, el TAD y los tribunales ordinarios. Aun así, varios representantes de LaLiga ya han deslizado en privado a algún presidente, directivo y responsable de diferentes instituciones que se están estudiando todas las posibilidades, dando prioridad a aquellas que vayan encaminadas a repartir los méritos sobre el césped, jugando, y no a aquellas que puedan dar ascensos directos (el Zaragoza, como apuntan algunas informaciones) o permanencias (la del Leganés, como también se ha escrito por un supuesto descenso administrativo del Fuenlabrada) porque se haya tenido que suspender el Playoff y los tribunales hayan impartido su justicia. Ésa, aunque es otra opción, sería la última a adoptar y la menos deseada.