MIGRANTES DEL BALÓN

Odei Martin: todo por jugar en la Football League

El centrocampista vasco lo dejó todo para cumplir el sueño de ser futbolista en Inglaterra. Esta temporada marcó cinco goles y dio 16 asistencias con el Heybridge.

heybridge españoles extranjero odei martin
Alan Edmonds

Hace dos años, Odei Martin (Irún, 1997) abandonó el sueño de ser futbolista. Tras jugar en Dunboa Eguzki y Real Unión de Irún comenzó una carrera universitaria y, tal y como él mismo confiesa, se le fue la pinza. "Jugaba en el Indartsu Club e iba con la selección de Vizcaya a pesar de ser guipuzcoano, pero me alimentaba mal y salía bastante de fiesta", recuerda Odei, cuyos planes de futuro dieron un giro de 180º cuando a uno de sus mejores amigos le diagnosticaron cáncer: "Entonces comprendí que, si mi sueño era ser futbolista, debía lanzarme a cumplirlo". Siguiendo los pasos de otros españoles como Joan Luque, Odei Martin se alistó al England THE Chance, un campus enfocado a que futbolistas de habla hispana puedan cumplir su sueño de jugar en Inglaterra. El modesto Heybridge Swifts FC le echó las redes y, tras dos temporadas notables -este curso hizo cinco goles y repartió 16 asistencias-, el objetivo de alcanzar la Football League está cada vez más cerca: "Sé que no soy un gran jugador. Yo soy un obrero del fútbol, pero lucharé por alcanzar el fútbol profesional inglés".

Con el Heybridge, Odei Martin ha competido en la Octava División inglesa, aunque su nombre ya suena para reforzar equipos de superior categoría -clubes de Sexta le tentaron en invierno-. Es el premio a un camino repleto de obstáculos. El vasco se marchó a Inglaterra en secreto, con una maleta de mano y unas decenas de euros que guardaba en efectivo en la cartera. Ya en el aeropuerto de Londres, donde esperaba a los organizadores de England THE Chance, Odei conoció a Joel, un joven de Santander con el que conectó rápidamente y que, sorpresa, aprovechó uno de sus viajes al baño para desaparecer con todo su dinero. "Pensaba hacer turismo por la ciudad y en su lugar tuve que 'vivir' en el baño de minusválidos del aeropuerto. Fueron los tres días más largos de mi vida".

Odei Martin celebra un gol en Inglaterra.

A pesar del inconveniente, Odei Martin se ganó un contrato en Inglaterra, aunque en un primer momento su salario era tan bajo que tuvo que trabajar como friegaplatos para subsistir. Deportivamente, Heybridge tampoco fue un camino de rosas para el español. Se lesionó en pretemporada y no entró en la convocatoria hasta octubre. Para entonces Jody Brown, el entrenador que lo fichó, ya había sido destituido. Su sustituto, una leyenda del West Ham como Julian Dicks, mantuvo la confianza en Odei Martin y le hizo debutar con el equipo 16º en la tabla. Heybridge acabó la campaña 2018/19 quinto, luchando por el ascenso de categoría. Odei se ganó un aumento de sueldo y decidió ser fiel a su entrenador, pero Dicks se marchó para ser segundo de Slaven Bilic en el West Brom. Al banquillo del Swifts llegó Karl Duguid, con quien el equipo volvió a luchar por el ascenso hasta que la competición fue suspendida por culpa de la covid-19. "Salvando las distancias, me identifico con jugadores como Kanté o Casemiro. Mis grandes virtudes son la presión y el robo de balón, pero también tengo llegada", detalla Odei, a quien sus cinco goles y 16 asistencias, cuatro de ellas en un mismo partido -récord del club-, avalan este curso.

Dos años y un confidencial viaje a Londres después, Odei Martin está mucho más cerca de convertirse en futbolista profesional. "De pequeño me enamoré de cómo aprieta la gente en los estadios de Inglaterra, de cómo celebran un córner, del ritmo de los partidos... Todo aquí es único y dudo mucho que vuelva a España. Allí hay mucho nivel, pero poco dinero", confiesa el vasco tras lograr algo prácticamente imposible en su país natal: vivir del fútbol jugando en la octava categoría del fútbol nacional. Su amigo, por cierto, venció al cáncer. Dos veces, además. Aquella enfermedad también cambió la vida de Odei, quien ya sueña con dedicarle sus primeros triunfos en la Football League: "Estoy muy orgulloso de él. Me da fuerzas para seguir. Se lo debo todo".