Las Palmas

Por centrales que no sea

Con el regreso de Deivid, de momento sin ficha, Las Palmas vuelve a tener 6 futbolistas en esa posición. Apenas cuenta con un lateral derecho: Álvaro Lemos.

0
Por centrales que no sea
Carlos Díaz-Recio LaLiga

La configuración de la actual plantilla de la Unión Deportiva generó multitud de debates, cientos de llamadas telefónicas, mucha incertidumbre de tantos problemas generados por el agujero económico heredado de la temporada anterior, la de que aquel petardazo cuando se perseguía un regreso exprés a Primera División. Fueron muchas las semanas en las que Pepe Mel, hasta horas antes del partido, ni siquiera sabía con qué jugadores podía contar.

Una vez pasada la tormenta inicial, con el equipo en pleno rodaje, se apreciaron ciertas carencias en cuanto a la compensación línea por línea, especialmente en defensa. Ocurre que Pepe Mel, pese a que reclamó al menos otro lateral derecho, se encontró sin embargo con seis defensas centrales específicos: Aythami Artiles, Mantovani, Mauricio Lemos, Eric Curbelo, Álex Suárez y Deivid.

“Pepe Mel dice que nos falta un lateral derecho, pero yo digo que no. Tenemos, aparte de Álvaro Lemos, a Eric Curbelo”, dijo en Rocco Maiorino en AS poco antes de presentar su dimisión como director deportivo por diferencias irreconciliables con Toni Otero, el todavía secretario técnico. Otero también defendió la vía de Curbelo como lateral pese que, de manera manifiesta, a ojos de antiguos entrenadores de pibes y sus propios compañeros, rendía mejor en el centro de la zaga. Así lo reconoció igualmente el propio Mel, que sin embargo alabó siempre su entrega y sobreesfuerzo en una posición que no era la suya.

La descompensación se agravó todavía más con la lesión de Álvaro Lemos, único lateral derecho específico, que se lesionó en octubre y no había reaparecido antes del parón, lo que condenaba a Curbelo a pegarse al costado derecho. Ni tan mal lo hizo, con gol incluido al Málaga, cabezazo inapelable en aquel 1-1 en el Estadio de Gran Canaria el pasado 28 de febrero.

Mercado.

Tras la pasada ventana de mercado invernal, cundió la sensación de que la UD no supo aprovechar el tiempo para reorganizar ideas y plantilla. Álvaro Lemos no terminaba de recuperarse, y Deivid se marchó cedido a la liga chipriota. De resto, todo siguó igual. Y así seguirá, como poco, hasta que acabe la presente temporada. Con el regreso del central grancanario, de momento sin ficha, ejercitándose desde ayer en la Ciudad Deportiva, Las Palmas vuelve evoca los meses de seis centrales y solo un lateral derecho, que además, este curso lleva más tiempo de baja que sano. Los canteranos, poco más que un parche.

Ocurre que Deivid es víctima de una decisión de FIFA y LaLiga que implica que los futbolistas cedidos, si su liga se cancelaba, debían volver a la disciplina de su club de origen al menos a entrenar. Sin embargo, una vez se reanude la competición solo podrían intervenir, en partidos oficiales, jugadores inscritos antes de que se parara toda actividad por la COVID-19.

El lateral izquierdo parece cubierto con De la Bella, uno de los favoritos de Mel, y Dani Castellano, que tiene el alta médica tras muchos meses lesionado. Como sucede con el propio Lemos, deberá recuperar el ritmo competitivo en un tramo final de liga que, ahora más que nunca, no se permite el lujo de esperar por nadie.

Pese al exceso de centrales, Pepe Mel siempre tuvo las cosas claras. Tras las sucesivas oportunidades dilapidadas por el otro Lemos, Mauricio, el entrenador madrileño tiene más que señalada a su pareja favorita: Aythami y Mantovani. Así está la clasificación liguera particular entre ellos:

Aythami Artiles: 25 partidos, 2.236 minutos.

Curbelo (casi siempre como lateral): 20 partios, 1.627 minutos.

Mantovani: 18 partidos, 1.574 minutos.

Mauricio Lemos: 18 partidos, 1.450 minutos.

Deivid: 5 partidos, 278 minutos.

Álex Suárez: 5 partidos, 237 minutos.