MIGRANTES DEL BALÓN

Cristian López: "El equipo de mi corazón es el Lens"

El delantero de la UD Las Palmas recuerda su paso por el RC Lens, un histórico del fútbol galo que la próxima temporada regresará a la Ligue 1.

cristian lópez lens
Cristian López Twitter

Tras cinco temporadas en la Ligue 2, el Racing Club de Lens regresará a la élite del fútbol galo el próximo curso. Allí jugó durante dos temporadas Cristian López (Elche, 1989), actual delantero de la UD Las Palmas. El ilicitano marcó 33 goles en 70 partidos, lo que le llevó a rozar el ascenso a la Ligue 1 en 2017. "Lo que sentí como jugador del Lens no lo he sentido nunca", desvela López, quien espera volver a vestir la camiseta del club de su corazón antes de colgar las botas: "La gente sigue teniéndome mucho cariño".

El Lens es equipo de Ligue 1, ¿le alegró conocer la noticia?

Muchísimo. Es una gran alegría. He tenido la oportunidad de jugar en muchos equipos y países diferentes, pero lo que sentí siendo jugador del Lens no lo he sentido nunca. Me marcó. Siempre lo he dicho: soy un aficionado más de todos los clubes que dejo atrás, pero el Lens es el equipo de mi corazón. El club y la afición lo merecen. Son una afición de 10 y lo mínimo que merecen es estar en la Ligue 1.

Cuando le llamó el Lens estaba en un gran momento en Rumanía. ¿Por qué aceptó irse a la Segunda División francesa?

La verdad es que era muy feliz en el Cluj. Las cosas me estaban saliendo bien. Veníamos de ganar la Copa y había empezado mi segunda temporada marcando cuatro goles en seis partidos. Mi agente me llamó para comunicarme la oferta. Yo no conocía nada de Lens, pero me dijo: 'Entra en Youtube y mira un par de vídeos. Verás'. Fue amor a primera vista. Me quedé alucinando viendo vídeos de su afición y no me lo pensé dos veces. Al poco tiempo ya estaba volando a Francia.

Y fue llegar y besar el santo. Su primer año en Lens fue buenísimo...

Tengo muy buenos recuerdos de mi primer año en Francia. Cuando llegas a un club nuevo es súper importante adaptarte rápidamente y yo lo conseguí porque todo el mundo era espectacular. Los compañeros me ayudaron mucho y acabó siendo una temporada buenísima. La afición, la ciudad en general, me cogió mucho cariño. Allí me sentí súper valorado y eso me daba mucha energía para afrontar cada partido. Fue una pena no poder conseguir el ascenso a la Ligue 1, pero lo que pasó forma parte del fútbol. Por ese tipo de cosas es tan bonito.

"Ver a mis padres llorar de emoción cuando el Bollaert-Delelis gritaba mi nombre fue increíble"

Cristian López, exjugador del Lens

Aquella temporada fue buenísima, pero tuvo una última jornada terrible. El Lens fue equipo de Ligue 1 durante muchos minutos, pero los goles de Troyes y Amiens en el 88' y el 95' respectivamente acabaron con el sueño del ascenso.

Lo recuerdo perfectamente. En el 85' íbamos ganando 2-1 ante Niort, pero nos estaban atacando mucho. Teníamos miedo de que nos empataran, pero marqué en el descuento y sentenciamos el partido. Celebré el gol y me fui al banquillo para ver cómo iban Troyes y Amiens. Al descanso íbamos segundos, lo que nos daba el ascenso directo, pero en ese momento íbamos terceros, que lo habría firmado porque habríamos jugado el 'play-off'. Terminó el partido y todo el estadio se quedó en silencio esperando el resto de resultados. John Bostock, que estaba lesionado, llevaba el móvil encima. Me miró y me negó con la cabeza. Me confirmó que tanto Troyes como Amiens habían ganado con goles en la recta final. Se me vino todo abajo y me puse a llorar de la rabia. Había sido un año muy bonito, pero quedamos cuartos y no pudimos culminarlo con el ascenso. Perdí una final con el Cluj, pero aquel fue el momento más duro y complicado de mi carrera.

También fue complicada su segunda temporada. En la 2017/18 no terminó de salir nada...

Personalmente Alain Casanova me transmitió mucha confianza durante todo el primer año. Podía ir a su despacho y nos tirábamos una hora hablando de cualquier cosa. Me transmitía mucha confianza y, aunque le tenía el respeto que hay que tenerle a un entrenador, podía considerarlo un amigo. El segundo año cambiaron muchos jugadores y la adaptación al equipo no terminó de ser del todo buena. Le echaron y asumió el cargo una leyenda del club como Eric Sikora, que estaba en el filial. Para mi fue complicado. Llevaba 14 goles y era el máximo goleador del equipo, pero comenzó a dejarme en el banquillo. Nadie lo entendía. Ni yo, ni mis compañeros ni la afición. Eso me restó confianza. Jugar 10 minutos por partido fue complicado y solo marqué dos goles más esa temporada. Fue una segunda vuelta difícil, por eso me quedo con mi primer año en Lens.

Cristian López, durante su etapa en el RC Lens.

En la 2017/18 dio aquella asistencia de tacón ante el Valenciennes. ¿Fue intencionada?

Qué va, qué va... No fue intencionadamente. Ni mucho menos. Me encontré con el balón y quise rematar a puerta como fuese. Se cruzó Cvetinovic y marcó gol. Salió que había dado una asistencia a increíble a lo Guti. Estaba flipando, pero bueno, todos los halagos que me lleguen son bien recibidos.

En Lens también coincidió con Álvaro Lemos, con quien se ha encontrado de nuevo en Las Palmas.

Cuando llegó a Francia no nos conocíamos, pero siempre intento ayudar a los compañeros nuevos y mucho más en este caso, que como yo es español. Estuvo viviendo en mi casa durante los primeros meses. Hicimos una gran amistad. Es lo bueno del fútbol, que de cada equipo te llevas tres o cuatro buenos amigos. Seguimos hablando cuando estuve en Angers o en Dubái. Todos los días nos echábamos una partida a la play. Hemos vuelto a coincidir en Las Palmas y ahora soy yo quien está pasando la cuarentena en su casa. Vivimos en el mismo edificio y decidimos juntarlo para hacerla más amena.

¿Qué recuerdo tiene de la afición del Lens?

Me preguntas por la afición del Lens y se me eriza la piel porque enseguida me llegan recuerdos increíbles. Además de los amigos, lo que viví en allí es lo mejor que me ha dado el fútbol. Ver a mis padres llorar de emoción cuando el Bollaert-Delelis gritaba mi nombre era increíble. El 'feeling' que tuve con el estadio es indescriptible. Yo he sido niño y se lo que es ser fan de un futbolista, por eso siempre intento ser muy cercano con ellos. Los aficionados del Lens son muy humildes, y como las cosas me estaban saliendo bien me cogieron mucho cariño.

"Ojalá pueda volver al Lens antes de retirarme"

Cristian López, exjugador del Lens

Tras su segunda temporada esperó una oferta de renovación, pero nunca llegó...

Para la 2017/18 cambiamos de director deportivo. Llegó Eric Roy y, desde el primer momento, tuve una muy buena relación con él. Pero notaba que algo no iba del todo bien. Cuando acabó la temporada tuvimos una charla en su despacho. Me dijo que estaban muy contentos conmigo, pero que había un problema: el dinero. Les dije que me hicieran la oferta que creían que merecía y yo tomaría una decisión. No digo que fuera a quedarme sí o sí, porque pensaba que había hecho dos temporadas dignas de dar el salto a la Ligue 1, pero el cariño que le tenía al club era más grande que las ganas de jugar en Primera. Estuve esperando la oferta, pero nunca llegó. Me habría gustado seguir en el Lens muchos años más porque es un club al que quiero con locura, pero no pudo ser. Una lástima.

No fue con el Lens, pero sí pudo disfrutar de la Ligue 1 con el Angers. ¿Cómo recuerda aquella temporada?

Fue difícil porque llegué con la temporada empezada y sin hacer la pretemporada con ningún club. Yo trabajé mucho individualmente, pero no es lo mismo que entrenar con el equipo. Tuve que trabajar muy duro para ponerme al mismo nivel que mis compañeros. Cuando estuve listo ya se habían disputado ocho jornadas. Empecé a jugar 10 o 20 minutos por partido. A falta de dos meses y medio me gané un puesto en el once, pero a los 20 minutos me hice un esguince de rodilla y tuve que decir adiós a la temporada. Al menos pude marcar dos goles en Ligue 1. Uno de ellos al Lyon. El fútbol tiene estas cosas...

¿Volvería al Lens?

No te puedes imaginar la cantidad de mensajes que me llegan para que vuelva. La gente sigue teniéndome mucho cariño. No todos, porque hay quien aún no sabe los motivos por los que me marché. Ojalá pueda volver antes de retirarme. La realidad es que me encantaría jugar allí otra vez, pero ahora estoy en Las Palmas y, si todo marcha según lo previsto, vamos a poder terminar la temporada. Ojalá pueda hacer las cosas bien y seguir mucho tiempo aquí. Me han dado una gran oportunidad y me gustaría poder devolverles la confianza.