BARCELONA

Setién: "Es verdad que los jugadores piensan demasiado en conectar con Messi"

"Es normal esa dependencia", dice el técnico en la ampliación de la entrevista en El Periódico. "¿Que me llevo mal con los jugadores? Primera noticia".

Setién: "Es verdad que los jugadores piensan demasiado en conectar con Messi"

En la entrevista a Quique Setién que publica este viernes en El Periódico, y de la que se conoció un avance este jueves en el que el cántabro admitía haber pedido perdón por el comportamiento de Eder Sarabia, el entrenador del Barça admite que hay un exceso de celo con pasarle el balón a Messi en el Barça: "Es verdad que hay jugadores que piensan demasiado en conectar con él (Messi). Yo también lo haría. Messi ha resuelto el 90% de los partidos de este equipo. Siempre decía a todos mis jugadores:si el balón está en el pie de los buenos siempre tiene más posibilidades de que salga bien. Por eso lo buscan a él, sabes que va a pasar algo. Es normal esa dependencia. Prefiero que se la den a él. Estoy más tranquilo".

También niega una mala relación con los jugadores: "Es la primera noticia que tengo. Ahora mismo me entero. Ni lo sabía. ¿Ha salido eso? Ni lo sabía (si había salido en prensa). Vengo todos los días al vestuario, doy la mano a los jugadores y hay un clima extraordinario. Es verdad que hay cosas que a algunos les gustaría hacer de alguna manera. O cada uno ve el fútbol como lo ve. La relación que tengo y lo que veo en el vestuario no me preocupa en absoluto de nada. Estoy encantado con la actitud que tienen, con el compromiso que muestran, con las ganas de hacer bien las cosas que planteamos. Salen tantas cosas que… A muchos amigos les digo: ‘No me digáis nada, que no me mandéis nada…’ Vivo aislado.

También deja entrever que hay futbolistas que bajan su nivel en contextos complicados: "Como todo en la vida, el estado de ánimo influye. Nadie es rectilíneo. Hay situaciones que varían tu estado de ánimo. Cuando un futbolista está con un nivel de confianza alto, tiende a que todo le salga bien. Cuando desciende, ¿qué suele pasar? Salvo los que tienen una gran personalidad, algunos se esconden detrás de los rivales y no quieren el balón. Superar esos momentos no es fácil, hablamos de personas que sienten y padecen. Nadie quiere hacerlo mal, nadie quiere equivocarse. Pasa en el fútbol y en la vida. Controlar eso durante 90 minutos es muy difícil. A algunos les cuesta más que a otros que tienen más tablas".