REAL MADRID

Courtois se agiganta

Sostuvo al Madrid en el primer tiempo del Clásico con tres paradas y ha detenido 30 de los últimos 36 tiros que le han hecho en LaLiga.

Madrid
0

El Real Madrid decantó el Clásico a su favor en el segundo tiempo, pero lo empezó a ganar en el primero no perdiéndolo, gracias a un Thibaut Courtois inmenso que sostuvo a los suyos con tres paradas antes del descanso. Tres paradas de distinta graduación: primero, a un tiro centrado y raso de Messi; luego, mano salvadora a Arthur en un mano a mano; y finalmente, despeje a un voleón centrado de Messi, apareciendo a la espalda de Sergio Ramos. El plan blanco en el primer tiempo no salió como esperaba Zidane, pero Courtois evitó que la táctica de Setién tuviese igualmente efecto en el lado culé. No es un hecho menor: el Barcelona no se quedaba sin marcar en un Clásico liguero en el Bernabéu desde octubre de 2006 (2-0 con Capello en el banquillo, goles de Raúl y Van Nistelrooy).

El propio Zidane, poco dado a individualizar, no pudo evitarlo: "Hicimos dos goles pero sobre todo dejamos la portería a cero. Thibaut fue fundamental, sobre todo en el primer tiempo. No es sólo de esta noche, es desde hace bastante tiempo. No es que nos salve, sino que lo hace muy bien. Con su presencia bajo palos estamos todos más tranquilos. Como vimos hoy, que hizo tres grandes paradas que nos mantienen en el partido. Todos sabemos que esas paradas, en esos momentos, son importantísimas". El belga no suele tener reparos para loar su propio trabajo y en esta ocasión no fue diferente: "Defendimos bien y cuando hizo falta hice buenas paradas. A Arthur le achico bien y hago una gran parada con la mano. Y jugué bien con los pies, dando tranquilidad el equipo".

El mérito es doble, pues el Madrid ha logrado dejar a cero al Barcelona este curso; tampoco encajó goles en el Camp Nou, en el que el partido no pasó del empate sin goles. En el feudo culé, el Barça probó suerte dos veces y dos veces se encontró delante a Courtois, que tiene al Madrid como el equipo menos goleado de LaLiga: 17 goles encajados en 26 partidos. Courtois ha recibido 14 de esos 17 goles (los otros tres se los metieron a Areola) en 23 choques, lo que arroja un promedio de 0,61 goles por encuentro. Lidera la clasificación del Trofeo Zamora por encima de Oblak (el Atlético ha recibido dos goles más que el Madrid, 19 de 26 duelos): el esloveno lleva un promedio de 0,73 goles por partido, una distancia importante respecto al belga. No consigue el Madrid que un portero suyo sea Zamora desde la temporada 2007-08 (lo fue Iker Casillas); para el belga, si lo logra, sería el tercero tras los dos que se llevó con el Atlético de Madrid.

Para Courtois, todo cambió en Mallorca, en la novena jornada: hasta ese partido, incluido, Courtois encajó siete goles en siete partidos de LaLiga, transmitió inseguridad en varios momentos y tuvo que escuchar pitos en el Bernabéu. De hecho, en Son Moix encajó en el único tiro entre palos de los bermellones. Nada que ver con los últimos meses, en los que se ha agigantado, dejando atrás incluso momentos mejorables como el gol de Morales en el Ciutat de Valencia ante el Levante, en la pasada jornada. Ha detenido 30 de los últimos 36 disparos que le han hecho, el 83%. En total en este torneo doméstico, lleva 46 paradas en 60 disparos, el 77%. Números de portero de talla mundial en los que se apoya el Madrid para seguir aspirando al título.