REAL VALLADOLID

El Leganés estaba dispuesto a pagar 9 millones por Guardiola

La intención de los pepineros fue trasladada a los agentes del jugador, pero el Real Valladolid no llegó a recibir ninguna propuesta, aunque no estaba dispuesto a aceptarla.

El Leganés estaba dispuesto a pagar 9 millones por Guardiola
AMAIA ZABALO DIARIO AS

El debate sobre el rendimiento de los delanteros del Real Valladolid y más concretamente el de Sergi Guardiola reaparece cada encuentro en el que el punta participa poco o no marca. Sin embargo, el delantero no está teniendo un mal rendimiento en esta campaña. Esta temporada el ‘7’ ha jugado 25 partidos y lleva seis goles, marcando incluso en el Bernabéu, y siendo el máximo goleador del equipo. Esta facilidad para ver portería llamó la atención de algunos clubes en el pasado mercado de invierno que, sin embargo, no llegaron a buen puerto.

Una de las ofertas que tuvo y no prosperó fue la del Leganés. El equipo pepinero acababa de vender a En Nesiry y se puso en contacto con los representantes de Guardiola a los que le hicieron llegar el interés del ahora equipo de Javier Aguirre en firmarlo como sustituto del marroquí. Fuentes consultadas por AS aseguran que los pepineros estaban dispuestos a ofrecer al Real Valladolid entre ocho y nueve millones de euros por el delantero, pero ni el jugador ni sus representantes hicieron caso a dicho ofrecimiento al querer acaba la campaña como blanquivioleta y, también, por la mala clasificación de los madrileños cerrando casi de inmediato esa puerta. La oferta no llegó ni al Real Valladolid.

Hay que recordar que el murciano fue fichado en el mercado de invierno de la temporada 2018-19 por alrededor de tres millones al Córdoba en una operación complicada porque el jugador estaba cedido en el Getafe, que también cobró un millón, y en la que también entró Álvaro Aguado, por cerca de dos kilos, que pertenecía al conjunto andaluz. El punta resultó decisivo en la segunda vuelta de la campaña pasada, ya que, aunque sólo marcó tres goles, dos de ellos fueron claves como el segundo en Ipurua o el tanto de la salvación ante el Rayo Vallecano (1-2).

Sancionado. El jugador será una baja importante para el Real Valladolid en el partido de la próxima jornada ante el Athletic de Bilbao ya que vio la quinta tarjeta amarilla en Anoeta y será sancionado esta semana. De esta manera, se convertirá en el tercer jugador suspendido una jornada por acumulación de amarillas después de Joaquín y Rubén Alcaraz.