MIGRANTES DEL BALÓN

Diego Barrios: del paro a luchar por la liga armenia

El madrileño, que llegó a debutar en Primera con el Leganés, será el encargado de defender la portería del FC Lori, líder en Armenia.

0
diego barrios lori leganes armenia
FC Lori

Jon Ander Serantes, Alberto Brignoli, Iago Herrerín y Diego Barrios. Cuatro porteros defendieron la portería del Leganés en la temporada 2016/17, aunque solo uno de ellos recuerda con detalle todo lo vivido aquella tarde en Butarque. "Jugábamos a las 16:15 contra el Eibar y, como cualquier otro domingo, yo estaba en el banquillo. Pero expulsaron a Herrerín por derribar a Inui y me tocó salir. Fue uno de los días más felices de mi vida porque cumplí el sueño que tenía desde niño", recuerda Barrios, a quien la vida no ha sonreído desde entonces.

El guardameta madrileño rechazó continuar siendo el tercer portero del Leganés y se marchó al Sanse para tener minutos en Segunda División B. Después recaló en el filial del Valladolid y más tarde se quedó sin equipo. "Llegué a tocar el cielo, pero no me llegó la oportunidad que necesitaba en ese momento. Me vi obligado a entrenar en solitario para no perder la forma. Han sido meses muy duros, los peores de mi vida", revela un Diego Barrios que ya ve la luz al final del túnel.

Tras media temporada en el paro, entrenando con el Muleño, de Tercera División, y siguiendo los consejos nutricionales de su novia, Diego Barrios fichó por el FC Lori, actual líder de la Primera División armenia. Allí ha recuperado la sonrisa gracias, en parte, al gran recibimiento que ha tenido por parte del que será su nuevo técnico, el andaluz David Campaña, y su cuerpo técnico español. "La bienvenida ha sido espectacular y David me está dejando muy buenas sensaciones. Quiere iniciar el juego desde atrás, que el equipo disfrute siendo protagonista con balón, y son ideas con las que yo me siento identificado", analiza Barrios.

El madrileño llega a un equipo cuyos resultados están muy por encima de las expectativas. Sin embargo, "todos soñamos con quedar campeones". "Nadie esperaba que FC Lori fuera primero a estas alturas, pero cuando las cosas se hacen bien pasa esto. No es casualidad que estén ahí", analiza Barrios, a quien lo de ser portero le viene de familia: "Mi padre llegó a jugar en Tercera, pero nunca me dijo que tuviera que ser portero. Es más, decía que marcara goles, que los de arriba estaban mejor valorados".

Y así lo hizo. Comenzó su carrera como extremo. Goleador, además. Pero la portería tiene imán, y a los nueve años se enfundó unos guantes que no se ha querido quitar hasta ahora. Por el camino tuvo muchos mentores y uno de ellos fue José Bordalás, con quien completó su primer entrenamiento profesional cuando estaba en el Juvenil del Alcorcón: "Estar a sus órdenes fue una experiencia inolvidable. Me dio la oportunidad de entrenar con el primer equipo cuando solo era un crío cuyo sueño era llegar al fútbol profesional". Lo consiguió y ahora, cuatro años después de su debut en Primera, luchará por conquistar la liga armenia.