ATLÉTICO DE MADRID-GRANADA

1x1 del Atlético: regreso al unocerismo con Correa y Oblak

El equipo empezó bien, fuerte en la presión, pero se fue apagando y le costo generar ocasiones de peligro. Carrasco se reencontró con el Metropolitano.

Simeone utilizó el once que había probado en las últimas sesiones, con Vitolo y Correa en punta ante la racha de lesiones que tiene al equipo muy justo de efectivos, especialmente en ataque. Así, insistió en el 4-4-2, aunque con Llorente por la derecha de inicio. Buena presión de inicio, pero luego costó hilar jugadas y en la segunda parte acabó sufriendo por no saber cerrar el partido.

Oblak: Pasó la primera parte absolutamente tranquilo, sin más labor que algunos saques de puerta. Su primera intervención real fue en el 66’, cuando salió a atrapar un balón que podía haber sido peligroso. En el 72’ hizo su milagro habitual con un paradón a Soldado.

 Vrsaljko: Va cogiendo chispa y velocidad y se atrevió a medirse en carreras por la banda. Cómodo en defensa en sus duelos con Köybasi y Vadillo. Vio la amarilla en el 69’. Se le notó cómo acusó la fatiga en el tramo final perdiendo balones sencillos.

Savic: Muy solvente atrás, sin complicarse con la pelota junto a Hermoso, dupla poco habitual. Le tocó pelear unos cuantos balones aéreos, sobre todo en la última media hora.

Hermoso: Una de las novedades del once. Tuvo un duelo eléctrico con Soldado, que las pelea todas. Acabó pasando apuros. Con la pelota brilló menos que en otras ocasiones y, aunque dejó algunos buenos envíos en largo, también se metió en un par de líos.

Lodi: Uno de los destacados. Por su banda el Atleti encontró con frecuencia una salida. Ganó carreras, provocó una amarilla a Foulquier y sólo le faltó convertir sus ventajas en asistencias. En la segunda parte se le vio más fatigado y, aunque no pasó agobios, Simeone lo quitó en el 58’.

Saúl: Esta vez le tocó empezar en la izquierda, y combinó bien Lodi. De él, de sus manos concretamente, nació la jugada del 1-0, un saque de banda en el que estuvo muy vivo. Muy participativo y agresivo en la presión Cuando se fue Lodi le tocó volver al lateral, donde estuvo incómodo. Justo antes, en el 54’, rozó el 2-0 con una volea a bocajarro que salvó Aarón. En el 72’ hizo una buena ‘parada’ en la mejor ocasión visitante. En el 85' lanzó un libre directo muy cerca de la escuadra.

Thomas: Intenso en la presión, pecó de poca tensión con el balón en los pies. En el 8’ se lo rebañó Azeez en lo más parecido a una ocasión que tuvo el Granada antes del descanso. Como es habitual, por sus pies pasan todas las jugadas de los rojiblancos, pero le faltó brillo.

Llorente: Sorprendió su posición, caído hacia la banda derecha en el 4-4-2. Muy hábil para cortar balones en las intentonas del Granada, pero algo menos para trenzar jugadas por su banda. Mediado el primer tiempo pasó al medio.

Koke: Omnipresente y enérgico, incluso vio la amarilla por protestar. Formó tándem con Thomas, aunque era el encargado de lanzarse a la presión junto a los puntas. En el 6’ dio la asistencia del 1-0 a Correa. Terminó el primer tiempo en la derecha y, tras irse Lodi, se puso como segundo delantero acompañando a Carrasco. Sustituido en el 86'.

Correa: Casi el primer balón que tocó lo convirtió en el 1-0, definiendo con la derecha ante Aarón. Se encontró con frecuencia con Vitolo, pero les costó generar ocasiones claras. También peleó varios balones por alto, pero ahí tuvo las de perder casi siempre. Pidió un penalti por un golpe en la de Soldado. En la segunda parte generó una gran ocasión de Saúl. Luego se fue apagando según se le esfumaron las fuerzas.

Vitolo: Aunque jugó en la delantera, trató de buscar el contacto con los centrocampistas, recibiendo de espaldas. Dejó varias conducciones en diagonal buenas y un derechazo en el 17’ que salió rozando el poste. En el 27’ marcó, pero antes del mano a mano había arrancado en fuera de juego. En la segunda mitad, más hacia la izquierda, entró menos en juego, pero en verdad fue casi el único que desbordó.

Sustituciones de Simeone

Carrasco: Entró en el 58’ para reestrenarse en el Wanda Metropolitano. Se colocó en punta y pronto probó con un disparo fácil para Rui Silva. En el 84' se lanzó en una contra él solo hacia Aarón y provocó una falta en la frontal.

Lemar: Entró en el 86' por Koke y bajo una pitada. Se colocó en la izquierda.

Toni Moya: Entró en el 86' por Vitolo y se puso en el medio junto a Thomas.