FUENLABRADA

El Fuenlabrada blinda a Randy y señala su cláusula: 12 millones

Hasta ocho equipos entre España, Inglaterra y Portugal han preguntado por el francés. El Fuenla no quiere vender aleccionado por el recuerdo del adiós de Milla.

El Fuenlabrada blinda a Randy y señala su cláusula: 12 millones
EDUARDO CANDEL DIARIO AS

Randy Nteka, mediocampista francés de 22 años, es uno de los jugadores más llamativos del Fuenlabrada. Potente en su zancada, resolutivo en defensa y ataque, varios son los equipos de élite que se han fijado en él para el mercado invernal. Granada y Mallorca lo rondan. Otros dos Primera también habrían preguntado por su situación y en la Premier y Portugal ha despertado la curiosidad de otros cuatro equipos. Efervescencia a su alrededor ante la que el club azulón ha reaccionado, por ahora, con firmeza. En el Fernando Torres señalan a la cláusula del jugador (12 millones tras renovar en verano hasta 2023) y evitan cualquier tentación de negociar su salida.

Las fuentes consultadas por AS insisten, en todo caso, en que no hay ofertas por él. Al sur de Madrid se sabe del interés de estos equipos, pero aún no han pasado de los sondeos previos. Llegado el momento está por ver si estos potenciales pretendientes se animarán a hacer una oferta y su cuantía. Conociendo lo limitado del mercado invernal, está por ver que esa oferta llegase a ser realmente potente como para hacer dudar a los madrileños de su postura.

Recordemos que este verano, las dos ventas más caras en Segunda fueron las de Portu (del Girona a la Real Sociedad, 10 millones) y Ontiveros (del Málaga al Villarreal, 7,5 millones), ambas por debajo de los 12 millones de cláusula de Randy. Sería un bombazo que algún equipo estuviera dispuesto a pagar la totalidad de la libertad.

La lección del caso Milla

Los azulones se amparan en el precedente de Luis Milla para sostener su (por el momento) postura petrea. El ahora medio centro del Tenerife se marchó del Fuenla en enero de 2018 previo pago de su cláusula. La operación dejó 500.000 euros en las arcas del entonces conjunto de Segunda B, (un pastizal), pero también generó un gigantesco boquete que lastró al equipo el resto de la temporada.

Tanto es así, que lo que parecía un proyecto imparable, acabó sufriendo para meterse en play-off de ascenso previa destitución de Antonio Calderón. Con Eloy Jiménez ya en el banquillo, se cayó en las semifinales. El cambio de categoría se postergó un año.

Un mensaje ambicioso

Creen ahora al sur de la capital que, de dejar salir a Randy, de negociar su venta aunque fuera a cambio de una jugosa cantidad, el equipo también podría caerse como lo hizo aquél. Que una marcha tan trascendente afectaría a la perfecta maquinaria de Mere. Que sería incluso interpretado por la plantilla y por el entorno como un mensaje de carencia de ambición. No, el Fuenlabrada no quiere devaluar su plantilla ahora que se abre una ventana de traspasos.

Lo que anhela es mejorarla para mantener la velocidad de crucero que le ha hecho debutar en la categoría con aspiraciones de ascenso. Nadie en el Torres habla de subir a Primera… pero nadie lo descarta tampoco. De ahí que se haya lanzado a hacer un esfuerzo económico para apostar por fichajes ambiciosos como el de Caye Quintana, ariete del Cádiz fuertemente pretendido por los madrileños en forma de cesión.